Médicos cubanos en Calabria: ¿debe Bruselas intervenir? | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 18.11.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Médicos cubanos en Calabria: ¿debe Bruselas intervenir?

Una misión de médicos cubanos va a comenzar a trabajar en Calabria, pero ¿rigen para ellos las normativas europeas?

Una niña siendo vacunada

Llegaron en la pandemia, pero su trabajo dejó buen sabor de boca: los médicos cubanos vuelven a Italia.

"El Estado italiano está incumpliendo palmariamente normativas europeas al permitir que trabajen en su territorio supuestos profesionales de la medicina provenientes de Cuba, sin tener sus títulos convalidados”, dijo a DW Javier Nart, vicepresidente de la Delegación para las relaciones con los países de América Central.

En la Eurocámara se discutió esta semana acerca de las dudas que levanta el pronto arribo de 50 profesionales médicos cubanos a la región de Calabria.

Este medio centenar de profesionales cubanos son los primeros de 497, quienes, bajo contrato hecho entre los Servicios Médicos Cubanos y la presidencia de la región de Calabria, van a trabajar en el sur de Italia por tres años.

No siempre misiones humanitarias

Después de que, en plena pandemia, La Habana pusiese a disposición de Italia una brigada de 36 médicos, 15 enfermeras y 1 administrador  -con costos asumidos por el Gobierno cubano, según información de prensa-, el contento con la buena labor de los médicos cubanos y la persistente penuria de personal médico en esa región italiana llevó a la contratación del personal cubano.

Pero, "¿por qué llamar misión humanitaria a lo que no es más que un negocio?”, plantea Nart, eurodiputado por España, del bloque liberal en la Eurocámara.

Si durante la pandemia se trató de una acción de solidaridad, el actual despliegue médico cubano responde al sistema cubano de prestación internacional de servicios médicos, en régimen comercial.  

En este debate, desde el Servicio Europeo de Acción Exterior se dejó claro que el sistema de las misiones cubanas no concuerda con la definición de asistencia humanitaria que se maneja internacionalmente. Esta engloba operaciones de asistencia, socorro y protección destinadas a salvar y preservar vidas.

No obstante, "desde 1959, Cuba ha puesto a disposición personal de asistencia en 40 países del mundo", recuerda a DW Tilly Metz, presidenta de la Delegación para las relaciones con los países de América Central.

Como fuere, mucho indica que la misión médica cubana a Calabria constaría de médicos que se integran en un mercado laboral en el extranjero. A este respecto, "el hecho de que un país diga que puede ejercer como médico una persona que no tiene su título convalidado, es un delito contra la salud pública. En España lo es y en Italia será semejante”, plantea Nart.

Condiciones laborales

Cabe recordar que, según la legislación europea, las administraciones de los países miembros de la UE son "responsables de sus sistemas educativos y son libres de aplicar sus propias normas, que, entre otras, contemplan el reconocimiento o no de los títulos obtenidos en el extranjero". En esa medida, ¿la Comisión Europea no tendría mandato para intervenir y asegurar que la brigada cubana cumple con los estándares europeos?

"La Unión Europea debe intervenir y examinar cómo se están respetando legislaciones en el caso de los médicos cubanos en Calabria y tomar acción, pues hay numerosa legislación comunitaria, no solo la local cubana, que se está violando”, dice a DW Javier Larrondo, presidente de Prisoners Defenders.

"Trabajo esclavo"

Según esta organización, las condiciones laborales de estos equipos deberían mover a la Comisión Europea a actuar.

Prisoners Defenders lo cataloga de "trabajo esclavo": el retiro de pasaportes y títulos al llegar a su destino, la imposibilidad de homologarlos en otros países, la condición de retornar imperativamente a Cuba después de la misión y, en su defecto, la prohibición de volver a la isla y a sus familias por ocho años, son material de informes de Human Rights Watch, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas. También de dos resoluciones del Parlamento Europeo.

Aunque está por verse si aplica denominar a las condiciones laborales de las misiones cubanas  "esclavitud” -optar por esas misiones sigue siendo voluntario, aducen otras organizaciones-, según Nart, "es un escándalo que un estado miembro, Italia, pague 4700 euros por cada profesional y que, de eso, solo 1200 se abone a los médicos”.

Aunque Cuba argumenta que el monto que no le entregan a cada profesional se reinvierte en el sistema de salud del país, Nart, abogado criminalista, afirma: "la Organización Internacional del Trabajo, en sus normas, tiene esto expresamente prohibido. Lo vamos a estudiar, pero puedo asegurar que el Gobierno regional de Calabria va a tener intensos dolores de cabeza”.

Así las cosas, y recordando la importancia de la asistencia cubana en Honduras, Guatemala y Haití, Metz afirma que celebraría que, ahora que un Estado de la UE está involucrado, "se haga un estudio independiente, que reconozca los casos de asistencia humanitaria, y detecte objetivamente lo que hay que mejorar". (ms) 

 

DW recomienda