La pandemia en Europa: los brotes, rebrotes y las regiones críticas | Europa | DW | 12.08.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

La pandemia en Europa: los brotes, rebrotes y las regiones críticas

Las comparaciones de las cifras de contagio de coronavirus son difíciles debido a las diferentes cantidades de tests. Pero la Agencia de Control de Epidemias de la UE sigue intentándolo, y la tendencia es clara.

Porte obligatorio de mascarilla en Bruselas

Porte obligatorio de mascarilla en Bruselas

En la región metropolitana de Bruselas, con su 1,2 millones de habitantes, la gente tiene que llevar mascarilla desde el miércoles por la mañana, a cualquier hora y en cualquier lugar, a menos que hagan deporte. Aparte de eso, en Bruselas, como en el resto de Bélgica, solo se puede tener contacto con máximo cinco personas en privado e ir de compras solo. Bruselas tiene las regulaciones más estrictas entre las capitales europeas. Junto con Amberes, en el norte de Bélgica, son ahora dos de las zonas con las tasas de contagio más altas de Europa.

Tendencia: el número de casos aumenta lentamente

Sin embargo, el número de nuevas infecciones está todavía lejos de la primera oleada de marzo y abril, cuando se aplicaron restricciones de salida en la mayor parte de Europa. Esto puede verse en las estadísticas recogidas por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), con sede en Estocolmo. La autoridad de la Unión Europea ve una clara tendencia en sus informes semanales: las infecciones con coronavirus vuelven a aumentar en Europa, pero todavía se pueden identificar focos regionales. Según las conclusiones del ECDC, éstas se encuentran principalmente en Luxemburgo, Bélgica, en algunas regiones nororientales de España, en torno a Lisboa en Portugal, en algunas regiones de Rumania y Bulgaria y en Malta.

Madrid, de nuevo "zona de riesgo”

Las cifras de la tendencia de la ECDC reflejan lo que ocurrió hace unos 14 días. El Instituto Robert Koch (RKI) de Berlín, que define las zonas de riesgo para Alemania, también considera que la capital española, Madrid, es una "zona de riesgo” porque en los últimos siete días se han producido 80 infecciones por cada 100.000 habitantes, muy por encima del valor límite de 50 establecido por el RKI.

Otra tendencia identificada por el Centro de Epidemiología de la CEPD es que el número de muertes por COVID-19 no está aumentando tanto como el número de nuevas infecciones sugeriría. El número de personas que requieren cuidados médicos intensivos en los hospitales tampoco está creciendo tan rápido como el total de contagiados. Los virólogos asumen que esto podría deberse al hecho de que en la actualidad, la mayoría de las infecciones se producen en personas más jóvenes que no desarrollan, por lo general, un curso severo de la enfermedad.

Parque El Retiro de Madrid tras la reapertura el 1° de julio pasado

Parque El Retiro de Madrid tras la reapertura el 1° de julio pasado

UE: las comparaciones son difíciles

La Autoridad Europea de Vigilancia Epidemiológica señaló explícitamente que las comparaciones entre los distintos países de la Unión Europea son sumamente difíciles, ya que los datos se recogen de manera diferente en cada lugar. Por ejemplo, el número de pruebas para detectar el coronavirus varía mucho de un país a otro. Esto, por supuesto, incide en el número de casos notificados.

Por ejemplo, con más de 150 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en 14 días, Luxemburgo lidera en infecciones. Pero Luxemburgo también es el que país que hace la mayor cantidad de pruebas. Mientras tanto, el número de nuevas infecciones está disminuyendo lentamente. Más o menos toda la población de unas 600.000 personas ya fue examinada. En Luxemburgo, la tasa de pruebas es de alrededor de 10.000 por cada 100.000 habitantes en una semana. En Alemania esta tasa es de 600, en Croacia sólo 300.

Francia y Alemania advierten

En Francia, la tasa media diaria de nuevas infecciones es de 1600, por lo que grandes ciudades, entre ellas París hace unos días, decretó el uso obligatorio de mascarilla en muchos lugares públicos. Jean Castex, primer ministro francés, instó a sus compatriotas a respetar más las reglas de distancia y las restricciones que exige la pandemia. De lo contrario, un segundo cierre con fuertes restricciones sería necesario. "Nadie quiere experimentar eso por segunda vez", dijo Castex en París.

En Alemania, el número de infecciones diarias fluctúa alrededor de 1000. El ministro Federal de Salud, Jens Spahn, habló de una "tendencia alarmante” en la radio pública Deutschlandfunk. Hay que estar muy atentos, dijo, porque había muchos pequeños brotes en todo el país. Al mismo tiempo, Alemania sigue estando en una buena posición en comparación con el resto de Europa. Aquí hubo 13 nuevos casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Este llamado número de incidencia fue de 80 en Rumania y de 60 en Bélgica y Malta.

En su análisis semanal, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades escribe que el riesgo de una mayor propagación del coronavirus es "moderado" para los países que siguen aplicando la distancia social y el seguimiento local de las cadenas de infección. Sin embargo, en los países en donde los ciudadanos han dejado de respetar el distanciamiento y las normas de higiene, el riesgo de una escalada de la epidemia es "alto a muy alto".

Si miramos desde Europa hacia otros continentes, por ejemplo, vemos que el crecimiento exponencial del número de casos continúa en todo el mundo. En muchos países, la curva no se ha aplanado, como ha sucedido en la UE. El número de nuevas infecciones sigue siendo particularmente alto en EE.UU. con 56.000 y Brasil con 45.000 por día.

(jov/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda