Inyección letal, lapidación o fusilamiento – práctica legal en muchos países | Política | DW | 28.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Inyección letal, lapidación o fusilamiento – práctica legal en muchos países

Amnistía Internacional acaba de presentar su informe anual sobre la pena de muerte. Si bien se observa un retroceso en las cifras a nivel mundial, varios países se mantienen aferrados a esta práctica.

default

Horca, cámara de gas o silla eléctrica - la pena de muerte siempre es cruel.

En 2010 fueron ejecutadas 527 personas en 23 países, según informó Amnistía Internacional (AI) este lunes (28.03.). Si bien se aplicó la pena capital en 23 países, cuatro más que el año pasado, el número total de ejecuciones descendió. En el 2009 el mismo había sido de por lo menos 714.

Totesstrafe in China Verurteilter

Un traficante de drogas chino, durante un juicio público.

Sin embargo, hay que destacar que estas cifras no incluyen el número de ejecuciones en China, que mantiene los datos correspondientes en secreto. Se supone que la cantidad de ejecutados únicamente en China sea mayor que la del resto del mundo. El año pasado presumiblemente varias miles de personas fueron ejecutadas por encargo del Estado chino.

Tendencia en contra de la pena de muerte

La pena de muerte es una violación contra al derecho a la vida que tiene todo ser humano, aún cuando se trate de un delincuente condenado. Esta opinión es compartida por organizaciones de defensa de los derechos humanos, políticos y científicos. Pero, quienes están a favor de la pena capital siguen argumentando que la misma sirve para intimidar a otros criminales, aunque ya hace mucho que esta tesis ha sido refutada científicamente.

Symbolbild Todesstrafe USA Giftspritze

La pena de muerte es uno de los puntos más polémicos de la jurisprudencia de EE.UU.

“A pesar de algunos pasos hacia atrás, los avances de 2010 nos llevaron más cerca de la abolición global”, afirma Salil Shetty, secretario general de AI. Los Estados que abolieron la pena de muerte, en la ley o en la práctica, son actualmente 139. Un importante ascenso, considerando que en 2001 eran todavía 108 países. Gabón fue el último en sumarse a esta lista. Incluso dentro de EE.UU. se ha derogado la pena de muerte en varios estados federales. En 2007 se abolió en New Yersey, en 2009 en New Mexico y este año en Illinois. El número de estados federales que abolieron la pena capital asciende a dieciséis, de un total de cincuenta.

Shatty destaca que el año pasado “por tercera vez, y con más apoyo que nunca, la Asamblea General de la ONU pidió una moratoria de las ejecuciones en todo el mundo”. El secretario general de Amnistía Internacional está convencido de que “un mundo sin pena de muerte no sólo es posible, sino inevitable. La cuestión es saber cuándo lo conseguiremos".

Pagar con la vida por un crimen no violento

“Quien condene a muerte o ejecute a un ser humano en el siglo XXI está cada vez más aislado internacionalmente”, dice Oliver Hendrich, experto de Amnistía Internacional Alemania. No obstante, hay aún 58 países en el mundo que siguen aplicando la pena capital.

Pero no sólo crímenes violentos son castigados con la pena de muerte, sino también corrupción, tráfico de drogas, evasión de impuestos, adulterio e incluso la homosexualidad, como es el caso en Arabia Saudita. Sobre todo en China, Irán y Sudán la pena de muerte es instrumentalizada por la política, ya sea para acallar a los adversarios al régimen, como para alcanzar determinados objetivos políticos.

England Uganda Todesstrafe Schwule Lesben

Activistas, reunidos delante de la representación de Uganda en Londres, manifiestan contra la pena de muerte contra homosexuales, aplicada en aquel país africano.

En Latinoamérica la pena de muerte está prohibida en la mayoría de los países, aunque se decidieran a abolirla hace no mucho tiempo. En Argentina la misma fue derogada en el 2008, en Chile en 2001. En Guatemala, en cambio, el congreso votó en 2008 por su restitución. Actualmente la pena de muerte esta establecida en la constitución guatemalteca, pero de hecho no se aplica. En Cuba, así como en las Bahamas, Guyana, Jamaica, Trinidad y Tobago, así como algunas de las Pequeñas Antillas la pena capital sigue vigente y se puede aplicar sobre todo en casos de asesinato, traición y piratería. En Cuba se castigan con pena de muerte los crímenes contra la seguridad del Estado, aunque la ley no se aplica desde 2003, año en el cual se realizaron las últimas tres ejecuciones.

Autora: Valeria Risi

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda