La Habana, de vuelta a su esplendor | Ciencia y Ecología | DW | 17.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Hábitat III

La Habana, de vuelta a su esplendor

Aunque la publicidad turística la presenta como un paraíso exótico, los habitantes de La Habana la consideran una ciudad que parece salida de un bombardeo, pero que conserva una dignidad poco común en América Latina.

Considerada por unos la "Llave de América" y por otros la "Puerta de las Américas", La Habana, como aseguran expertos extranjeros y cubanos de la isla y el exilio, es actualmente, una ciudad empobrecida debido a cinco décadas de falta de conciencia política y ciudadana sobre la necesidad de respetar las leyes urbanísticas, reparar la infraestructura arquitectónica y adecuar la esencia histórica y social habanera a los nuevos tiempos, para hacer honor al protagonismo de la capital cubana en la región y a nivel internacional.

Pese a ese deterioro habitacional, vial, arquitectónico y social, tanto en el proyecto "La Habana y sus paisajes", del "Patriarca de la Arquitectura Cubana", el arquitecto y urbanista Nicolás Quintana (La Habana, 1925 - Miami, 2011) como en el "Plan Maestro para La Habana del Siglo 21", del urbanista cubano más reconocido de la actualidad, el profesor Julio César Pérez Hernández, existe una mirada optimista sobre la posibilidad de rescatar las esencias de lo habanero y lanzar la ciudad hacia un futuro donde esas esencias históricas se unan a la necesaria modernización de una ciudad concebida originalmente para  un millón 400.000 habitantes, en la que hoy habitan cerca de 3 millones de cubanos, sin contar una población flotante cercana al millón de personas.

Aunque "La Habana y sus paisajes", concebido en 2004, proponía renovaciones interesantes, el "Plan Maestro para La Habana del Siglo 21"; concreta en un decálogo las propuestas más sólidas sobre los retos y cambios imprescindibles:

Malecón, La Habana, Kuba (DW/A.Valle)

El Malecón, ocho kilómetros de avenidas y muro en el norte de La Habana.

El Malecón, la nueva imagen de La Habana

"El desarrollo del Frente Marítimo (Malecón), que dará a la ciudad una nueva imagen y permitirá aprovechar extensa e intensamente su litoral; el refuerzo de la estructura policéntrica que reducirá la extensión hacia la periferia, con nuevas urbanizaciones al Este y el Oeste; un nuevo sistema de transporte público, que proveerá un uso eficiente y racional de la infraestructura vial existente y la que se creará en el futuro; la actualización y mejora de la infraestructura de servicios de agua, electricidad, alcantarillado, telefonía, internet de alta velocidad, y otros; la integración social y cultural para un uso total y más racional de la ciudad, sus barrios y espacios por toda la población; el saneamiento ambiental y aumento de las areas verdes; una nueva imagen de la ciudad que hable de su transformación y vitalidad como resultado de las acciones urbanísticas y ciudadanas; la revitalización de las calzadas y otras vías; el uso mixto, parte de la tradición de la ciudad y que aporta la vitalidad y variedad necesarias para la vida urbana al combinar funciones distintas que abarcan distintos grupos sociales; y una visión perspectiva combinada con un diseño urbano detallado que proponga proyectos de diferentes escalas para concretar en varias etapas y cuya flexibilidad admita transformaciones según exijan las circunstancias".

Almendares, La Habana, Kuba (DW/A.Valle)

Río Almendares. Al fondo, algunas casuchas del barrio marginal "El Fanguito".

Rescate de la cuenca hidrográfica

Entre otros proyectos de renovación destaca el rescate de la cuenca hidrográfica de los ríos de La Habana, comenzando por el más conocido: el río Almendares y las áreas de su rivera donde se asienta el Parque Almendares y, también, uno de los asentamientos improvisados marginales más conocidos de la ciudad, "El Fanguito". Estos barrios, conocidos como "Llega y Pon" porque las casas están construidas con cartones, maderas viejas y cualquier material desechado que encuentran sus empobrecidos habitantes, crecen en los alrededores de la ciudad, siendo La Timba, La Jata, Romerillo, El Canal, La Cuevita, Indalla y La Corea los más poblados. La propuesta es eliminarlos, creándo urbanizaciones con condiciones de habitabilidad, salubridad, servicios de agua, viales y corriente eléctrica, que hoy no disfrutan sus miles de familias.

Bacardí La Habana Kuba (DW/A.Valle)

Edificios de las oficinas originales de la firma cubana Bacardí.

Edificios históricos en la mira de la conservación

Otra propuesta singular del "Plan Maestro para La Habana del Siglo 21" es el rescate de sitios, edificaciones y entornos históricos de La Habana. De algún modo, este proyecto continúa el rescate que desde hace dos décadas viene haciendo el historiador de la ciudad, Eusebio Leal, en zonas importantes de La Habana Vieja, en lo concerniente al patrimonio colonial y con una perspectiva focalizada en la reanimación turística del llamado casco histórico. Pero la propuesta del Plan Maestro extiende esa búsqueda y rescate a toda la ciudad y a todos los periodos históricos posteriores, sin perder de vista que en este y otros proyectos, como dice Julio César Pérez Hernández "el mayor reto es rescatar la dignidad de nuestra arquitectura, de nuestras tradiciones pedagógicas, nuestro saber hacer. No ceder ante los inversionistas extranjeros. Trabajar con amor, disciplina y rigor para que la arquitectura siga siendo la madre de todas las artes".

Publicidad