“La razón de la guerra en Siria es Irán” | El Mundo | DW | 19.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“La razón de la guerra en Siria es Irán”

El reportero británico Robert Fisk, quien viajó a Siria a principios de mayo y habló con soldados oficialistas en el frente de batalla, describe para DW la situación que se vive en ese país del Cercano Oriente.

Deutsche Welle entrevistó al periodista Robert Fisk –quien reporta desde el Cercano Oriente para el diario británico The Independent– sobre la situación que se vive actualmente en Siria. El reportero, de 66 años, viajó a ese país a principios de mayo y habló con soldados oficialistas en el frente de batalla. Fisk tiene amplia experiencia en esas lides: ha sido corresponsal de guerra durante más de treinta años. El hecho de dominar la lengua árabe le permitió ser uno de los pocos comunicadores “occidentales” en entrevistar al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.

Deutsche Welle: Señor Fisk, usted acaba de regresar de Siria. ¿Cómo describiría la situación en ese país?

Robert Fisk: Muchas ciudades han sido destruidas y ahora se hallan despobladas. Hay zonas en las que la economía está hecha ruinas y en donde se oye a toda hora el fuego de artillería. Pero también hay regiones que permanecen intactas y en donde la vida se desenvuelve con normalidad. En Latakia, Tartus y la capital, Damasco, donde el Gobierno sigue teniendo el control, la gente va a los cafés y hace negocios como de costumbre.

¿Con qué libertad podía usted moverse en Siria, siendo un reportero occidental?

Yo me desplacé en auto desde Beirut hasta Damasco. El Ejército sirio colocó puntos de control y alcabalas a lo largo de ese trayecto, pero no es imposible circular como yo lo hice. Una vez en Damasco, uno puede escuchar los disparos que se hacen desde las afueras de la capital, una zona que se encuentra en las manos de los rebeldes. Nosotros fuimos a ese bastión opositor y vimos cómo un avión nos lanzaba bombas. De Damasco volé hacia la ciudad costeña de Latakia. El Gobierno sirio me permitió visitar el frente de batalla.

¿Qué impresión le causaron las tropas del Gobierno sirio?

No se detienen ante nada y están decididos a todo. Ellos me contaron que habían matado a 700 ‘terroristas’ recientemente. Así llaman ellos a los rebeldes. Un general me mostró un video grabado con un teléfono móvil; en él aparece un montón de cadáveres y la bota de un soldado pisando la cara de uno de los muertos.

-¿Cómo describiría a los soldados oficialistas?

Muchos de los soldados oficialistas han sido heridos. Pero ellos regresan al frente en cuanto se recuperan; son muy duros y tienen tan pocos escrúpulos como los rebeldes. Ambas partes han incurrido en atroces violaciones de los derechos humanos y crímenes de guerra. La guerra es cada vez más brutal. De momento, los militares fieles al régimen de Bashar al-Assad vuelven a ganar terreno; pero eso puede cambiar de un día para otro.

Fisk: “Muchas ciudades han sido destruidas; pero también hay regiones en donde la vida se desenvuelve con normalidad”.

Fisk: “Muchas ciudades han sido destruidas; pero también hay regiones en donde la vida se desenvuelve con normalidad”.



Con frecuencia se discute sobre la posibilidad de que el Gobierno sirio esté usando armas químicas en el contexto de esta guerra civil…

Está claro que el Gobierno sirio dispone de armas químicas; pero no hay evidencias sólidas de que las haya usado, tal y como lo denuncian los rebeldes. Por otro lado, el Gobierno sostiene que son los rebeldes quienes emplearon armas químicas. Yo hablé sobre este punto con un oficial de alto rango en Damasco y su respuesta fue: ‘¿Por qué habríamos de usar armas químicas, cuando nosotros contamos con aviones y bombas que son más efectivas?’. El problema es que, en esta materia, la propaganda juega un papel demasiado importante ara ambos bandos.

¿Qué rol juega Irán en este conflicto?

Uno muy grande. Y es que, a decir verdad, la razón de esta guerra no es Siria, sino Irán. Los países ‘occidentales’ quieren destruir al único aliado de Irán en el mundo árabe para aislar al Estado persa. Los iraníes quieren evitar que eso ocurra. Es por eso que Teherán asesora a Damasco, aunque su ayuda sea meramente simbólica. Yo no vi nada que soportara la propaganda persa de que había miles de combatientes iraníes en territorio sirio.

Hay indicios de que Rusia quiere entregar armas al Gobierno sirio…

Se supone que, a principios de mes, los israelíes bombardearon un transporte de armas que el Gobierno sirio estaba esperando. Ahora los sirios temen que los ataques israelíes continúen. Los sirios quieren evitar que esos bombardeos se repitan y a los rusos les interesa vender las armas necesarias para que los sirios se defiendan.

¿Se corre el peligro de que el conflicto sirio crezca hasta involucrar activamente a Israel?

Israel es el aliado más importante de Estados Unidos en el Cercano Oriente. Si Estados Unidos bombardea a las tropas del Gobierno sirio, eso significa que están apoyando de facto a los rebeldes. A estas alturas, ya Occidente es parte del conflicto sirio, porque le permite a Israel lanzarle bombas a Siria. Sin embargo, hay buenas razones para que Israel no se involucre directamente en los problemas de Siria. El Ejército sirio ha logrado reducir los índices de corrupción en sus filas y es un adversario muy decidido.

¿Cómo se desarrollará el conflicto sirio, a su juicio?

Es probable que la guerra se prolongue por dos o tres años. Lo trágico es que las partes en discordia siguen pensando que una de ellas puede ganar. Lo que se necesita es más diplomacia. Una conferencia de paz liderada conjuntamente por los rusos y los estadounidenses sería lo ideal. Pero ni los estadounidenses ni los franceses quieren tener a Assad o a los islamistas en un Gobierno de transición; así que ellos organizan una conferencia y anuncian de antemano quiénes no deben estar presentes. Eso implica que regresamos al punto de partida.

Autor: Michael Hartlep / ERC
Editor: Diego Zúñiga

DW recomienda

Publicidad