La Copa Alemana prende motores | Deportes | DW | 23.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

La Copa Alemana prende motores

Esta semana la Copa Alemana animará de nuevo el ambiente futbolístico local. En la segunda competencia más importante del país 32 equipos, jugarán en 16 partidos por el tiquete a la tercera fase del torneo.

Bayern Múnich es el actual campeón de la Copa Alemana y su meta es defender el trofeo que obtuvo en Berlín.

Bayern Múnich es el actual campeón de la Copa Alemana y su meta es defender el trofeo que obtuvo en Berlín.

En el calendario de la Copa Alemana, que se juega este martes y miércoles (24 y 25 de septiembre), están previstos 16 partidos cuyos vencedores accederán a los octavos de final de la competencia. De los 32 equipos aún en carrera hay 14 de la primera división, 13 de la segunda, cuatro de la tercera y un único sobreviviente de los clubes de las ligas regionales.

Los más llamativos

Los partidos más atractivos de esta fase de la Copa Alemana los protagonizan los dos finalistas de la pasada Champions League. Curiosamente ambos se disputarán en el estadio Allianz Arena: el martes el Dortmund visitará al 1860 Múnich, y el miércoles el Bayern recibirá al Hannover.

Tanto Dortmund como Bayern son favoritos a ganar sus encuentros, pero su reto es grande pues los rivales pasan por un buen momento: 1860 es uno de los equipos de punta en la segunda división, y el Hannover es el cuarto poder de la Bundesliga en la actualidad.

Otro juego que despierta grandes emociones es el que protagonizarán Colonia y Maguncia, no sólo por la rivalidad futbolística, sino por la tradicional competencia que reina entre las dos ciudades y cuyo trasfondo es más cultural que deportivo, pues ambas se consideran a sí mismas “dueñas del mejor carnaval de Alemania”. Ese factor, según anunciaron las barras de aficionados, convertirá las tribunas del estadio del Maguncia en un colorido y divertido escenario al que los espectadores acudirán disfrazados a la usanza carnavalesca para apoyar a sus equipos y sus ciudades.

Alemania también seguirá con mucha atención el enfrentamiento del SV Sandhausen contra el SC Wiedenbrück, que no solo es el único equipo de una liga regional que logró mantenerse en competencia, sino también un caso exótico entre todos los 32 participantes en esta fase de la Copa Alemana ya que nunca ha puesto pie en el fútbol profesional. El SC Wiedenbrück es un club novato que apenas tiene 13 años de haber sido fundado.

Los premios

La UEFA introdujo la semana pasada una reforma en sus reglamentos que afectó la motivación de muchos equipos de la Bundesliga que veían en la Copa Alemana el trampolín a las competencias internacionales. Hasta la temporada pasada el perdedor de la final, que se juega tradicionalmente en el mes de mayo en Berlín, obtenía de todas maneras un cupo en la Liga de Europa si el campeón era un equipo previamente clasificado a la Champions League.

Este premio de consolación para el perdedor fue eliminado por la UEFA. Ahora, si el ganador de la final ya tiene un cupo para la Champions League, a la Liga de Europa irá el séptimo en la clasificación al término de la temporada.

La Copa Alemana, sin embargo, sigue siendo una de las más importantes fuentes de ingreso para los clubes. En esta fase de la competencia cada uno de los 32 equipos recibirá 250.000 euros provenientes de la venta de los derechos de trasmisión de los partidos. A Schalke y Darmstadt 98 se les darán 350.000 euros adicionales ya que su juego será presentado por la televisión abierta.

Los latinoamericanos

Es importante destacar la presencia de dos latinoamericanos en esta fecha de la Copa Alemana: la del peruano Claudio Pizarro, y la del argentino Rodolfo Cardoso. El delantero del Bayern es el jugador activo con más goles anotados en esta competencia (26) y se encuentra a apenas dos anotaciones de ingresar a la lista de los tres mejores, donde Gerd Müller ostenta el récord (62), seguido de Hannes Löhr (31).

Cardoso, el primer argentino en ser entrenador de un equipo profesional de la Bundesliga, estará en el banco del Hamburgo, que enfrenta al Greuther Fürth, luego de convertirse, por segunda vez en su carrera, en solución interina a una crisis del club alemán que está buscando director técnico.

DW recomienda

Publicidad