La lucha de los que perdieron todo en el fango de Brumadinho | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 25.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

La lucha de los que perdieron todo en el fango de Brumadinho

Seis meses después de la ruptura de la presa de Vale, en Brasil, los residentes y familiares de las víctimas buscan una indemnización por los daños sufridos y exigen el castigo de los responsables de la tragedia.

 Los reclamos por las víctimas en Brumadinho están avanzando, pero las causas del desastre aún son desconocidas

Los reclamos por las víctimas en Brumadinho están avanzando, pero las causas del desastre aún son desconocidas

En el puesto de comando Bravo, que coordina la búsqueda de víctimas desaparecidas tras la rotura del dique de relaves 1 de la compañía Vale, en Brumadinho, Minas Gerais, una perita criminalista está a la espera de la llegada de un nuevo fragmento encontrado. Es el día 179 de los operativos, y el material recolectado podría ser parte del cuerpo de una de las 22 personas que aún no han sido ubicadas en la vasta área cubierta de lodo, donde 135 bomberos trabajan en puntos estratégicos.

Seis meses después de la rotura del dique en la mina Córrego do Feijão, el 25 de enero, la lista de víctimas tiene 270 nombres. En el Instituto Médico Forense de Belo Horizonte, más de 100 fragmentos de cuerpos extraídos de las profundidades del lodo, que llegan hasta los 25 metros, esperan resultados de expertos.

"El objetivo es localizar a las víctimas y brindar ese consuelo a sus familias", dijo el capitán de bomberos Patrick Tavares Gomes a DW, mientras señalaba desde un mirador los equipos de trabajo en acción en el área afectada.

La hermana de la ingeniera civil y funcionaria de Vale Josiane Melo fue encontradas 68 días después del desastre. La víctima, Eliane, que también era ingeniera, tenía cinco meses de embarazo y había comenzado a trabajar hacía poco tiempo, recomendada por Josiane.

Josi, como la llama su familia, trabajaba en la oficina junto al centro de control de la presa y estaba de vacaciones esa semana. Su hermano, que también es empleado de Vale, se salvó después de cambiar su ruta luego de una llamada telefónica. Quien estaba del otro lado de la línea, su coordinadora, no sobrevivió.

Quiero que las personas responsables sean castigadas, que Vale tenga un castigo ejemplar, dice Josiane Melo.

"Quiero que las personas responsables sean castigadas, que Vale tenga un castigo ejemplar", dice Josiane Melo.


"La gente en los altos cargos sabía del riesgo, y tendrían que haber sacado antes a todos de allí. Sabían que la gente tendría un minuto para huir y que, por lo tanto, nadie podría sobrevivir", dijo el familiar de un hombre fallecido en la catástrofe que era empleado de Vale, quien prefirió no revelar su nombre.

Josi dice que adelgazó diez kilos desde la tragedia. Hoy ya no trabaja en Vale, perdió a 135 amigos en la catástrofe y a todo su equipo.

"Estoy luchando por justicia. Quiero que las personas responsables sean castigadas, que Vale reciba un castigo ejemplar", dice.

Indemnizaciones para los que quedaron

Frente a la sede de la recién inaugurada Oficina de Defensores Públicos del Estado, en Brumadinho, el movimiento es notable. Los residentes buscan información sobre la compensación financiera por los daños sufridos. En abril, esa oficina firmó un acuerdo con Vale para acelerar el pago de compensaciones a los afectados. En ese momento, el anuncio sorprendió a las otras instituciones judiciales; hasta entonces, los fiscales estatales y federales y la Oficina del Defensor Público Federal trabajaron juntos en la elaboración de términos. La crítica fue que los detalles del acuerdo entre el Defensor públicp y Vale se acordaron sin la participación de los afectados, en secreto. "Brasil es el único país donde la empresa que cometió el delito identifica el daño, domina la escena del crimen y dice cuánto pagará a los afectados", dice Camila Oliveira, abogada del Movimiento de Aguas y Sierra de Casa Branca, un barrio rural de Brumadinho cercano a la antigua represa.

Hasta el momento, se han cerrado 87 acuerdos de las 173 demandas presentadas. En la lista están los residentes afectados de diferentes maneras, como aquellos que perdieron sus hogares, herramientas de trabajo y sufrieron una caída en los ingresos. Una vez aprobado el pago, Vale lo ejecuta en un lapso de cinco días. Hay valores que superan el millón de reales.

Para Josi, el pago instantáneo hecho por Vale "fue un artilugio financiero para crear división". "Esa gente ya no quiere hablar en contra de Vale", dice.

En Brumadinho, se sospecha que hasta 15.000 personas de fuera de la ciudad han falsificado documentos para recibir el salario de emergencia destinado a los residentes. Los comerciantes dicen que la circulación de dinero extra está ayudando a mover la economía, pero también sufren la repentina desaparición de la mano de obra.

Otro acuerdo estipuló un pago de emergencia de un salario mínimo por mes para todos los residentes de Brumadinho durante un año. La ciudad tiene una población estimada de 40 mil personas.

Además, 276 familias recibieron donaciones por un valor de 100.000 reales. La suma fue transferida a los familiares de las víctimas fatales poco después de la tragedia.

El objetivo es localizar a las víctimas y llevar este aliento a sus familias, dice el capitán de bomberos Patrick Tavares.

"El objetivo es localizar a las víctimas y llevar este aliento a sus familias", dice el capitán de bomberos Patrick Tavares.


Las investigaciones continúan

Este mes, Justicia del Estado de Minas Gerais sentenció por primera vez a Vale a reparar los daños causados ​​por la ruptura de la represa en Brumadinho. Las cantidades a pagar aún no han sido determinadas.

Para el abogado Edmundo Dias, que actuó en el acuerdo sobre el pago de emergencia del salario mínimo, la condena de Vale es de gran significado.

"En poco tiempo, el juez reconoció la responsabilidad de Vale y condenó a la compañía. Ahora se está haciendo el diagnóstico del daño social, económico y ambiental para estimar el valor", dice.

El caso criminal que investiga las causas del colapso de la represa se ejecuta de manera confidencial, y los fiscales no hacen comentarios. La Oficina de Diseño y Consultoría de TÜV Süd en Brasil, que certificó la estabilidad de la estructura, suspendió parcialmente sus actividades por orden de la Justicia. Vale dice ser la más interesada en acelerar el procedimiento y afirma contribuir con las investigaciones.

Josi, que fue empleada minera durante 14 años, dice que creía que estaba segura en su lugar de trabajo. "Lo perdí todo. El lema de la compañía era 'La vida en primer lugar'. Parece que ella eligió matar", señala.

Este 25 de julio, seis meses después de la tragedia, familiares de las víctimas participan en un acto de homenaje a los fallecidos alrededor de cantero central en la entrada de Brumadinho.

(cp/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda