Las ″madonnas″ de Rafael se dan cita en Berlín | Cultura | DW | 13.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

Las "madonnas" de Rafael se dan cita en Berlín

En 2020 se cumplen 500 años de la muerte de Rafael Sanzio de Urbino, uno de los artistas cumbre del Cinquecento. La pinacoteca Gemäldegalerie de Berlín presenta una exquisita muestra de vírgenes pintadas por él.

Washington, Londres, París, Roma… Importantes museos del mundo desplegarán la alfombra roja en 2020 para conmemorar los 500 años de la muerte del dibujante, pintor, arquitecto, arquéologo y poeta Rafael (29 de marzo o 6 de abril de 1483 – 6 de abril de 1520). Los museos de Berlín albergan grandes obras de Rafael. La pinacoteca Gemäldegalerie reúne ahora madonnas de la etapa temprana del artista en una pequeña pero exquisita muestra.

La curadora invitada, Alexandra Enzensberger, presenta cinco pinturas de la Virgen María pertenecientes a la colección del museo y, además, la "Virgen de los Claveles”, un préstamo de la National Gallery de Londres, que por primera vez desde su adquisición abandona suelo británico. "Con las madonnas mostramos la obra temprana de Rafael”, dice Enzensberger, y agrega: "Podría pensarse que los reyes prusos estaban algo obsesionados con el joven Rafael”, ya que compraron las cinco pinturas de la colección berlinesa entre 1821 y 1854, en una época en la que su obra estaba muy demandada.

Los monarcas prusos también consideraron la compra de la "Virgen de los Claveles”, pero finamente desistieron por considerarla demasiado cara. La "Madonna Terranuova” es la más pequeña de las que se presentan en la muestra. La representación de Rafael rebosa vida y las miradas entre niño y madre denotan una gran intimidad. Como es habitual en Rafael, el pintor integra las figuras en una composición equilibrada y armónica.

Austellung Raffael in Berlin | Die Madonnen der Gemäldegalerie

"Madonna Terranuova", de Rafael.

Inicios humildes

Pietro Perugino (1445-1523), el más importante maestro de la Escuela de Umbría, enseñó a Rafael el arte de dibujar y pintar. Después, el joven fue a Florencia y a Roma, donde se convirtió en pintor de la corte papal. Casi 500 años después de su muerte, Rafael Sanzio de Urbino sigue siendo considerado como uno de los más grandes pintores de la historia del arte europeo. Junto con Leonardo da Vinci (1452-1519) y Miguel Ángel (1475-1564), forma el triunvirato del Cinquecento italiano.

Nacido en Urbino en 1463 en el seno de una familia cuyo padre era pintor de la corte, Rafael perdió a temprana edad a sus progenitores y fue criado por un tío. Su talento ya era muy destacado a la edad de 17 años y trabajó para ricas familias patricias creando cuadros devocionales, retablos y retratos hasta que entró en la corte papal. Hasta el año 1504 dibujó y pintó en el estilo de la Escuela de Umbría, después se trasladó a Florencia para estudiar las obras de Leonardo da Vinci y Miguel Ángel. Durante los cuatro años que pasó en Florencia y Perugia, se ganó reputación de retratista, pintor de retablos y especialmente madonnas, que plasmó en innumerables variaciones sobre madera, lienzo y escayola. Rafael encontró su propio estilo en las madonnas florentinas.

Austellung Raffael in Berlin | Die Madonnen der Gemäldegalerie

"Madonna Diotallevi", de Rafael.

Rafael en Roma

A finales de 1508, el papa Julio II llamó a Rafael a Roma para que participara en la decoración pictórica de los aposentos papales. Fascinado por la representación que Rafael hizo de la "Disputa” en la conocida como Sala de la Signatura, Julio II le confió la responsabilidad de ocuparse de todas las estancias. Tras la muerte del pontífice, en 1513, el papa Leo X permitió a Rafael continuar su trabajo. Durante 12 años, el pintor de Urbino dio forma a la producción artística de la corte papal.

Cuando regresó a Florencia, en 1516, Rafael era el líder indiscutible de pintores, arquitectos y conservadores de la Ciudad Eterna y creó obras maestras que lo hicieron pasar a la posteridad. Retrató a amigos y patrones ricos, creó retablos y diseñó famosos tapices para la Capilla Sixtina.

Muerte temprana

Rafael murió el 6 de abril de 1520, a la edad de 37 años, por causas desconocidas aún por los expertos. El mismo día de su muerte comenzó el culto por el artista. Durante siglos, el arte rafaelita fue modelo de generaciones de artistas. 

Las madonnas de Rafael podrán verse en la Gemäldegalerie berlinesa entre el 13 de diciembre de 2019 y el 26 de abril de 2020. La muestra es la primera de una serie de tres exposiciones dedicadas al artista en la capital alemana. La National Galery de Londres contará con otra exposición sobre Rafael en otoño. "Rafael es casi demasiado armonioso, demasiado bello”, dice la curadora Enzensberger. "Pero quizá llegue ahora un tiempo en que sea eso precisamente lo que anhelemos”.

(ms/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda