Coronavirus: rumores y noticias falsas han causado cientos de muertes | Coronavirus | DW | 12.08.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

Coronavirus: rumores y noticias falsas han causado cientos de muertes

La "infodemia" exacerbó el impacto del COVID-19 a través de la difusión de rumores, teorías de conspiración y noticias falsas. Versiones sobre supuestos remedios como beber lejía y comer estiércol han costado vidas.

Informaciones erróneas o malintencionadas ("fake news") sobre el coronavirus han provocado la muerte de al menos unas 800 personas, y posiblemente más, según demostró un estudio recientemente publicado en el American Journal of Tropical Medicine and Hygiene.

Desde la pérdida de la vista hasta la pérdida de vidas, la difusión de rumores, la estigmatización y las teorías de la conspiración exacerban el sufrimiento de miles de personas en todo el mundo.

Un equipo de científicos de varios países, como Australia, Japón y Tailandia, analizó los datos recopilados entre diciembre de 2019 y abril de 2020 como parte del estudio.

"Seguimos y examinamos los rumores relacionados con el COVID-19 y las teorías de conspiración que circulan en internet, incluidos sitios web de verificación de datos, Facebook, Twitter y periódicos en línea; así como su impacto en la salud pública", afirma el estudio.

Los resultados revelaron que aproximadamente 800 personas murieron por beber alcohol altamente concentrado con la esperanza de desinfectar sus cuerpos, mientras que 5.900 ciudadanos fueron hospitalizados después de consumir metanol, y 60 personas quedaron ciegas como resultado de la ingesta.

Rumores y teorías de la conspiración

Información falsa en las redes sociales indias hizo que personas bebieran orina de vaca o comieran estiércol para prevenir infecciones, mientras que en Arabia Saudita, la orina de camello con cal fue aclamada como una protección contra el coronavirus.

Los científicos también analizaron otros rumores, como comer ajo, usar calcetines calientes y esparcir grasa de ganso en el pecho, como tratamiento para el virus potencialmente fatal. También se monitorearon las teorías de la conspiración, como la noción de que es un arma biológica financiada por Bill Gates para aumentar las ventas de vacunas.

Estigma

El informe, que analizó datos de 87 países en 25 idiomas, también encontró que algunos ciudadanos y trabajadores de la salud asiáticos fueron estigmatizados repetidamente. Como resultado, se enfrentaron a un aumento del abuso verbal y físico.

"Durante la pandemia, ha habido repetidos relatos de agresión verbal y física contra personas de ascendencia asiática y aquellos involucrados en actividades de atención médica", anotaron los investigadores. "Las personas estigmatizadas son vulnerables a la evasión o el rechazo social".

Como resultado de sus hallazgos, los científicos instaron a los gobiernos y organizaciones internacionales a analizar mejor la difusión de noticias falsas. Les pidieron que "cooperen con las empresas de redes sociales para difundir información verificada y correcta".

DW recomienda