Lula libre: ¿y ahora qué? | Brasil en DW | DW | 11.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Brasil

Lula libre: ¿y ahora qué?

En su primer discurso, tras ser liberado, el expresidente brasileño Lula da Silva atacó frontalmente al actual Gobierno de Jair Bolsonaro. ¿Qué significa para Brasil, a largo plazo, la vuelta del carismático político?

Lula tras ser liberado, en São Bernardo do Campo, donde dio un discurso antes miles de seguidores (9.11.2019).

Lula tras ser liberado, en São Bernardo do Campo, donde dio un discurso antes miles de seguidores (9.11.2019).

El día de su liberación, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva volvió a hablar ante miles de sus seguidores en São Bernardo do Campo, la ciudad que lo vio nacer como líder político. Después de 580 días en prisión, le "picaba la lengua”, admitió el fundador del Partido de los Trabajadores de Brasil (PT), de 74 años.

En su discurso, acusó a su archienemigo político, el presidente ultraderechista de Brasil, Jair Bolsonaro, de estar vinculado a las milicias paramilitares: "Fue elegido para gobernar al pueblo brasileño, y no para las milicias de Río de Janeiro". Además, le anunció al actual Gobierno: "Les quiero decir que he vuelto".

Lula, que fue condenado en segunda instancia a 8 años y 10 meses de cárcel por corrupción y lavado de dinero, y que estaba en prisión desde abril de 2018, pudo salir en libertad gracias a un polémico veredicto del Tribunal Supremo de Brasil. Según este, un condenado solo puede ingresar en prisión si se han agotado todos los recursos posibles ante la ley. En julio de 2017, el juez Sérgio Moro determinó, en el marco de la operación Lava Jato, que Lula fue el responsable de una trama para conceder a la constructora estatal OAS contratos millonarios del Gobierno, y recibió a cambio un apartamento en la playa.

El veredicto impidió que ganara las elecciones en octubre de 2018, abriéndole la puerta del palacio presidencial a Bolsonaro. Ahora, nuevamente libre, Lula parece ser el único político de oposición que se anima a criticar de manera frontal a Bolsonaro. En los diez meses de Gobierno de Bolsonaro no se escucharon voces críticas de la oposición.

Ver el video 01:23

Lula anuncia que reactivará a la izquierda

Discurso de confrontación

"Fue un discurso duro", opina el politólogo Marco Aurélio Nogueira en entrevista con DW. "A Lula le queda claro que no hay otro camino que radicalizar su discurso. Al menos, no en este momento, ya que tiene que volver a conquistar su territorio", explica. Después de un año y medio de abstinencia política, Lula debe demostrar que volvió al ruedo, dice el experto.

De cualquier modo, el otrora líder sindical  tiene cualidades bien claras, subraya, por su parte, el politólogo Ricardo Ismael: "Lula es un líder como ninguno en la izquierda (brasileña). Sobre todo, porque ya fue presidente, y mucha gente recuerda las cosas buenas que hizo. Y el lugar de un líder de oposición contra Bolsonaro estuvo vacío hasta ahora", señala a DW .

Por el momento, el presidente Bolsonaro se mantuvo notablemente reservado. El sábado, reaccionó al discurso de Lula por Twitter: "Amantes de la libertad y del bien, somos la mayoría. No podemos cometer errores. (…) No le den municiones al canalla, que está libre momentáneamente, pero cargado de culpa". El ministro de Justicia, Sérgio Moro, se expresó en el mismo tono y también por Twitter.

De cara a los comicios municipales

Según Nogueira, Bolsonaro y su círculo pueden darse el lujo de esperar. "Quieren analizar primero qué tono utiliza Lula a largo plazo: ¿será con los ojos inyectados de sangre, o con paz y amor? ¿Cómo repercutirá dentro del PT y de la izquierda? Además, deben encontrar el flanco por el cual atacar a Lula", evalúa.

Para Ricardo Ismael, está claro que Lula tiene que buscar la confrontación. Su estrategia "es desafiar a Bolsonaro y a Moro. Quiere polemizar, y quiere un duelo para ganar más lugar en los medios", indica el experto. Mientras, Bolsonaro y Moro, evitan mostrar sus cartas y ganan tiempo: "todavía no se sabe cuál será la estrategia electoral de Lula para 2020", explica.

Y es que el año que viene habrá comicios municipales en Brasil, una prueba importante para el Gobierno y para la oposición. Pero aún no está claro si la izquierda se agrupará contra Bolsonaro.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reacciona con cautela al discurso de Lula. (11.11.2019).

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reacciona con cautela al discurso de Lula. (11.11.2019).

Otros juicios pendientes

El PT no sabe, por el momento, qué rol podrá jugar Lula en los próximos meses. El veredicto en el caso del apartamento podría ser revisado en el interín por el Tribunal Supremo de Brasil. De ser así, Lula podría volver a prisión en un régimen de semilibertad, lo cual le impediría llevar a cabo una campaña electoral intensiva. Además, ya fue condenado en un proceso que llegará a la instancia de apelación el 27 de noviembre. Y lo esperan otros siete juicios pendientes.

Así las cosas, Lula aún cae bajo la ley de "Ficha Limpa” (chaleco limpio), que él mismo firmó en 2010, cuando era presidente, según la cual los políticos condenados en segunda instancia no pueden presentarse como candidatos durante ocho años. Sin embargo, expertos consideran que tiene buenas posibilidades de que la corte suprema anule su condena en el caso del apartamento. El motivo: informaciones reveladas por la prensa probarían la parcialidad del juez Sérgio Moro, quien habría acordado acciones con el fiscal del caso.

"Su imagen se dañó mucho"

Les quiero decir que he vuelto, dijo Lula, dirigiéndose al gobierno de Bolsonaro. (9.11.2019).

"Les quiero decir que he vuelto", dijo Lula, dirigiéndose al gobierno de Bolsonaro.

Ya en las elecciones del 2018 se vislumbró que Lula ha dejado de unir a la izquierda en Brasil, para la que el expresidente resulta más bien un dolor de cabeza. "Claro que Lula cuenta con mucho prestigio, pero su imagen se dañó mucho", insiste Ismael. "Incluso si no tuviera que ir más a la cárcel, es un hombre que ha sido condenado".

Así que, según el experto, Lula debería hablar también sobre sus propios errores: tematizar, por fin, los errores que cometió durante los 13 años de gobierno del PT (2003-2016), sobre todo, con miras a las elecciones generales de 2022. "Lula tiene que buscar ahora un discurso nuevo, no puede seguir callando acerca de toda esa corrupción. En los años 90, el PT y Lula se habían puesto como objetivo luchar contra la corrupción. Pero todavía no se sabe cómo será su nuevo discurso para 2022", añade el politólogo.

Para Marco Aurélio Nogueira, aún no es seguro que los brasileños quieran una nueva versión de la polarización Lula-Bolsonaro, y tal vez busquen alternativas fuera de esa contienda. "La polarización entre Lula y Bolsonaro va a volver, pero quizás ya no funcione como el año pasado", prevé. Y concluye: "Tal vez veamos una lucha entre tres, o incluso entre cuatro grupos diferentes. Pero quizás eso sea solo una visión optimista de mi parte".

(cp/rml)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema