La Bundeswehr entrega su campamento del Kunduz | Alemania | DW | 06.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

La Bundeswehr entrega su campamento del Kunduz

Este domingo (6.10.2013) el Ejército de Alemania puso su campamento militar del Kunduz en manos de las fuerzas de seguridad afganas. Mientras tanto, cuatro soldados de la ISAF fueron abatidos en el sur del país asiático.

El Ejército de Alemania, que tiene unos 4.000 soldados desplegados en Afganistán, puso su campamento militar del Kunduz en manos de las fuerzas de seguridad del país asiático. Aunque 900 miembros de la Bundeswehr siguen estando estacionados en esa provincia septentrional, la retirada es inminente. “Dentro de pocos días, los últimos soldados y trabajadores civiles alemanes habrán abandonado esta región”, anunció el ministro germano de Defensa, Thomas de Mazière, durante la ceremonia de traspaso de este 6 de octubre.

Al evento asistió también el ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, enfatizando con su presencia la importancia de esta transferencia de responsabilidades y del Kunduz como ámbito geoestratégico. La situación de seguridad en el Kunduz es tensa y ha empeorado en los últimos meses. En total, la misión afgana ha costado la vida a 54
soldados alemanes, 35 de los cuales murieron en ataques o atentados. La mayoría de los soldados alemanes que murieron en Afganistán lo hicieron en el Kunduz y en la vecina provincia de Baghlan.

En el futuro cercano, tanto los militares como la policía afgana harán uso del campamento ocupado por los alemanes. De Mazière les deseó valentía, fuerza y paciencia.

“Dentro de poco, los últimos soldados alemanes habrán abandonado esta región”, anunció Thomas de Mazière.

“Dentro de poco, los últimos soldados alemanes habrán abandonado esta región”, anunció Thomas de Mazière.

Cuatro soldados de la ISAF abatidos

El ministro alemán de Defensa comentó que el Kunduz es el lugar donde la Bundeswehr debió “aprender a luchar”, agregando que la misión militar germana en ese territorio constituyó “una cesura, un hito, no solamente para las Fuerzas Armadas, sino también para la sociedad alemana”. Desde el principio de la Guerra de Afganistán, hace diez años, más de 20.000 soldados alemanes pasaron por el campamento del Kunduz, recordó de Mazière. Las tropas de la ISAF tienen pautado salir de Afganistán a finales de 2014.

No obstante, misiones internacionales de adiestramiento y apoyo seguirán asentadas en el país asiático después de 2014. Y es que, como lo demuestran los sucesos más recientes, las fuerzas de seguridad afganas tienen serios desafíos por delante. Este domingo (6.10.2013), cuatro soldados de la fuerza internacional comandada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte fueron abatidos en el sur de Afganistán. La OTAN no dio a conocer la identidad de los soldados muertos ni facilitó detalles sobre el incidente, pero un oficial afgano dijo que las cuatro víctimas eran estadounidenses.

ERC ( dpa / AFP )

DW recomienda

Publicidad