La protección de las sinagogas en Alemania a debate | Alemania | DW | 05.10.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

La protección de las sinagogas en Alemania a debate

En Hamburgo un hombre atacó a un estudiante judío ante una sinagoga. El incidente recuerda al ataque en Halle hace un año. Y de nuevo se plantea la pregunta: ¿Qué tan seguros son los templos judíos en Alemania?

Fue el domingo, durante la fiesta judía de los Tabernáculos. Un estudiante de 26 años estaba a punto de entrar a la sinagoga Hohe Weide, en el distrito hamburgués de Eimsbüttel, cuando un joven de 29 años lo atacó con una pala plegable y lo hirió gravemente en la cabeza. Según la comunidad judía de Hamburgo, la víctima del ataque era claramente reconocible como seguidor de esa religión porque llevaba una kipá. El asaltante fue arrestado en el mismo lugar del ataque. Se dice que usó ropa similar a la de las Fuerzas Armadas alemanas.

El incidente trae a la memoria el ataque a una sinagoga en Halle an der Saale el 9 de octubre de 2019, donde hace casi exactamente un año un hombre, también vestido de militar, había tratado de asaltar la sinagoga local en la festividad judía más importante, Yom Kippur. Cuando eso falló, mató a dos personas que estaban cerca. El asesino actuó por motivos antisemitas, de extrema derecha. El atacante en Hamburgo también puede haber actuado por los mismos motivos. Agencias reportan que el atacante llevaba consigo un trozo de papel con una esvástica.

Los cambios después del ataque en Halle

El ataque frente a la sinagoga ha alimentado una vez más la discusión sobre lo bien o mal que están protegidas las sinagogas en Alemania. La seguridad de las instituciones judías fue uno de los temas más urgentes después del ataque en Halle el año pasado. Según los críticos, el hecho de que al final solo hubiera una puerta de madera entre el asaltante fuertemente armado y los que rezaban en la sinagoga se debió también a la policía de Sajonia-Anhalt. La sinagoga no tenía protección permanente, solo de vez en cuando pasaba un coche patrulla.

Flores delante de la sinagoga de Hamburgo.

Flores delante de la sinagoga de Hamburgo.

La falta de protección de las instituciones judías es un tema delicado, especialmente en Alemania, en vista del pasado nazi. Esta es una de las razones por las que han ocurrido muchas cosas desde el ataque en Halle. Desde entonces, la subvención de las comunidades judías ha aumentado en la mayoría de los estados federales. Esto les permitiría invertir en puertas, vallas o portones de entrada a prueba de balas. Además, el gobierno federal ha anunciado que tiene la intención de proporcionar otros 22 millones de euros para la protección de las instalaciones judías, a fin de elevar su protección a nivel nacional.

El problema de la financiación

A pesar del mayor compromiso, muchas comunidades todavía se tienen que ocupar ellas mismas de estos asuntos. El autor del libro "Terror contra los judíos", Ronen Steinke, investigó la situación de la seguridad de las instituciones judías después del ataque en Halle. Para él está claro: "No el 50, 70 u 80 por ciento de los gastos de seguridad de las sinagogas debe ser pagado por el Estado, sino el 100 por ciento", dijo el abogado en una conferencia de prensa en Berlín hace unas semanas. Después de todo, evitar el peligro es tarea del estado, no de los afectados.

El personal de seguridad privada es el factor más importante en el costo para la mayoría de las comunidades judías. La de Frankfurt, por ejemplo, una de las más grandes de Alemania con 6.500 miembros, gasta el 90 por ciento de su presupuesto de seguridad de más de un millón de euros anuales en guardias privados.

También porque la policía sólo puede entrar en el recinto de las instituciones judías en caso de emergencia. No deben dar la impresión de que trabajan para la comunidad. De todos modos, hay una patrulla aparcada frente a las instalaciones de Frankfurt las 24 horas del día. Sin embargo, la comunidad considera que eso no es suficiente. Por eso invierte, como muchas asociaciones judías alemanas, en su propio personal de seguridad.

En Hamburgo, las fuerzas policiales se enfrentaron al agresor y lo arrestaron. La presencia de agentes también se había incrementado con motivo de la Fiesta de los Tabernáculos frente a la sinagoga, dijo un portavoz de la Policía a la agencia alemana dpa.

La propia comunidad judía de Hamburgo se expresa en su página de Facebook. Aunque confirma que las fuerzas de seguridad en el sitio "reaccionaron correctamente", la comunidad tendrá que examinar muy cuidadosamente "cómo podemos prevenir tales ataques en el futuro". (gg/dzc)

DW recomienda