Mercosur-EU: Los europeos consumirán ahora el veneno que exportan | El Mundo | DW | 01.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Mercosur-EU: Los europeos consumirán ahora el veneno que exportan

Brasil espera nuevos mercados para soja, naranjas y carne de res. Las exportaciones del Mercosur hacia Europa pueden cerrar el círculo de la contaminación de alimentos con pesticidas.

El acuerdo entre UE y Mercosur no es necesariamente una buena noticia para los consumidores europeos, dice Larissa Mies Bombardi, de la Universidad de Sao Paulo. La geógrafa brasileña publicó recientemente un atlas de 290 páginas sobre el uso de pesticidas en Brasil. Las cifras son aterradoras, así como la posibilidad de que los consumidores de la UE reciban ahora en forma de alimentos los venenos que los consorcios químicos exportan a América Latina.

DW: ¿Cuál es la situación del uso de pesticidas en Brasil?

Larissa Mies Bombardi: Brasil y Estados Unidos son los países que más usan pesticidas en todo el mundo. Brasil consume alrededor de un millón de toneladas al año. Aquí hay 500 pesticidas permitidos, 150 de los cuales están prohibidos en la UE. El glifosato es el pesticida más vendido, pero en Brasil no se habla sobre sus peligros.

¿Cómo ha sido el uso de pesticidas a lo largo de los años?

El uso de pesticidas ha aumentado en un 150%, al igual que el número de intoxicaciones agudas por pesticidas.

¿Tiene que ver eso con la expansión de cultivos o las crecientes resistencias?

Especialmente con la expansión. Las áreas cultivadas penetran desde la sabana central más y más en el Amazonas. La superficie cultivada con soja casi se duplicó, de 18 millones de hectáreas en 2002 a 33 millones en 2015. Un estudio del INCA, el Instituto Nacional de Investigación del Cáncer, estima que cada brasileño ingiere, en promedio, 5 litros de pesticidas anualmente debido a los residuos en los alimentos.

Este cálculo no es mío. Pero sí he documentado que en el sur, donde se encuentran las grandes áreas agrícolas, se rocían entre 12 y 16 kg de pesticidas por hectárea. En  Europa 1 y en Bélgica hasta 2 kilos.

¿Por qué ese uso desmedido de pesticidas en Brasil?

El argumento oficial es que en los trópicos hay más plagas. Pero también se debe al modelo de agricultura industrial basado en ingeniería genética cuyas semillas son resistentes al glifosato. El 70% de los pesticidas se utilizan para la soja, el maíz y el azúcar modificados genéticamente. Estos son enormes monocultivos. El área en la que se cultiva la soja tiene cuatro veces la extensión de Portugal. Además, las autoridades no son muy estrictas con los niveles límite.

¿Qué tan contaminada está, por ejemplo, la soja de Brasil?

Mientras en la UE en la soja se permiten residuos de glifosato de 0,05 mg por kilo, en Brasil se permiten 10 mg por kilo, o sea 200 veces más. En el agua potable, Brasil permite 5.000 veces más glifosato que Europa.

¿No hay ninguna precaución en Brasil?

No. Una vez que se registra un plaguicida, la licencia nunca caduca ni se reevalúa periódicamente como en la UE. Los productores de soja dicen que el glifosato no es muy tóxico y mucho mejor que cualquier otra cosa. Eso es discutible. El glifosato se considera de baja toxicidad, pero solo a corto tiempo. No se tienen en cuenta los daños a largo plazo. La Organización Mundial de la Salud ha realizado estudios que concluyen que el glifosato puede ser cancerígeno.

¿Se descomponen los pesticidas en contacto con el agua?

No, los pesticidas no desaparecen, se almacenan en el suelo y en las aguas subterráneas, matando allí a los microorganismos.

¿Qué consecuencias tiene eso?

El suelo se está volviendo infértil, como descubrimos en los estudios de la universidad. La fertilidad del suelo no solo es un aporte de los minerales, sino también de microorganismos biológicos que aquí son eliminados por insecticidas y fungicidas.

¿Debemos temer que en 20 años los campos de soja estén convertidos en un desierto?

Así es, a medio plazo sí. Los estudios apuntan a esto.

¿Y qué tiene que ver eso con Europa?

Hay un círculo del envenenamiento. La mayoría de los pesticidas provienen de Estados Unidos y la UE. Los consorcios químicos como Monsanto, Bayer o Syngenta también exportan a terceros países pesticidas que están prohibidos en Europa. Aunque la mayor parte de los daños causados por estos pesticidas tienen lugar en Brasil, una parte regresa a Europa en los alimentos exportados.

(jov/er) 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda