Justicia ecuatoriana prohíbe al vicepresidente salir del país | América Latina | DW | 30.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Justicia ecuatoriana prohíbe al vicepresidente salir del país

Jorge Glas está siendo investigado por vínculos a la red de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, la cual presuntamente pagó sobornos de más de 35,5 millones de dólares a funcionarios ecuatorianos.

Ecuador Vize-Präsident Jorge Glas in Quito (picture-alliance/AP Photo/D. Ochoa)

Jorge Glas luego de presentarse ante la Fiscalía el 9 de agosto sobre las acusaciones en su contra.

La Corte Nacional de Justicia de Ecuador impuso este martes (29.08.2017) una medida cautelar de prohibición de salida del país al vicepresidente Jorge Glas, con el fin de garantizar la investigación penal en relación con el caso Odebrecht, así lo informó la Fiscalía.

En la audiencia, a la que no acudió Glas porque no era obligatorio, se vinculó además al caso a otras 10 personas, entre ellas cuatro brasileños, dos venezolanos y el ex contralor general Carlos Polit, quien desde hace semanas pasó a la clandestinidad.

El vicemandatario, que nominalmente sigue en el cargo aunque el presidente Lenín Moreno le retiró la confianza y le negó funciones, es sospechoso para la Fiscalía, a partir de "delaciones premiadas" de testigos brasileños, de ser parte de una red que le daba contratos a Odebrecht a cambio de sobornos millonarios.

Los señalamientos contra Glas han generado conmoción, ya que se trata del político más próximo al ex presidente Rafael Correa, a quien lo une una estrecha amistad desde que se conocieron como boys scouts. Desde Bélgica, donde ahora reside, el ex mandatario ha defendido a Glas y lo ha denominado como "un hombre bueno".

En declaraciones a los medios después de la audiencia, el fiscal general de Ecuador, Carlos Baca Mancheno, valoró que la medida es "justa y correcta" y, "sobre todo, aplicable al caso específico del vicepresidente", rechazando así las críticas acerca de un trato desigual con relación a los otros investigados.

"Contra quienes hemos solicitado privación de libertad son personas sobre las cuales se ha acreditado en las investigaciones la existencia de transacciones financieras y la recepción de dinero", puntualizó Baca Mancheno.

En diciembre pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó de que la constructora Odebrecht había pagado supuestamente unos 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de América Latina y África.

Ese informe indicaba que en Ecuador, entre 2007 y 2016, la firma brasileña presuntamente pagó sobornos por valor de más de 35,5 millones de dólares a "funcionarios del Gobierno", lo que supuestamente le generó unos beneficios de más de 116 millones de dólares.

El nombre de Glas surgió en grabaciones y documentación de encuentros con varios directivos de la firma, aunque se trata de hechos que deben ser aún investigados y por los que ya ha dado cuenta en dos testimonios ante la Fiscalía.

JCG (EFE, dpa)

DW recomienda