“Preocupa que Paraguay haga escuela” | América Latina | DW | 27.06.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

“Preocupa que Paraguay haga escuela”

La destitución de Fernando Lugo de la presidencia en Paraguay, es considerada como “un golpe fuerte a una opción democrática y justa”, según una experta alemana. Los ojos del mundo están puestos en el Mercosur y Unasur.

Aunque tardíamente, también las capitales europeas muestran preocupación ante la repentina destitución del presidente Fernando Lugo. En Madrid, el ministro del Exterior José Manuel García-Margallo pidió explicaciones al embajador de Paraguay y dijo que a España “le preocupa enormemente la constitucionalidad democrática en Paraguay”, en Berlín, el ministerio del Exterior destacó que “toda la Unión Europea observa con preocupación el desarrollo de los acontecimientos”.

“Para Paraguay y para la región es un golpe fuerte a una opción democrática y una opción más justa que se está perdiendo”, afirma Dörte Wollrad, responsable para América Latina y el Caribe de la Fundación Friedrich Ebert, cercana al Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), en conversación con DW.

Más que su destitución, que se rumoraba prácticamente desde que asumió el cargo, lo sorprendente para la analista alemana fue la llegada de Fernando Lugo a la presidencia de Paraguay en agosto de 2008.

Fernando Lugo Präsident Paraguay zu Besuch in Berlin

Fernando Lugo y Angela Merkel durante la visita del presidente paraguayo a Berlín, en mayo de 2011.

La llegada de Lugo fue un milagro

“Desde el inicio de su mandato percibimos los problemas que enfrentaba al poner fin a 61 años de dominio del conservador Partido Colorado, incluyendo la dictadura del general Stroessner. Su llegada a la presidencia generó una tremenda expectativa por parte de la población excluida y pobre en un país en donde hay una tremenda desigualdad en la concentración de tierra y de patrimonio”, afirma.

El llamado “cura de los pobres” llegó a la presidencia con el 40.8% de los votos y con una débil coalición integrada por una mayoría de miembros del Partido Liberal Radical Auténtico, una fuerza conservadora que se oponía al coloradismo y el Frente Guasú (FG), un conjunto de partidos de izquierda con poca base electoral.

Wollrad destaca que Lugo nunca tuvo realmente “poder” al no contar con una mayoría en ninguna de las dos cámaras. “De todo lo que se había anunciado en su programa de Gobierno se pudo realizar poco dada la negociación interna de la alianza y la oposición del Partido Colorado que trataba de sabotear y de dañar de manera sistemática la gestión e imagen del gobierno”, afirma.

El “libelo acusatorio” con el que la cámara de Diputados realizó un juicio político a Lugo alegando “mal desempeño de sus funciones”, describe los acontecimientos en la comunidad de Curuguaty, donde murieron 17 personas en un enfrentamiento entre miembros del movimiento “sin tierra” y fuerzas del orden. “Según nuestros observadores en la región hubo testimonios muy diferentes, desde quienes afirman que los que abrieron fuego fueron paramilitares, hasta quienes aseguran que todo estaba planeado de antemano”.

Cristina Fernandez de Kirchner und Fernando Lugo ARCHIVBILD

Cristina Fernández y Fernando Lugo.

Carta Democrática del Mercosur

Pero más allá del sinnúmero de acusaciones que figuran en el documento en su contra, lo que llama la atención a la analista alemana es que acusen a Lugo de haber firmado en el 2011 el Protocolo de Ushauaia, la Carta Democrática del Mercosur, en la que los países miembros del bloque sudamericano se comprometen a excluir de la membresía a cualquier sistema dictatorial o autoritario.

“Esa lectura preocupa y también explica la rápida y oportuna reacción de los otros países del Mercosur y del Unasur, que no reconocen el gobierno de Federico Franco”, explica la experta alemana.

Wollrad destaca los logros de la gestión de Lugo en condiciones políticas adversas. “Paraguay manejó muy bien la crisis económica, registró un crecimiento económico fabuloso, de exportaciones, no tiene una gran deuda, un servicio de salud gratuito para toda la población, eso ya es un pequeño milagro considerando los 61 años del régimen anterior. Podría decirse que la administración de Lugo fue exitosa, aunque no pudo realizar uno de sus proyectos clave, que era una reforma agraria”.

Wollrad destaca la enorme desigualdad en la concentración de la tierra en Paraguay, que ha convertido al país en líder a nivel mundial. “Un 80% de la tierra fértil está en manos de un 2% de la población. Considerando los aumentos de las exportaciones agrícolas y de los precios de materias primas, la posesión de tierras es un bien precioso que explica que la toma de tierras y la matanza de Curuguaty, sea el detonante de este juicio político”.

Franco: aislamiento internacional

Federico Franco, vicepresidente bajo la administración de Lugo, se enfrenta a un aislamiento internacional. “La actual alianza de Lugo estaba rota y Federico Franco desde el inicio del mandato decía estar preparado para asumir el cargo de presidente, dejando entrever que si Lugo iba demasiado lejos podría recurrirse a esta vía Constitucional para destituirlo”. La experta añade que a esto se sumó al fuerte lobby de los terratenientes temerosos ante las crecientes protestas de los “sin tierra” y pequeños campesinos frustrados de que no se hubiera logrado una reforma agraria. “Yo creo que Lugo estaba tratando de fomentar un diálogo en un país en donde no hay una cultura política para ello”.

El Mercosur reaccionó excluyendo a Paraguay del bloque. Este viernes, la ciudad argentina de Mendoza será la sede de la XLIII Cumbre del Mercosur y de una reunión extraordinaria de la Unasur, convocada tras la destitución del presidente paraguayo.

Será la primera vez que el bloque sesione sin uno de sus miembros y se espera que el resto de los Estados miembro, Argentina, Brasil y Uruguay, así como los asociados, Venezuela, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, adopten medidas. “Los países democráticos, y ahí no estoy hablando de izquierda o de derecha, porque desde Piñera hasta Santos, todos tienen una gran preocupación por que lo ocurrido en Paraguay haga escuela. La misma región tiene una imagen que defender”, concluye.

Autora: Eva Usi

Editor: Enrique López

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema