Jóvenes atletas de EE. UU. también se arrodillan contra el racismo | Deportes | DW | 29.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Jóvenes atletas de EE. UU. también se arrodillan contra el racismo

Aunque Trump criticó a los jugadores de la NFL por arrodillarse durante el himno, las protestas contra el racismo se están extendiendo a las universidades y más allá. Rachel Stewart de DW dialogó con un atleta.

Cuando la multitud se levantó poco antes del inicio de un partido de fútbol americano en la preparatoria Niskayuna en el estado de Nueva York y sonaron las primeras canciones del himno nacional de Estados Unidos, Ismail Stewart, jugador de 16 años de los Silver Warriors, se dejó caer sobre una de sus rodillas. 

"Mi corazón latía con fuerza", le dijo Stewart a DW. "Sentí que me iba a desmayar. Era como, wow, ¿realmente voy a hacer esto?. Porque sabía que una vez que lo hiciera, muchas cosas cambiarían; muchas relaciones cambiarían".

Pero cuando se dio vuelta y vio a varios de sus compañeros de equipo y a una porrista también arrodillados, supo que había hecho lo correcto.

"Pensé: 'No estoy solo en esto. Tengo gente a mi lado'", aseguró.

'Bromas e insensibilidades'

Stewart dijo que estaba inspirado por una serie de protestas que han sacudido la Liga Nacional de Fútbol de Estados Unidos (NFL). Esta forma de demostración comenzó en 2016, cuando el mariscal de campo de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick, protestó por la brutalidad policial contra los afroamericanos al negarse a mantenerse en pie durante el himno nacional que precede a los partidos. Comenzó a arrodillarse luego de que el jugador retirado de la NFL y veterano de las Fuerzas Especiales del Ejército, Nate Boyer, le planteara que sería más respetuoso que permanecer sentado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, intentó usar las protestas para impulsar a un candidato republicano al Senado en un mitin de campaña en Alabama el 22 de septiembre. "¿No le gustaría ver a uno de estos propietarios de la NFL diciendo cuando alguien no respeta nuestra bandera: 'Saca a ese hijo de perra del campo en este momento. Fuera. Está despedido. ¡Está despedido!'" arengó a la multitud.

Stewart, de padre negro y madre blanca, dijo que es testigo de la desigualdad racial en los Estados Unidos todos los días. Desde amigos negros cuyos padres han sido encarcelados por ofensas menores hasta insultos étnicos lanzados en el campo. La gota que colmó el vaso antes de que decidiera arrodillarse fue tener que intervenir en una pelea en la escuela entre un estudiante negro y un estudiante blanco. La controversia había comenzado por una "broma racial".

"Me fui a casa y reflexioné sobre el tema", agregó. "A esta edad, en 2017, ¿por qué seguimos lidiando con bromas e insensibilidades en este tipo de temas?", se pregunta todavía.

¿Falta de respeto?

USA American Football Cleveland Browns - Indianapolis Colts (Reuters/USA Today Sports/Brian Spurlock)

Los jugadores de la NFL protestan contra el racismo arrodillándose

A medida que la protesta fue gananado popularidad y la atención de los medios, muchas personas, desde fanáticos del fútbol hasta políticos, acusaron a los jugadores de faltarle el respeto al himno nacional, a la bandera de los Estados Unidos. y, quizás lo más controvertido de todo, a los militares.

Stewart es ágil para sobreponerse a este tipo de planteos. Su madre sirvió en la Infantería de Marina, y ella fue la primera persona a la que consultó mientras se debatía si tomar este tipo de medida.

"Le pregunté si lo sentiría como una falta de respeto", contó Stewart. "Ella me dijo que no. Las personas se arrodillan ante la presencia de reyes y reinas. La gente se arrodilla en los funerales militares", añadió.

Fútbol y política

La decisión de Stewart de participar en la protesta acarreó también reacciones negativas en la redes. "Todos tienen agallas en línea", desafió, y agregó: "lo vi venir, así que no reaccioné".

Stewart dijo que estaba más sorprendido por la reacción en gran medida positiva que ha recibido por parte de sus compañeros y vecinos: "Fue increíble obtener todo ese apoyo. Hubo maestros de mis antiguas escuelas que se acercaron, me dieron la mano o un abrazo, y me dijeron que estaban orgullosos de mí".

Una de las críticas que Trump y otros han dirigido a los jugadores de la NFL es que se les paga salarios atractivos para entretener a los fanáticos, no para ser activistas. Stewart no ve mucho sentido a ese planteo.

"Son innovadores", dijo. "La gente los admira: esa audiencia masiva, todos esos fanáticos, todos esos seguidores. Puedes usar eso para enviar el mensaje correcto y con suerte ganar aún más respeto. Porque entonces no eres solo una superestrella: eres un héroe", reflexionó.

Para Stewart participar de este tipo de protestas fue una experiencia reveladora: "Siento que algo en mí hizo clic", admitió. "Hace un año, nunca me hubiera visto en esta posición, pero nunca antes había sentido algo así. Definitivamente quiero seguir hablando de esto".

Por el momento está disfrutando de su pequeño aporte en este movimiento más grande. "No importa la posición que tengas en la sociedad, si tienes una voz, úsala", es su conclusión. 

Autor: Rachel Stewart (DG/RRR)

 

DW recomienda

Publicidad