Italia: ¿Demasiado grande para poder ser rescatada? | Europa | DW | 30.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Italia: ¿Demasiado grande para poder ser rescatada?

La inseguridad política en Roma crea temores en los mercados financieros a un rebrote de la crisis de la deuda en la zona euro. A diferencia de Grecia, Italia es demasiado grande para poder ser rescatada.

Todo apunta a nuevas elecciones en otoño. El rendimiento de los bonos italianos a dos años subió a 2,64% este 29 de mayo. La brecha con los bonos del gobierno alemán con el mismo vencimiento es más del 3%, la más alta desde la crisis del 2012.

La prima de riesgo está todavía muy por debajo del nivel del 7% o más, por lo cual Grecia y Portugal tuvieron que ser rescatados. Pero si la incertidumbre se prolonga durante meses podría crecer aún más el nerviosismo de los inversionistas. Sin embargo, la cuestión de un posible rescate de Italia no se plantea.

No hay una red de salvamento tan grande

Simplemente no existe un paraguas tan grande para cubrir la deuda estatal italiana, que ronda los 2,3 billones de euros. Italia tiene una deuda mucho mayor que Alemania. El índice de deuda de Roma supera el 130% del PIB, solo superado por el de Grecia en la zona euro.

El gobierno de Roma tiene que emitir regularmente nuevos bonos estatales para liquidar antiguas deudas. Solo en 2018, serán alrededor de 250 mil millones de euros. A modo de comparación: el Fondo Europeo de Rescate (FER) dispone de un total de 400 mil millones de euros.

En otras palabras, el FER podría financiar durante un año la tercera mayor economía de la zona euro, con la condición de que ningún otro país sea infectado por la crisis italiana, lo que sería utópico.

"Es una crisis de deuda de Italia, no del euro”

Por otra parte, Banco Central Europeo (BCE) nunca ha activado su famoso programa de emergencia "Outright Monetary Transactions",  más conocido por su sigla "OMT”. En ese caso, el BCE puede comprar valores ilimitados de países en problemas. Para beneficiarse de este programa, el país debe comprometerse a cumplir estrictas condiciones. Algo inimaginable en los partidos más grandes de Italia. Expertos coinciden en que el BCE no activará dicho programa.

Al fin y al cabo, "no debe ser recompensada una política económica irresponsable”, advierte Jörg Krämer, economista jefe de Commerzbank: "Si Italia entra en crisis por culpa propia, y por negligencia pierde la oportunidad de financiarse en los mercados, el Banco Central Europeo tampoco podrá salvarla”, dice Krämer a DW.

Aunque la economía de Italia es seis veces más grande que la griega, el grado de contagio a otros países es limitado, considera Carsten Heese, del Banco Berenberg, y concluye: "Esta es definitivamente una crisis italiana, no es una crisis del euro, porque la zona euro tiene instrumentos suficientes para prevenir la infección".

Zhang Danhong (jov/er)

DW recomienda

Publicidad