Los Juicios de Núremberg | Alemania | DW | 20.11.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Los Juicios de Núremberg

En los Juicios de Núremberg se responsabilizó por primera vez personalmente a políticos y militares de guerras de agresión y genocidio, sentándose las bases para el derecho penal internacional de hoy.

El banquillo de los acusados: (de izq. a der.): Hermann Göring, Rudolf Hess, Joachim von Ribbentrop, Wilhelm Keitel; atrás (de izq. a der.): Karl Dönitz, Erich Raeder, Baldur von Schirach, Fritz Sauckel.

El banquillo de los acusados: (de izq. a der.): Hermann Göring, Rudolf Hess, Joachim von Ribbentrop, Wilhelm Keitel; atrás (de izq. a der.): Karl Dönitz, Erich Raeder, Baldur von Schirach, Fritz Sauckel.


Luego de 1945 llevó mucho tiempo hasta que el mundo retomara el ejemplo de Núremberg. La culpa la tuvo la Guerra Fría, que congeló también la persecución penal internacional. En 2003 finalmente fue creada la Corte Penal Internacional, con sede en La Haya. Los agresores y genocidas de este mundo ya no están más seguros, se encuentren donde se encuentren. Núremberg fue el primer antecedente.

Intento de huida con 17 camiones

Ya durante la guerra los Aliados habían decidido llevar a los nazis ante los tribunales. Pero Hitler, Himmler y Goebbels rehúsan rendir cuentas de sus responsabilidades, suicidándose. Saben cuán enorme y monstruosa era su culpa. Hermann Göring, por el contrario, es detenido por las FFAA estadounidenses en Kitzbühl, cuando huye con su familia en un convoy compuesto por 17 camiones rebosantes de equipaje.

Göring –ex ministro de Aviación y segundo hombre en el Estado, después de Hitler– es el más alto representante del régimen criminal que toma asiento en el banquillo de los acusados, cuando el juez soviético Nikitshenko abre el proceso el 20 de noviembre de 1945.

Nürnberger Kriegsverbrecher Prozess

El Fiscal Jefe norteamericano, Robert Jackson, se dirige al Tribunal.

El juicio tiene lugar en Núremberg, la ciudad de los congresos del Partido Nazi. Los acusados son 21 hombres: "Hermann Wilhelm Göring, Rudolf Hess, Joachim von Ribbentrop, Robert Ley, Wilhelm Keitel, Ernst Kaltenbrunner, Alfred Rosenberg,…", así comienza la lista del Primer Fiscal, el estadounidense Robert Jackson

La acusación

El acta de acusación contiene los siguientes puntos:

Delitos contra la paz: planificación, preparación, inicio y realización de una guerra de agresión.

Delitos de guerra: violación de las leyes y usos de guerra, abarcando asesinato, torturas, esclavización de población civil, asesinato y torturas a prisioneros de guerra, asesinato de rehenes, robo de bies públicos y privados, destrucción de poblaciones no justificadas desde el punto de vista militar

Delitos de lesa humanidad: asesinato, genocidio, esclavización, expulsión de población; persecución por motivos políticos, racistas o religiosos.

Los líderes, organizadores, instigadores y participantes en la ejecución de planes o la conspiración para llevar a cabo esos crímenes son hechos responsables personalmente de todos los actos llevados a cabo por los autores materiales de esos delitos.

El juicio y las condenas

Nueve meses después, el 1 de octubre de 1946, después de un juicio llevado a cabo de acuerdo con los estándares de derecho usuales, se da a conocer el fallo: en doce casos se aplica la pena de muerte (Göring, Ribbentrop, Keitel, Kaltenbrunner, Rosenberg, Frick, Frank, Streicher, Sauckel, Jodl, Seyss-Inquart y Martin Bormann, este último en ausencia), en tres casos la cadena perpetua (Hess, Funk y Raeder), en cuatro casos penas de prisión prolongadas (Schirach y Speer 20 años, Neurath 15 años y Dönitz 10 años) y en tres casos, la absolución (Schacht, Papen y Fritzsche), a pesar del voto disidente del fiscal jefe soviético.

Sólo el proceso principal llevó 218 días. Las actas llenan 16.000 páginas. La acusación presentó 2360 documentos; la defensa, 2700. El tribunal oyó a 240 testigos y verificó 300.000 declaraciones juradas. El proceso fue realizado en cuatro idiomas: inglés, francés, ruso y alemán.

Después del proceso principal a los criminales de guerra tienen lugar 12 procesos subsiguientes. El último fallo se da a conocer el 11 de abril de 1949. Los Juicios de Núremberg se habían transformado ya para entonces en un hito en la historia del derecho internacional. Se habían transformado en una detallada descripción de los crímenes y monstruosidades del régimen nazi.

DW recomienda