La extrema derecha francesa llegó al Senado | Europa | DW | 28.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La extrema derecha francesa llegó al Senado

En las elecciones de este domingo, el Frente Nacional obtuvo los cupos de dos parlamentarios en el sur del país.

Por primera vez en su historia, el Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen (en la foto) tendrá representantes en el Senado de Francia. De acuerdo a los primeros resultados entregados tras las elecciones de este domingo (28.09.2014), que renovarán la mitad de los componentes de esa cámara, la extrema derecha sumará dos parlamentarios en regiones del sur del país.

Tanto la esperable derrota de los socialistas como el ingreso del Frente Nacional gracias a representantes obtenidos en las provincias de Var y Bouches-du-Rhône marcaron la jornada. El partido de Le Pen ya había obtenido notorios éxitos en las elecciones comunales y en las europeas. Los dos nuevos senadores del FN son Stéphane Ravier, por el departamento que tiene como capital Marsella, y David Rachline, en el ente vecino que tiene como centro Tolón.

El cambio de poder en el Senado, donde la derecha arrebató nada menos que 16 escaños a la izquierda, supondrá que el nuevo presidente de la cámara provenga de la Unión por una Mayoría Popular, el mayor partido de la oposición. De todas maneras, ésta no podrá impedir que se aprueben controvertidos proyectos del gobierno de Hollande. Cuando la primera y la segunda cámara no consiguen un acuerdo, decide la Asamblea Nacional, dominada por los socialistas.

Pudo ser peor

Teniendo en mente los pésimos resultados que obtienen el gobierno y el presidente Hollande en las encuestas, el primer secretario del Partido Socialista, Jean-Christophe Cambadelis, dijo a la prensa que, a falta de datos definitivos, su formación perdía una veintena de escaños, pero al mismo tiempo había ganado otros cuatro. “Temía que todo fuera más duro, más grave”, reconoció el político.

Marine Le Pen, por su parte, se alegró por los “resultados espectaculares” obtenidos por su formación, aseguró que estos nuevos representantes “insuflarán aire fresco en esa cámara un poco dormida” y prometió que se discutirán temas como “las fronteras, la inmigración, la inseguridad o la Unión Europea”. En las elecciones para renovar 179 escaños en el Senado no participaron los franceses con derecho a voto, sino unos 87.500 miembros de los concejos municipales y regionales.

DZC (dpa, EFE)

Publicidad