Italia rompe las normas de la UE, a propósito | Economía | DW | 22.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

Italia rompe las normas de la UE, a propósito

El Gobierno de Italia se burla de las normas presupuestarias de la UE. El proyecto de presupuesto del país para el año 2019 lo deja claro. ¿Cómo reaccionará la Comisión Europea. Bernd Riegert, desde Bruselas?

El primer ministro italiano, Conte, quiere generar crecimiento económico con nuevas deudas. La UE dice no”. (picture-alliance/AP Photo/G. Lami)

El primer ministro italiano, Conte, quiere generar crecimiento económico con nuevas deudas. La UE dice "no”.

La carta llegó de Roma en la tarde de este lunes (22.10.2018), cumpliendo el plazo fijado. La Comisión Europea confirmó que el Gobierno italiano, formado por populistas y extremistas de derecha, ha proporcionado información escrita sobre su polémico presupuesto para 2019.

La Comisión decidirá el martes sobre los siguientes pasos en la disputa presupuestaria con Italia. De acuerdo con las reglas de la unión económica y monetaria, la Comisión tiene hasta el próximo lunes, para rechazar el proyecto de presupuesto italiano o solicitar formalmente cambios.

El comisario alemán de la UE, Günther Oettinger, apostó ya la semana pasada por que la autoridad de supervisión rechace completamente el plan italiano. El primer ministro italiano, Guiseppe Conte, rechazó este lunes la expectativa de Oettinger como un "prejuicio" inadmisible.

Abierta violación

No obstante, el Ministro de Finanzas italiano, Giuseppe Tria, reconoció francamente en su carta a los guardianes de las arcas en Bruselas que su proyecto de presupuesto viola las reglas comunes. Y, a conciencia, pues es necesario reencauzar la economía italiana por un rumbo de crecimiento más fuerte y alcanzar el nivel de ingresos de antes de la crisis financiera de 2008.

En las últimas semanas, el comisario de presupuesto de la UE, Pierre Moscovici, criticó el proyecto de presupuesto italiano –que prevé una nueva deuda del 2,4% del PIB- como un grave incumplimiento de las normas de la UE.

En principio, y debido al extremadamente alto nivel de deuda de Italia, la Comisión había acordado con el Gobierno italiano una nueva deuda de no más del 0,8 por ciento.

Moscovici: el presupuesto italiano debe atenerse a las reglas. (Getty Images/AFP/J. Thys)

Moscovici: el presupuesto italiano debe atenerse a las reglas.

Los partidos de la coalición gobernante, "Cinco Estrellas" y "Liga" quieren imponer, sin embargo, una serie de costosos beneficios sociales y recortes de impuestos.

Pero Moscovici niega la suposición del primer ministro italiano, Guiseppe Conte, de que un mayor gasto estatal podría impulsar el rendimiento económico: "Ya estamos en una fase de sobrecalentamiento, y muchos economistas están de acuerdo", declaró el comisario de presupuesto de la UE en una entrevista con emisora "France Inter".

No obstante, Moscovici quiere  evitar una crisis y un conflicto abierto con Italia: "El lugar de Italia está en el centro de Europa y no fuera", insistió.

En una conferencia de prensa ante periodistas extranjeros en Roma, Conte, el primer ministro italiano, se mostró también más conciliador que en los últimos días: Italia no tiene intención de abandonar el euro o la unión monetaria de la UE, aseguró.

Advertencia de Moody's

"El alto déficit es necesario para lograr crecimiento económico", insistió Conte. "Italia cuenta con una base sólida, como ha reconocido la agencia de calificación Moody's", agregó el agregó el primer ministro, que no está afiliado a ningún partido.

Moody's rebajó hoy la calificación crediticia de Italia, pero no avizoró otras rebajas a largo plazo. La perspectiva es "estable", según la agencia de calificación. Como resultado, los inversores se abastecieron con bonos del Gobierno italiano. El margen de riesgo –"spread” o diferencia entre la compra y la venta de títulos de deuda estatal italiana- se redujo en un 0,5 por ciento. En las últimas semanas, la tendencia del "spread” se ha mantenido en alza.

Como marca crítica para la prima de riesgo en relación con los bonos del Gobierno alemán, Matteo Salvini, líder del partido de derecha radical Liga, había nombrado el cuatro por ciento. Pero el "spread” ya ha llegado a alcanzar el 3,8 por ciento.

Entretanto, el gobierno populista de Roma simplemente no quiere preocuparse más por el "spread”. En opinión de los líderes de los partidos gobernantes, Luigi Di Maio (Cinco estrellas) y Matteo Salvini (Liga), este es un invento de los alemanes para mantener a Italia sometida.

El primer ministro, Conte, dijo en Roma que no podía garantizar nada sobre las primas de interés, "porque mi gobierno no hace el ‘spread'". Sin embargo, si –en algún momento de la disputa presupuestaria con Bruselas- los inversores en los mercados financieros llegan a retirar masivamente su confianza en el estado italiano, la deuda italiana de más de dos billones de euros podría volverse rápidamente inviable.

La economía de Italia cuenta con un núcleo sólido, dice el Gobierno. Moody's se mantiene escéptico. (picture-alliance/LaPresse/G. Perottino)

La economía de Italia cuenta con un núcleo sólido, dice el Gobierno. Moody's se mantiene escéptico.

¿Sin rescate de la UE?

El ministro de finanzas alemán, Olaf Scholz, ha excluido más o menos claramente la posibilidad de que otros estados europeos apoyen financieramente a Italia según el modelo con que se apoyó a Grecia.

"Si se empeña el 130 por ciento del desempeño económico en deudas, como es el caso en Italia, se deberá ser más cauteloso. No podemos prohibirle eso a nadie", dijo Scholz en un evento en Ludwigshafen. Este no es un tema europeo, continuó: "No quiero jugar el juego de los populistas: comportarse mal hasta que paguemos por el rescate".

No está aún claro cómo se comportaría el Banco Central Europeo en caso de una crisis. En teoría, solo podría comprar masivamente bonos estatales de Roma, si Italia se somete a un programa de rescate a través del fondo de rescate del euro ESM.

Negociaciones en curso

En Roma, el primer ministro italiano, Conte, se ha mostrado listo para conversaciones y negociaciones con la Comisión Europea; eso sí, no está dispuesto a cambiar nada en las cifras del proyecto de presupuesto.

"Queremos una cooperación basada en la confianza y un diálogo constructivo", dijo Conte, quien asegura que su país podría asumir menos deuda de la que se ha autoimpuesto como objetivo, y garantiza que en ningún caso se excederá.

Propensos a las crisis, bancos italianos como Monte dei Paschi di Siena se empapan con bonos del gobierno y malos préstamos. (Getty Images/AFP/G. Cacace)

Propensos a las crisis, bancos italianos como Monte dei Paschi di Siena se empapan con bonos del gobierno y malos préstamos.

También el comisario Moscovici apuesta por negociar y destaca algunos proyectos positivos del presupuesto para combatir la pobreza en Italia. Pese a las críticas, igualmente el ministro alemán de Finanzas, Scholz, elogió la idea de introducir la protección estatal para los desempleados de larga duración. No todo está fuera de lugar en el proyecto italiano.

¿Y los italianos? Ya hay informes en los medios, por ejemplo en el diario británico "Telegraph" o el italiano "Il sole 24", de que los italianos ricos han comenzado a trasladar sus ahorros a la vecina Suiza, para protegerlos de un posible colapso del euro.

Pero el banco central italiano no cuenta aún con cifras oficiales sobre una incipiente fuga de capitales. Estas cifras suelen levantarse y publicarse a menudo con un gran retraso.

(rml/jov)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema