La ayuda humanitaria no llega a Siria a pesar de la tregua | El Mundo | DW | 15.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La ayuda humanitaria no llega a Siria a pesar de la tregua

Así lo denunció hoy en Ginebra el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

El Gobierno sirio y los representantes de los rebeldes en Alepo han impedido hasta ahora la entrega de ayuda humanitaria pese a la tregua vigente, denunció hoy (15.09.2016) en Ginebra el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura. Las autoridades no han entregado los salvoconductos que los camiones con ayuda humanitaria necesitan para circular por Siria, mientras que los rebeldes que controlan la parte este de la ciudad no se han comprometido por el momento a que la entrega se realice con garantías de seguridad.

"Estamos perdiendo tiempo en estos días", se quejó, en vista de que el alto el fuego comenzó el lunes. "Son días que habríamos podido usar para que los convoyes avanzaran". También el el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos había señalado poco antes que cientos de miles de sirios que sufren necesidades en zonas sitiadas siguen esperando a que llegue la ayuda. Hasta ahora no ha habido ninguna señal que indique que los envíos puedan entrar en el país, añadió.

Situación dramática en Alepo

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, aclaró que cerca de 20 camiones se encontraban en la frontera turca. Sin embargo, por desgracia aún no se han tomado todas la precauciones necesarias para garantizar la seguridad de los cooperantes. "Muchas personas mueren a causa de la pobreza y las enfermedades y por falta de asistencia sanitaria", dijo.

La tregua acordada por Estados Unidos y Rusia entró en vigor el lunes y el miércoles fue prolongada otras 48 horas. Uno de sus objetivos es permitir abastecer a las personas en zonas asediadas. Según datos de la ONU, más de 600.000 civiles están aislados del mundo y están expuestos a terribles condiciones, algunos de ellos desde hace años. La mayoría de las regiones están sitiadas por el régimen. En la disputada ciudad de Alepo, en el norte del país, la situación es especialmente dramática.

MS (dpa/efe)

DW recomienda

Publicidad