La primera casa marital de Isabel II y el príncipe Felipe en Malta se convertirá en un museo | ACTUALIDAD | DW | 15.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

ACTUALIDAD

La primera casa marital de Isabel II y el príncipe Felipe en Malta se convertirá en un museo

La Villa Guardamangia, en las afueras de la capital, La Valeta, va a ser devuelta a su antiguo esplendor. Se dice que la pareja pasó ahí los años más felices de su vida.

La entonces princesa Isabel estaba en los primeros años de su matrimonio cuando vivió en la casa de 1949 a 1951. En la foto, la pareja en la azotea de Villa Guardamangia durante el primer año de su estadía.

La entonces princesa Isabel estaba en los primeros años de su matrimonio cuando vivió en la casa de 1949 a 1951. En la foto, la pareja en la azotea de Villa Guardamangia durante el primer año de su estadía.

La villa de Malta en la que vivieron la reina y el Duque de Edimburgo cuando eran recién casados se convertirá en un museo tras una restauración de varios millones de euros. 

La Villa Guardamangia, del siglo XVIII, situada a las afueras de la capital, La Valeta, fue el hogar de la pareja entre 1949 y 1951, cuando la reina aún era la princesa Isabel.

El proyecto, de cinco años de duración, transformará la Villa Guardamangia, hoy en ruinas, con el objetivo de promover la relación de la isla mediterránea con el Reino Unido y la Familia Real.

La Villa Guardamangia, donde la Reina Isabel II de Gran Bretaña vivió con su marido el Príncipe Felipe entre 1949 y 1951.

La "Villa Guardamangia", donde la Reina Isabel II de Gran Bretaña vivió con su marido el Príncipe Felipe entre 1949 y 1951.

La Villa Guardamangia, en ruinas

Es necesario un gran esfuerzo para salvar la villa, ya que las habitaciones están desnudas, la pintura se está desprendiendo de las paredes para revelar viejos murales debajo, el jardín cerrado está cubierto de maleza y parte de un mirador con columnatas en él se ha derrumbado.

"Está en un estado muy ruinoso", dijo Kenneth Gambin, de Heritage Malta, a The Telegraph. Hemos tenido que apuntalar la fachada porque amenazaba con derrumbarse en algunas partes. Tendremos que sustituir algunos muros. Hay que hacer un gran trabajo, ya que se está cayendo a pedazos en las últimas décadas. Calculamos que costará entre 5 y 10 millones de euros, y yo diría que estará más cerca de la cifra más alta".

Fachada en ruinas de la Villa Guardamangia.

Fachada en ruinas de la "Villa Guardamangia".

El museo promoverá la relación entre Gran Bretaña y Malta

En la planta baja habrá exposiciones sobre la relación entre Gran Bretaña y Malta, que obtuvo la independencia en 1964, mientras que en la primera planta se reconstruirá el aspecto que tenía cuando Felipe e Isabel vivían allí.

La estancia de la pareja en la isla, cuando Felipe servía a bordo del HMS Magpie, fue una de sus pocas oportunidades de disfrutar de una vida relativamente normal y es el único lugar fuera del Reino Unido al que la reina ha llamado hogar. Se dice que fue uno de los periodos más felices de su vida.

Villa Guardamangia, una villa de piedra caliza del siglo XVIII al estilo de un palacio de verano, fue prestada a la pareja por el tío de Felipe, Lord Louis Mountbatten, que la alquiló a la familia Schembri. Se dice que guarda muy buenos recuerdos para la pareja, que recordaba con cariño su despreocupada estancia allí más adelante. La reina era una esposa naval "normal", que iba de compras en su Morris Minor y daba paseos en barco por el archipiélago, mientras su marido trabajaba duro en la Marina, una de sus grandes alegrías, y una carrera que se vio truncada por el ascenso de su esposa al trono.

En 2019 fue adquirido por 4,5 millones de libras esterlinas por el Gobierno maltés, con visiones de restaurarlo a su antiguo esplendor.

FEW (The Telegraph, Daily Mail, El País)

DW recomienda