México - Estados Unidos: “No hay quien detenga a los migrantes” | México en DW | DW | 11.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

México

México - Estados Unidos: “No hay quien detenga a los migrantes”

Detener el flujo de migrantes no es una tarea factible para México, en opinión del sacerdote Alejandro Solalinde, quien se muestra convencido de que Donald Trump seguirá presionando hasta los comicios estadounidenses.

Alivio en la bolsa y en el sector económico. El acuerdo sobre migración alcanzado con Estados Unidos evitó la aplicación de aranceles punitivos con que había amenazado el Gobierno de Donald Trump para el 10 de junio. Pero ¿qué impacto tendrá en la situación de los migrantes? El padre Alejandro Solalinde, fundador del Albergue de Migrantes Hermanos en el Camino, se muestra escéptico.

DW: ¿Cómo evalúa Ud. el acuerdo?

Alejandro Solalinde: Donald Trump es muy voluble. No hay que fiarse de sus amenazas ni de sus promesas, porque es una persona que cambia constantemente. Yo creo que fue, de momento, algo favorable para México en la economía, pero no tan favorable en cuanto a la migración. No se debió haber mezclado esos dos asuntos, la migración y el comercio. Pero se hizo. Afortunadamente se pudo detener el castigo arancelario del 5 por ciento, pero esto obligó a México a endurecer un poco su actitud ante los migrantes… Pero México no aceptó ser declarado tercer país seguro. Sin embargo, tuvo que aceptar el acuerdo del desplazamiento de la Guardia Nacional hacia la frontera sur, sobre todo, pero también a la frontera norte.

Usted trabaja directamente con migrantes en el albergue Hermanos en el Camino. ¿Cómo reaccionan estas personas?

En los albergues no tenemos tanto problema porque ya allí estamos regularizando a las personas. Los que tienen más problemas son los que están en camino. O los que no han logrado avanzar mucho de la frontera sur. Ahí hay 5 nuevos filtros que impiden a las personas migrantes pasar. Están revisando todo. Y es que es cierto que en estas últimas caravanas han venido también traficantes de personas, en muy poca proporción, pero también han venido pandilleros, que podrían afiliarse a los cárteles mexicanos, como el cártel de Sinaloa.

¿Y cómo evitar que pasen la frontera?

Es muy difícil. Ellos no se mezclan con el flujo migratorio, porque ahora el flujo migratorio tiene filtro. El crimen organizado se encarga de pasarlos clandestinamente. Ellos no van a necesitar ningún registro ni tampoco solicitar ninguna regularización, con el Instituto Nacional de Migración. Ellos pasan por otros lados.

Algunos han criticado el acuerdo con Trump, señalando que va a empeorar la situación de los migrantes, por ejemplo, porque muchos van a recurrir precisamente a traficantes de personas.

Al haber más filtros en la frontera sur, corren el riesgo de que cobren más los polleros, los traficantes. Y de que los lleven por lugares más riesgosos. Pero de que van a pasar, van a pasar.

¿Seguirá siendo entonces permeable la frontera con Guatemala?

La Guardia Nacional no va a ser capaz, ni aunque quiera, de detener todo el flujo en el sur. Hay que recordar que allí hay ríos, hay lagos, hay selvas. No hay manera de controlar la frontera sur. Hay forma de hacerlo en las ciudades, pero en la selva se puede pasar por donde quiera. El crimen organizado es tan sofisticado, que puede pasarlos yo creo que hasta con submarinos.

¿No se desanima entretanto la gente en su afán de llegar a Estados Unidos?

No. Los migrantes tienen un chip. Y ese chip es ir al norte. Es cierto que ahora algunos de ellos, como ven difícil poder cruzar, están haciéndose a la idea de que pueden quedarse en México un tiempo, pero después lo van a intentar una y otra vez hasta que lo logren.

Alejandro Solalinde Mexiko (AP)

Alejandro Solalinde (foto de archivo).

En el acuerdo con EE.UU. se estableció que en 45 días comenzaría la evaluación de las medidas. ¿Cree que se note un efecto?

Claro que no. Es curioso que el gobierno de México y el Gobierno de Estados Unidos estén haciendo tratos, planes y acuerdos sobre migrantes, sin tomar en cuenta a los migrantes. Los migrantes se van a reír de los dos. Van a seguir pasando. No hay quien detenga a los migrantes. Los podrán detener en algún lugar y regresarlos, pero van a volver a pasar. Y quien tiene la autoridad y el poder para decir quién pasa y quién no, en las dos fronteras, no son los gobiernos de Estados Unidos y de México, sino el crimen organizado. Ellos son los que controlan las fronteras. Así de fácil.

Entonces, usted no vislumbra perspectivas de que este acuerdo surta el efecto buscado.

No, yo veo un callejón sin salida. Y esto, el Gobierno de México lo tiene que entender: Donald Trump no lo va a dejar de presionar hasta que gane o pierda las elecciones.

¿Qué posibilidades ve usted de que con este nuevo acuerdo, que también contempla asistencia económica, se logre al menos mejorar algo las condiciones en América Central?

Yo creo que esto es lo más seguro de todo el acuerdo. Le costó a México 8 horas convencer a Estados Unidos en esa mesa de negociaciones de que la verdadera solución, aunque a mediano y largo plazo, es el desarrollo de América Central. Ese es el camino correcto. Pero requiere tiempo y requiere financiamiento.

(cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda