Kim reconoce errores políticos en apertura de Congreso | El Mundo | DW | 06.01.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Kim reconoce errores políticos en apertura de Congreso

El líder norcoreano inauguró el primer cónclave en cinco años del partido único en el poder de su país.

El líder norcoreano Kim Jong Un abrió el primer congreso del partido gobernante en cinco años, con una admisión de los errores políticos de su gobierno y una apuesta para establecer nuevos objetivos de desarrollo, informaron este miércoles (06.01.2021) los medios de comunicación estatales.

"El octavo congreso del Partido de los Trabajadores de Corea (WPK) comenzó en Pyongyang. (…) El guía supremo repasó los brillantes éxitos logrados por nuestro Partido y nuestro pueblo", agregó la agencia oficial KCNA.

Kim "también analizó los errores que surgieron en los esfuerzos realizados para aplicar la estrategia quinquenal", dijo KCNA. El país sufre una mala gestión de la economía y el plan anterior fue abandonado a principios de este año.

En su discurso de apertura, la KCNA citó a Kim diciendo que los objetivos de desarrollo establecidos en un congreso de 2016 "no se cumplieron en casi todas las áreas en gran medida". Kim dijo que Corea del Norte "no debe repetir las dolorosas lecciones", según la agencia.

Nordkorea | Erster Kongress des Parteitages in Pjöngjang

El Congreso del Partido del Trabajo inició en Pyongyang el martes, con miles de delegados y observadores presentes.

Este congreso, el primero en cinco años y solo el octavo de la historia de Corea del Norte, arranca dos semanas antes de la llegada a la Casa Blanca de Joe Biden, como nuevo presidente de Estados Unidos, nación con las que tiene relaciones estancadas desde que las negociaciones lanzadas por el presidente saliente Donald Trump y Kim Jong Un quedaron en nada.

El país se enfrenta a una fuerte presión financiera, dado que la pandemia de coronavirus y las inundaciones del verano golpearon su ya de por sí frágil economía.

En agosto una sesión plenaria del Partido de los Trabajadores reconoció que "los objetivos para mejorar la economía nacional se han retrasado seriamente".

Corea del Norte también se ha visto muy afectada por las sanciones internacionales impuestas para obligar a Pyongyang a renunciar a sus programas nucleares y balísticos, que progresaron mucho bajo el mandato de Kim.

En octubre, el dirigente norcoreano ordenó una campaña nacional de 80 días para estimular la economía, antes del congreso de enero. Cuando se acercan fechas señaladas Corea del Norte suele lanzar campañas de movilización masiva, que piden a los norcoreanos que trabajen horas extra y asuman nuevas tareas.

jc (afp, ap)

DW recomienda