La carrera para preservar el patrimonio cultural de Ucrania | Europa | DW | 22.03.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

La carrera para preservar el patrimonio cultural de Ucrania

En medio de la guerra, una organización intenta preservar digitalmente los tesoros culturales de Ucrania. Un esfuerzo que es una carrera contra el tiempo.

Vista del centro de la ciudad de Lviv.

Vista del centro de la ciudad de Lviv.

Por cuarta semana consecutiva, las bombas rusas caen sobre Ucrania, destruyendo casas, hospitales y matando gente. El patrimonio cultural del país tampoco se ha librado de los ataques del Ejército ruso: importantes instituciones culturales han sido destruidas, como el teatro de la ciudad de Mariúpol y el monasterio de Svyatohirsk, en la región de Donetsk. La primera mención escrita del monasterio data de 1526.

Mientras los ucranianos protegen sus tesoros culturales con sacos de arena y guardan cuadros en búnkeres, los voluntarios de la organización "Saving Ukrainian Cultural Heritage Online" ("Salvando el patrimonio cultural ucraniano en línea") intentan ahora preservar el tesoro cultural desde la distancia.

Pérdida de grandes tesoros culturales

"Soy consciente de la fragilidad de la cultura. Por mi experiencia, he desarrollado antenas para ello, por así decirlo", explica Sebastian Majstorović, uno de los fundadores, que vive en Viena. Cuando era escolar, fue testigo del derrumbe del Archivo Histórico de Colonia, Alemania, en 2009. En aquel momento, quedaron destruídos innumerables documentos, entre ellos valiosas actas, manuscritos medievales y fotografías históricas.

"Nuestra escuela lindaba con el patio trasero de la sede del Archivo. Y dio la casualidad de que yo estaba en el aula que también tenía vista hacia ese edificio. Pude hacer un video con mi celular. Ante mis ojos, la sede del Archivo se derrumbó, vimos cómo se rescataba a la gente de los escombros de las viviendas vecinas", relata Majstorović.

El 3 de marzo de 2009, el Archivo Histórico de Colonia se derrumbó.

El 3 de marzo de 2009, el Archivo Histórico de Colonia se derrumbó.

Actualmente, Majstorović trabaja en el Centro Austriaco de Humanidades Digitales y Patrimonio Cultural de Viena y hace tres semanas fundó, junto a otras dos personas, la organización que quiere preservar el patrimonio cultural.

Diez terabytes de datos

"Al principio, nos enfocamos en proteger todo lo que es público en internet. Utilizamos un programa especial que busca automáticamente en los sitios web de instituciones culturales y archivos enlaces e información como documentos, fotografías de obras de arte, recorridos virtuales de monumentos históricos reconstruidos, películas, producciones de música folclórica o patrones para trajes tradicionales, entre otros", cuenta Majstorović.

Pero esta técnica totalmente automática no siempre funcionaba bien. Según Majstorović, los voluntarios se encargaban luego de descargar los datos manualmente. Y en algunos casos, incluso, los programadores tenían que escribir manuales especiales de uso para poder almacenar la información.

Después de tres semanas, la iniciativa ya ha realizado una copia de seguridad de diez terabytes de datos. Al principio, Majstorović pagaba los costos del servidor, pero rápidamente esto se hizo imposible. Ahora, la organización recibe el apoyo de empresas tecnológicas y proveedores de internet, que ponen a disposición los servidores de forma gratuita.

En Odessa, la estatua del Duque de Richelieu fue cubierta con sacos de arena.

En Odessa, la estatua del Duque de Richelieu fue cubierta con sacos de arena.

La importancia de una infraestructura digital

El problema no es la digitalización de los tesoros culturales, opina Majstorović: "Las instituciones culturales, incluso en los países más pobres, están haciendo muy bien su trabajo de digitalización del patrimonio cultural. Sin embargo, no se ha pensado tanto en la conservación de los datos. Y eso es algo que me preocupa". Asimismo, sostiene que es necesario colaborar a nivel internacional para crear una infraestructura digital en la que incluso los pequeños museos regionales puedan hacer copias de seguridad de sus datos con poco esfuerzo y de forma gratuita. "Esto es algo que hay que crear ahora", insiste.

Con la organización "Salvar el patrimonio cultural ucraniano en línea", en colaboración con el Instituto de Investigación Ucraniano de Harvard y la Universidad de Alberta, los voluntarios intentan construir exactamente esta infraestructura digital para proteger de la guerra o de los desastres naturales el patrimonio cultural para las generaciones futuras.

En realidad, cualquier bien cultural es un objeto civil protegido por las normas generales de la guerra. En 1954, la comunidad internacional, incluida Rusia, adoptó la Convención de La Haya para la Protección de los Bienes Culturales en caso de conflicto armado. Pero, en la actual guerra en Ucrania, la parte rusa no parece atenerse a ese acuerdo. El ministerio de Cultura de Ucrania sigue recopilando pruebas de testigos presenciales de los lugares culturales destruidos. La lista incluye actualmente 80 ataques a instituciones culturales. Y cada día hay más.

(ct/ms)

DW recomienda