La economía mundial entra en ″fase peligrosa″, dice el Banco Mundial | Economía | DW | 18.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

La economía mundial entra en "fase peligrosa", dice el Banco Mundial

La crisis en Europa y la debilidad de los países emergentes y en desarrollo podrían provocar un desplome global aún más fuerte, indicó un reporte elaborado por el organismo y dado a conocer este miércoles.

default

Pizarra de la Bolsa de Valores de Francfort. (Archivo)

El Banco Mundial (BM) advirtió hoy que la eurozona entrará este año en recesión, lo que podría llevar a un desplome de la economía mundial, por lo que pronosticó un débil crecimiento global.

Según las previsiones del organismo presentadas hoy miércoles en Pekín, el crecimiento mundial será de tan sólo un 2,5 por ciento en 2012 y del 3,1 por ciento en 2013.

Si la crisis empeorara, ninguna región del mundo podría salvarse de sus efectos, sostuvo el director del equipo responsable del informe, Andrew Burns.

"El crecimiento en países industrializados y emergentes podría sufrir un desplome mucho más fuerte que durante la crisis de 2008/2009", apuntó Burns, que asegura que 2012 será un año difícil.

"La economía mundial entra en una fase peligrosa", añadió el texto.

Contracción en la eurozona

Según el Banco Mundial, la economía de la eurozona se contraerá un 0,3 por ciento este año para registrar un leve crecimiento, del 1,1 por ciento, en 2013. En junio pasado aún se decía que este año la eurozona lograría un crecimiento del 1,8 por ciento. Asimismo, las previsiones de crecimiento a nivel global fueron recortadas en más de un punto porcentual para 2012.

Los efectos, aseguró el organismo internacional, también se harán sentir en países emergentes y en vías de desarrollo: ya no lograrán un crecimiento del 6,2 y 6,3 por ciento, respectivamente, tal como se pronosticaba en junio. Según las actuales estimaciones, su crecimiento rondará en promedio el 5,4 en 2012 y el 6,3 en 2013.

De todas formas, el BM advirtió que no es seguro que las crifras de crecimiento, corregidas a la baja, puedan ser incluso alcanzadas. La crisis en Europa y la debilidad de los países emergentes y en desarrollo podrían fortalecerse mutuamente y provocar un desplome global aún más fuerte, indicó el reporte.

Igualmente indicó que los peligros inmediatos han sido en principio frenados por las medidas adoptadas en la eurzona, como la implementación del fondo de rescate FEEF y la intervención del Banco Central Europeo (BCE).

De cualquier manera, advirtió que se mantiene "el riesgo de un amplio enfriamiento de los mercados de capital y de una crisis global de la dimensión de la crisis de Lehman (Brothers, de 2008)".

Si cada vez más países tienen menos acceso al capital no debería descartarse que se diera una severa crisis financiera que alcance a los bancos e instituciones financieras de ambos lados del Atlántico, consideró el informe.

Pero además, el BM consideró que como los países industrializados y emergentes agotaron ya numerosos antídotos en la crisis pasada, el mundo podría tener más dificultad para recuperarse que la vez anterior.

DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda