Los distintos frentes en la guerra civil siria | El Mundo | DW | 09.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Los distintos frentes en la guerra civil siria

Las tropas fieles al Gobierno de Bashar Al Assad obtuvieron una victoria estratégica al recuperar el control sobre la ciudad siria de Kusair, pero los analistas dudan que éstas puedan avanzar hacia el norte.

Quien quiera que se halle recorriendo el territorio sirio tendrá que pasar, tarde o temprano, por Kusair. Esta ciudad está en el corazón de Siria, a medio camino entre Damasco y Alepo. No hay manera de viajar desde la costa hacia el interior sin toparse con Kusair. Esa centralidad ha sido una maldición para sus habitantes desde que empezó la guerra civil. Los rebeldes tomaron la ciudad a principios de 2012 para restringir el acceso de Bashar Al Assad y sus tropas al resto del país.

El líder sirio emprendió una contraofensiva en mayo de 2013, sitió la ciudad durante tres semanas, la atacó sin contemplación y, la semana pasada, obtuvo el control sobre lo que queda de ella con ayuda de las milicias del Hezbolá. De sus 30.000 habitantes sólo quedan 5.000. En un estudio reciente sobre el aspecto geoestratégico de la guerra civil siria, el think tank turco EDAM sostenía que la batalla por Kusair explica muy bien el núcleo del conflicto armado en Siria.

“Es una pelea por las líneas de transporte, las comunicaciones y las autopistas”, rezaba una frase clave del análisis del EDAM. Kusair conecta a Damasco con la línea costera de Siria, en donde están asentados muchos miembros de la comunidad alauita, a la que pertenece Assad. Si el régimen de Assad llega a caer, lo más probable es que el mandatario huya hacia los pueblos costeros de Siria. De ahí que haber recuperado el control sobre Kusair sea una victoria estretágica para Assad.

Conflicto sirio, una pelea por las líneas de transporte, las comunicaciones y las autopistas”.

Conflicto sirio, "una pelea por las líneas de transporte, las comunicaciones y las autopistas”.

Final incierto

No obstante, Volker Perthes, del Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad, señala que es difícil saber si un triunfo puntual como el de Kusair será decisivo para la contienda interna que tiene lugar. “Puede que los rebeldes no logren ganar la guerra tan rápidamente como se pensaba, pero, al mismo tiempo, el régimen de Assad no ha sido capaz de recuperar grandes áreas en el norte y el noreste del país”, observa Perthes.

Y aunque Assad tiene en sus manos las urbes más grandes, las ciudades del norte son importantes porque es allí donde los rebeldes son más fuertes: en los poblados de la provincia de Itib, en partes de Alepo y en las ciudadelas rurales que conducen hacia la frontera de Siria con Turquía. David Butter, de Chatham House –también conocido como el Instituto Real de Asuntos Internacionales de Londres–, dice que, aunque el oficialismo parece estar ganando terreno de nuevo, tienen muchos factores en contra.

Butter no cree probable que Assad recupere el control sobre todo el territorio sirio porque ha perdido la confianza de la mayoría de la población. Por otro lado, Damasco depende del apoyo de Moscú y Teherán para mantenerse a flote. “Y eso le cuesta a Rusia su credibilidad diplomática en la arena internacional”, sostiene Butter, agregando que Irán, por su parte, invierte inmensas cantidades de dinero en el respaldo que le ofrece a Assad.

Autor: Kersten Knipp / Evan Romero-Castillo

Editora: Cristina Papaleo

DW recomienda