Liberaron en Perú a líder de protestas que dejaron cuatro muertos | América Latina | DW | 05.07.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Liberaron en Perú a líder de protestas que dejaron cuatro muertos

El sacerdote suspendido Marco Arana, uno de los líderes de las protestas contra el proyecto minero Conga, que dejaron cuatro muertos en Cajamarca, fue liberado en Perú.


El sacerdote suspendido Marco Arana, uno de líderes de las protestas contra el proyecto minero Conga que dejaron cuatro muertos en el departamento norteño peruano de Cajamarca, fue liberado hoy, tras pernoctar en una comisaría, aunque tendrá que afrontar un proceso por supuesta incitación a la violencia.

La abogada de Arana, Mirtha Vásquez, ratificó en la denuncia de que el líder del partido de izquierda ecologista Tierra y Libertad (Tyl), fue golpeado por los policías dentro de la comisaría, algo que ya había sido afirmado por el propio cura a través de twitter. La noche del miércoles, el director de la Policía, el general Raúl Salazar, confirmó la muerte de un civil en la provincia de Hualgayoc, después de que el martes perecieran otros tres campesinos en el departamento de Celendín.

Salazar confirmó también que fueron rescatados 25 policías que estuvieron rodeados por cientos de manifestantes, algunos de ellos supuestamente con arma de fuego, en una comisaría de Hualgayoc. Amplios sectores de Cajamarca, departamento andino-selvático de 1,4 millones de habitantes, protestan desde hace más de un mes contra Conga, proyecto aurífero del que es accionista mayoritario la minera estadounidense Newmont, por los supuestos daños ecológicos que causará en el sistema hídrico.

Protestas contra la mina Conga, en Cajamarca.

Protestas contra la mina Conga, en Cajamarca.

El gobierno central, que apoya el proyecto y anuncia que hará lo necesario para que se ejecute, afirma que la empresa Yanacocha, cuyo accionista minoritario es la poderosa minera peruana Buenaventura, se ha comprometido a no causar tales daños. Para el gobierno del presidente Ollanta Humala, la población es movilizada por líderes ultraizquierdistas que toman el ambientalismo como pretexto para generar caos y desestabilización, entre ellos el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, y Arana.

Arana, de 49 años y suspendido de la Iglesia por participar en política, fue detenido el martes en una plaza de la ciudad de Cajamarca, homónima capital departamental, cuando, según mostraron cámaras de televisión, estaba solo y en actitud pacífica. La detención se fundamentó en que tres provincias cajamarquinas, Cajamarca, Celendín y Hualgayoc, están bajo estado de emergencia

desde el martes y durante un mes, lo que deja suspendidos derechos y permite que las personas puedan ser apresadas aunque no tengan orden de captura ni sean sorprendidas in fraganti. Arana, dijo Vásquez, tendrá que afrontar el juicio en la ciudad de Chiclayo, fuera de su departamento. El caso es parecido al del alcalde de la provincia de Espinar, Óscar Mollohuanca, también de TyL, que fue detenido y enfrenta ahora en libertad un proceso en la ciudad de Ica, fuera de su departamento de Cusco.

La izquierda acusa a Humala de criminalizar las protestas, negarse al diálogo y estar al servicio de grandes intereses económicos. El gobierno sostiene que son los líderes de las movilizaciones los que se muestran intolerantes y defienden ideologías "trasnochadas". Algunos analistas creen que la perturbación en Cajamarca puede extenderse por un tiempo más, pues los sectores que se oponen a Conga pretenden seguir la lucha. El proyecto tendrá una inversión de cerca de 4,8 millones de dólares y, según el gobierno central, generará progreso y atraerá más inversión.

Fuente: dpa
Editora: Cristina Papaleo

DW recomienda