Hamburgo tiene entrenador argentino | Deportes | DW | 20.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Hamburgo tiene entrenador argentino

Por primera vez en la historia de la Bundesliga un argentino se sentará en el banco, como entrenador principal de un equipo, durante un partido oficial del fútbol alemán: Rodolfo Esteban Cardoso, con el Hamburgo.

Rodolfo Esteban Cardoso entrenando al Hamburgo.

Rodolfo Esteban Cardoso entrenando al Hamburgo.

Si bien es cierto que Cardoso, de acuerdo con lo previsto, ocupará la posición ejerciendo como entrenador interino del Hamburgo en la séptima fecha de la Bundesliga, en el partido contra el Stuttgart, el honor histórico será suyo, aunque sea por una única ocasión.

El argentino tendrá –muy pronto- que ceder la silla una vez el club encuentre otro director técnico, en cuya búsqueda se encuentra tras haber despedido a Michael Oenning como consecuencia de los malos resultados (1 punto en 6 partidos, último lugar del campeonato alemán), y regresará a su acostumbrado sitio de trabajo, que también es la banca del Hamburgo, pero no con el equipo profesional, sino con el plantel Sub 23 que tiene bajo su dirección.

Querido por la afición

Cardoso, de 42 años, es un exjugador nacido en la provincia de Buenos Aires, más exactamente en la población de Azul, cuyo nombre va como anillo al dedo con los colores del club que lo lanzó a la fama internacional, el Hamburgo, con el cual ganó en el 2003 la Copa de la Liga (hoy Súpercopa), y ocupó en una ocasión el tercer lugar de la Bundesliga (2000) y en otra, el cuarto (2003).

Pese a que el hoy entrenador interino del Hamburgo llegó a Alemania a jugar con el FC 08 Homburg (1989), equipo con el cual descendió a la segunda división para pasar luego al Friburgo (1993) y posteriormente al Bremen (1995), es en la ciudad porteña del norte de Alemania donde vivió sus mejores momentos futbolísticos.

La afición del Hamburgo le tiene un cariño especial al argentino pues con él vivió una de las etapas más exitosas del club, alcanzando con él incluso la opción en el año 2000 de clasificarse para la Champions League. Pero aún más importante que los triunfos, para los seguidores del club quedó en la memoria la figura de un futbolista que pese a todas las adversidades (lesiones, malentendidos con los entrenadores y las directivas, traspasos frustrados) se mordió los labios y continuó su camino defendiendo la camiseta azul y blanca del equipo.

Amargas experiencias

Cardoso, nacido en Azul, Argentina, disputó con el Hamburgo 111 partidos en la Bundesliga.

Cardoso, nacido en Azul, Argentina, disputó con el Hamburgo 111 partidos en la Bundesliga.

Rodolfo Esteban Cardoso –que jugó 220 partidos en la Bundesliga anotando 47 goles- llegó al Hamburgo (1996) de la mano del entrenador Felix Magath, cuyo sucesor, Frank Pagelsdorf, lo separó del plantel principal y lo ofreció a la venta por no requerir de sus servicios.

El elegante mediocampista creativo terminó en préstamo en su país natal (1997), primero jugando en el Boca Juniors y luego en Estudiantes de la Plata. Como ninguno de estos clubes argentinos pudo pagar la suma exigida por Hamburgo por sus servicios deportivos, Cardoso regresó a Alemania (1999), donde tendría una nueva oportunidad de brillar.

En esta segunda fase el jugador exhibió aquellas cualidades que en el pasado habían hecho de él uno de los futbolistas más apetecidos por los grandes clubes de la Bundesliga, pero a lo largo de los siguientes cinco años con el Hamburgo las lesiones no darían tregua: cuatro operaciones (tres de ellas en la rodilla izquierda) y un grave tirón muscular sentenciaron el final de una carrera que le permitió, en la Copa América 1997 celebrada en Bolivia, vestir la camiseta de la selección de Argentina.

De la cancha al banco

A diferencia del usual destino de los jugadores latinoamericanos en la Bundesliga, Cardoso no empacó maletas para volver a su país, sino que decidió permanecer en Alemania, en Hamburgo, para convertirse en entrenador.

El primer paso en esta dirección lo dio en una escuela privada de fútbol, hasta que su ex club, en el 2009, le ofreció la dirección del equipo Sub 19, para luego permitirle durante corto tiempo ser asistente técnico del plantel profesional, el cual abandonó a principios de este 2011 para entrenar al conjunto Sub 23.

La carencia de una licencia oficial como entrenador, requisito ineludible en Alemania para ocupar la posición, limitan la permanencia del argentino al frente del Hamburgo. Cardoso, sin embargo, ha anunciado querer aprovechar al máximo la experiencia: “quiero llenar de vida al equipo” dijo al concluir la primera práctica bajo su comando.

Autor: Daniel Martínez

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Publicidad