Merkel, ″¿populista?″ | Alemania | DW | 20.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Merkel, "¿populista?"

La canciller alemana criticó las normas jubilatorias y de vacaciones en países altamente endeudados de la eurozona causando una ola de indignación. Entretanto, en Alemania se debate elevar la edad jubilatoria a 69 años.

Angela Merkel: El esfuerzo debe ser más parejo.

Angela Merkel: "El esfuerzo debe ser más parejo".


Las afirmaciones de la canciller alemana del martes, 17 de mayo de 2011, durante la fiesta de la CDU en la capital distrital de Meschede, desató la polémica. La oposición la acusa de populismo, y los medios de los países más endeudados de la eurozona se sienten maltratados por la caracterización estereotípica que dejó leer entre líneas la jefa del Gobierno alemán.

La frase de la discordia

Todo comenzó por lo que dijo Angela Merkel en relación con la crisis por endeudamiento que afecta a varios países de la eurozona. La jefa de Gobierno alemana señaló que la solución no pasa solamente por no endeudarse. “Se trata también de que en países como Grecia, España y Portugal la gente no se pueda jubilar antes que los alemanes, sino que el esfuerzo sea un poco más parejo.”

Una frase que desató las críticas de la oposición, que tachó a Angela Merkel de populista y de “atizar el resentimiento antieuropeo”, como dijo el presidente del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel. Y las cifras parecen confirmarlo, ya que la edad jubilatoria en Grecia, por ejemplo, es de 61,4 años, mientras los alemanes se jubilan, en promedio, a los 61,7 años. Y en España, los hombres inician la etapa jubilatoria a una media de 63,7 años, con lo cual queda demostrado que, en el caso de esos países, la canciller alemana debería revisar la lógica de su argumento. En el siguiente gráfico se pueden ver las edades jubilatorias por ley en Europa y las edades reales de jubilación en promedio.

Infografik Offizielles und Durchschnittliches Renteneintrittsalter SPA

El vocero interino del Gobierno alemán, Christoph Steegmans, justificó las afirmaciones de la canciller diciendo que no hablaba de “un caso o una idea en especial”, refiriéndose a una resolución del Consejo Europeo firmada a fines de marzo de 2011. Se trata, según Steegmans, de un catálogo de medidas en interés de la estabilidad de la eurozona y de la competitividad de todos los países, en especial de los más débiles.

En cuanto a las vacaciones, Angela Merkel dijo que “no podemos tener todos la misma moneda, pero los unos más vacaciones que los otros”, una frase que completa la apertura del debate acerca de unificación de beneficios y derechos laborales para todos los países de la eurozona, tema que, seguramente, dará que hablar en los próximos meses. El gráfico muestra los días de vacaciones por ley en algunos países de Europa y los días de vacaciones reales promedio.

Infografik Gesetzlicher Urlaubsanspruch und durchschnittliche Urlaubstage SPA

Indignación en Grecia: “injusta y arrogante”

“Deben renunciar a sus vacaciones”, advierte una Angela Merkel con gesto adusto en la primera página del periódico liberal griego Ta Nea. “El show de Merkel”, titula, por su parte, el jueves, el conservador “Eleftheros Typos”, cercano a la oposición, y explica la situación desde su punto de vista: “Merkel quiere menos días de vacaciones y menos días feriados para rescatar a Grecia, pero los alemanes trabajan menos que los griegos”.

Esa es una opinión muy común en Grecia, que probablemente se vea reforzada si los griegos se enteran de que en Alemania existe algo así como una “pausa al mediodía”, a veces de más de media hora. Algo inimaginable para los griegos, al menos en las empresas privadas.

Si bien es probable que el estereotipo del “holgazán sudeuropeo” provenga de la falta de competitividad económica de esos países, el cliché no tiene que ver únicamente con el rendimiento laboral, sino, y esto es decisivo, sobre todo con los costos de la mano de obra. Pero no se debe tratar de hacer política por medio de estereotipos, critican los griegos. Muchos de los comentarios en los medios se refieren a problemas políticos internos en el Gobierno alemán de coalición que, aparentemente, conducirían a errores de política exterior.

Los ciudadanos griegos interpretan la crítica de Alemania como injusta y hasta como una matonería verbal, ya que se vale del cliché del sudeuropeo poco afecto al trabajo. En tales ocasiones, los griegos sacan a relucir argumentos contrarios clásicos, como las indemnizaciones por los daños causados por la II Guerra Mundial, amén de mencionar casos de corrupción como el de Siemens.

“Crítica no corresponde con la realidad”

La reacción de los políticos opositores al Gobierno alemán de coalición no se hizo esperar. Según Sigmar Gabriel, jefe del SPD, Merkel está apostando al populismo y a crear animosidades en lugar de atenerse a los hechos. El presidente de Los Verdes, Cem Özdemir, alegó que la crítica de Merkel no corresponde a la realidad de países como Grecia y Portugal.

El líder del partido alemán La Izquierda, Klaus Ernst, dijo que “si la gente identifica a la Unión Europea con reducción de sueldos, encogimiento de rentas y jornadas laborales más extensas, entonces, el ideal europeo no tiene futuro”.

El ministro de Exteriores y socio liberal de coalición de Merkel, Guido Westerwelle, (FDP), apoyó a la canciller diciendo que es “inexplicable” que los alemanes deban trabajar hasta los 67 años y, al mismo tiempo, deban ayudar a países que “hasta ahora no han llevado a cabo reformas en cuanto a la edad jubilatoria”. De hecho, a partir de 2012, los trabajadores alemanes tendrán que seguir siendo activos, laboralmente hablando, para poder disfrutar de una jubilación plena. La reforma se aplicará escalonadamente, de modo tal que en 2029 la jubilación a partir de los 67 años tendrá validez para todos.

De acuerdo con la opinión del “consejo de sabios” del Gobierno alemán, los alemanes, en realidad, deberían trabajar hasta los 69 años, ya que la expectativa de vida aumenta cada vez más. En el informe que presentaron el 18 de mayo en Berlín, se indica que los jubilados de hoy cobran, en promedio, 18 años de renta, mientras en 1960 lo hacían sólo durante 10 años. Al respecto, el ministro alemán de Finanzas, Philipp Rösler (FDP), alabó las recomendaciones del consejo. La esperanza de vida aumenta, las personas están sanas durante más tiempo, un “regalo que debemos aprovechar para mantener en forma nuestro mercado laboral y nuestro sistema social”, dijo Rösler.

Autor: Marcel Fürstenau, Janis Papadimitriou/ Cristina Papaleo

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Publicidad