La UE, sin estrategia conjunta ante Siria | El Mundo | DW | 12.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La UE, sin estrategia conjunta ante Siria

Emmanuel Macron dice que hay pruebas que indican que Assad usó armas químicas. Theresa May informa a su gabinete de un ataque militar, mientras Angela Merkel toma distancia y la UE busca una posición común.

"Tenemos pruebas de que el régimen de Bashar al-Assad utilizó armas químicas la semana pasada", explicó el presidente francés, Emmanuel Macron, en una entrevista televisiva, que trataba principalmente sobre las huelgas en Francia y sus reformas. En pocas palabras, Macron dejó clara su posición sobre la situación en Siria: "Decidiremos [sobre una operación militar francesa] en su debido momento".

Contra el terrorismo y por el derecho internacional

Macron recordó a sus ciudadanos que Francia ha estado involucrada en Siria debido a los ataques en suelo francés. Reafirmó la voluntad de luchar hasta el final contra el terrorismo del Estado Islámico y de garantizar que se respete el derecho internacional. "El mundo está en una situación caótica y hay condiciones inaceptables", añadió Macron, quien habló varias veces por teléfono con el presidente ruso, Vladimir Putin. En cualquier caso, Francia quiere evitar una escalada en la región, pero, prosiguó Macron, no se debe permitir que ciertos regímenes se salgan con la suya.

Belgien EU-Gipfel - Emmanuel Macron (Reuters/F. Lenoir)

Emmanuel Macron.

La mayoría de los franceses apoya la política exterior expansiva del presidente francés, que ha devuelto a su país a la escena política mundial desde que asumió el cargo. Macron ha estado hablando por teléfono con el presidente estadounidense, Donald Trump, en los últimos días y ha prometido su apoyo en Siria. Francia estaría, en principio, lista para una intervención; considera que el límite ha sido sobrepasado nuevamente con el uso de gas venenoso. Y así lo ha confirmado también Francois Heisbourg, experto en seguridad del Consejo de Estudios Estratégicos.

Sin embargo, el presidente francés, al igual que el resto del mundo, parece estar esperando una señal definitiva de Washington. Los  tweets de Donald Trump haciendo referencia a los "misiles inteligentes" de Estados Unidos no revelan una línea clara ni un calendario. Un ataque podría ocurrir muy pronto o no tan pronto. Pero si se da la orden, Francia podría lanzar hasta 50 misiles desde Jordania y Abu Dhabi.

¿Francia como primera potencia de Europa?

Francia quiere desempeñar un papel importante en Oriente Medio, explica Manuel Lafont Rapnouil, del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR). Una actitud que está históricamente condicionada, además de que los últimos años han demostrado que los europeos no pueden confiar en Estados Unidos, por su egocentrismo, ni en la cooperación con una Rusia cada vez más segura de sí misma. Por lo tanto deben garantizar cada vez más su propia protección y aprender a encontrar una línea común sobre esta base. El unilateralismo francés en la región también se basaba en el hecho de que los otros europeos, a menudo, no han querido seguir a París.

Con su clara ambición de política exterior, Macron podría aprovechar la oportunidad para tomar la iniciativa en una estrategia europea para Oriente Medio. 

Mutmaßlicher Giftgasangriff in Syrien (picture-alliance /AP/dpa)

Según investigaciones, un ataque químico en Guta Oriental sí ocurrió.

Sin apoyo de Berlín ni Bruselas

Mientras tanto, la canciller alemana, Angela Merkel, se ha negado a participar en una posible intervención militar en Siria. Pero afirmó "que este uso de armas químicas es inaceptable", añadiendo que "no hacer nada en absoluto también es difícil". Ahora habría que considerar "todas las posibles medidas", dijo, sin aclarar más.

El miedo a una escalada del conflicto y a una confrontación directa entre los EE.UU. y Rusia en Siria se percibe con claridad en Alemania. Probablemente, EE.UU. está considerando actualmente cómo proceder, porque sabe que una acción militar en Siria tiene un "potencial de escalada que conlleva peligros", sospecha el experto en política exterior de la CDU, Norbert Röttgen. Los portavoces de otros partidos alemanes advierten de la inutilidad de un posible ataque y el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, sólo espera que los aliados occidentales sean informados de un despliegue por parte de Francia y Gran Bretaña.

En la actualidad, la Unión Europea es incapaz de emitir una opinión de mayor alcance. El uso de armas químicas es condenado "en los términos más enérgicos", según Federica Mogherini, portavoz del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE. Sin embargo, los ministros de Relaciones Exteriores europeos no se reunirán sino hasta el próximo lunes para decidir sobre una posición común. No a la guerra antes del fin de semana: ese parece ser el mensaje de Bruselas. Una vez más, la impotencia de la UE en política exterior es evidente.

Theresa May (Getty Images/AFP/L. Marin)

Theresa May.

Londres se prepara para intervenir

Mientras tanto, la primera ministra británica, Theresa May, informó a su gabinete en Londres que las fuerzas armadas se preparan para intervenir. La base aérea británica de Akrotiri, en Chipre, podría utilizarse y, según la información de los medios de comunicación, los submarinos con misiles de crucero se estarían preparando. May ha acentuado notablemente su retórica sobre Siria en los últimos días. Hablaba inicialmente de una revisión necesaria y de esperar a ver qué pasa; ahora dice que todo indica que el régimen sirio fue el autor de este "espantoso ataque bárbaro". Algo que la pone en la línea de Macron y Trump.

¿Por qué Theresa May cambió de rumbo? "Ella, realmente, hubiera perdido prestigio frente a Macron y Trump" si permanecía al margen, explica Nick Whitney, del ECFR. En el caso de Salisbury, ella se comportó con cautela y, al final, recibió un gran apoyo de sus aliados en Europa y Estados Unidos. Políticamente, eso ha tenido un efecto positivo para ella, dice Whitney, porque después del ataque a los Skripal la reputación de May ha mejorado significativamente, mientras que la del líder laborista Jeremy Corbyn cayó con fuerza.

Autor: Barbara Wesel (CT/ERS)

Publicidad