La ciudad de Guayaquil, desbordada, no puede ni enterrar a sus muertos | América Latina | DW | 01.04.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

La ciudad de Guayaquil, desbordada, no puede ni enterrar a sus muertos

Con más de mil infectados, la segunda ciudad de Ecuador es una de las más afectadas del mundo por el coronavirus si se tiene en cuenta su población total.

Los medios ecuatorianos informan de que las familias de Guayaquil se han visto obligadas a mantener los cuerpos de sus seres queridos en sus casas durante días por la incapacidad de las autoridades para recoger los cadáveres. La alcaldesa de la ciudad, la más poblada de Ecuador con 2,3 millones de personas, dijo el miércoles (01.04.2020) que había llegado el primero de cuatro contenedores refrigerados para el almacenamiento de los cadáveres que las autoridades no pudieron recoger.

Cynthia Viteri, alcaldesa de Guayaquil, dijo que los contenedores se usarían para contener los cuerpos de las personas que murieron en sus casas y en los hospitales por el coronavirus y por otras causas. Pero hasta por las calles han quedado durante horas cuerpos abandonados. Viteri anunció también que el Centro de Convenciones de la ciudad se pondría a disposición del Ministerio de Salud para albergar pacientes con el coronavirus.

Ecuador tiene una de las mayores cargas de casos de coronavirus en América Latina. El Ministerio de Salud dice que el país tiene más de 2.300 casos confirmados, de los cuales 79 murieron como resultado de la enfermedad provocada por el virus, la mayoría en la región de Guayaquil, Guayas, 52. Sin embargo, las muertes por la enfermedad podrían ser más del doble ya que otros 67 fallecimientos pueden estar relacionados con el virus.

En la ciudad mueren normalmente 40 personas al día de causas naturales. Con las nuevas muertes el gobierno de Lenín Moreno ha puesto en marcha una Fuerza de Tarea Conjunta para coordinar la recolección general de cadáveres. Jorge Wated, jefe de esa Fuerza, explica la presencia de cadáveres en las viviendas por "la poca capacidad que tienen las funerarias de la ciudad de dar sus servicios mortuorios en conexión con los camposantos de Guayaquil". Algunas funerarias se niegan a trabajar por el peligro de contraer el virus cuando se desconoce la causa del fallecimiento.

Un grupo de personas protesta contra la dificultad de recuperar los cuerpos de sus familiares en el Hospital General Guasmo Sur, Guayaquil, Ecuador (01.04.2020)

Un grupo de personas protesta contra la dificultad de recuperar los cuerpos de sus familiares en el Hospital General Guasmo Sur, Guayaquil, Ecuador (01.04.2020)

Entre el lunes y martes "hemos sepultado aproximadamente cincuenta personas", aseguró Wated a Efe. En la última semana se han recogido unos 310 cadáveres, dijo el funcionario al aclarar que corresponden a fallecidos por distintas causas.  "Los casos que nos reportan, sobre todo en redes sociales, nos han informado eso, de que han estado cuatro días, cinco días esperando (para el levantamiento de cadáveres)", comentó Wated.

Las autoridades intentan facilitar los procesos para evitar que la gente salga de sus casas a hacer filas por trámites legales para los entierros o las cremaciones. El martes, las autoridades tenían unas 115 solicitudes pendientes de retiro de cadáveres de domicilios, así como de emisión de certificados de defunción, pero esperan más: "Obviamente en el día con día se van sumando otros requerimientos", anotó Wated. "Estamos intentando salir de este desborde", dijo al comentar que es complicado saber las causas de las muertes en domicilios pues no se están realizando autopsias ni hay aún pruebas rápidas de COVID-19 en Ecuador.

lgc (dpa/efe/reuters)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda