La Unión Europea y el dilema con los refugiados | Europa | DW | 29.07.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

La Unión Europea y el dilema con los refugiados

Las rutas migratorias hacia el Mediterráneo y hacia Europa son una amenaza para la vida de los refugiados. Christoph Hasselbach cree que su tratamiento demostrará si la UE es capaz de una política de migración sensata.

Dos acontecimientos que ponen de relieve la política de asilo de la Unión Europea: este 29 de julio, la guardia costera italiana rescató a 84 personas del mar Mediterráneo en un bote sin motor. Según Italia, antes hubo largas horas de discusión entre las autoridades de Libia, Malta, Gibraltar y Francia sobre quién era responsable de los náufragos.

El segundo evento es la publicación de un informe de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y otras organizaciones. Según este informe, no solo la ruta del Mediterráneo en sí es particularmente peligrosa. Según el informe, la ruta a través de África hacia Europa es también "una de las rutas más mortíferas del mundo para los refugiados y migrantes". Fueron amenazados con "abusos, torturas, trabajos forzados, explotación sexual y asesinatos arbitrarios".

Libia en particular, que suele ser el país de tránsito de los refugiados y migrantes hacia Europa, "no es un lugar seguro", escriben los autores del informe. Y aquí es donde la política europea de asilo entra en juego. En nombre de la UE, la guardia costera libia intercepta muchos de los barcos que salen hacia Europa y se lleva a la gente de vuelta, al país donde, según la ONU, están amenazados con la peor persecución.

Los refugiados de barcos que Italia ha acogido ahora, y que serán llevados a la isla italiana de Lampedusa primero, lograron alcanzar una primera etapa. Sin embargo, todavía no se ha aclarado su destino final en Europa. Seguirán las habituales peticiones de posibles países receptores. Por lo menos, ya es seguro cuáles países no lo serán: Hungría o Polonia, por ejemplo, no dejarán que un solo refugiado cruce sus fronteras.

Berlín quiere reformar la ley de asilo de la UE

Alemania se ha comprometido a reformar la política de asilo de la Unión Europea durante la actual Presidencia del Consejo de la UE. Para Berlín, la reforma significa que todos deben participar en el proceso de admisión. Sin embargo, el Ministro del Interior Horst Seehofer también quiere tener una especie de examen preliminar de las solicitudes de asilo en las fronteras exteriores de la UE, para que las personas sin posibilidad de reconocimiento puedan ser rechazadas inmediatamente.

Christoph Hasselbach, periodista de DW.

Christoph Hasselbach, periodista de DW.

Ambos planes han encontrado una enorme resistencia desde el principio: los Estados que se niegan a aceptar refugiados se han atenido durante años a su negativa. Ciertamente no quieren dejar que Alemania, el país de la cultura de la acogida abierta de 2015/16, les imponga una política de migración que rechazan profundamente. Por otra parte, y volviendo a los dos acontecimientos actuales, los controles preliminares de asilo en las fronteras exteriores de la UE significan que los solicitantes de asilo se quedarían atrapados en países muy peligrosos como Libia.

Generosidad y dureza

Los críticos argumentan que cualquier operación de rescate en el Mediterráneo daría lugar a mayores movimientos migratorios y que el rescate marítimo conduciría a un mayor contrabando de seres humanos. Es evidente que una nueva llegada de millones de personas a Europa desencadenaría los conflictos sociales más graves en los Estados de la UE.

La UE está atrapada aquí en una dicotomía casi insuperable: el rescate de las personas en peligro en el Mediterráneo es algo natural, incluso si forma parte del cálculo del contrabando humano. Y el informe del ACNUR ha demostrado una vez más, no es posible enviarlos de vuelta a Libia. No obstante, la UE no debería dar ningún incentivo para la migración.

Si existe una solución, solo puede consistir de muchos pequeños pasos. Serán actos de humanidad y generosidad, así como de duro rechazo. El uno por si solo sería irresponsable, el otro por si solo sería inhumano. Únicamente el panorama general producirá una política europea de asilo creíble.

(gg/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda