Informe de Volkswagen no satisface a víctimas en Brasil | Brasil en DW | DW | 15.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Informe de Volkswagen no satisface a víctimas en Brasil

Antiguos operarios perseguidos boicotearon la presentación de un estudio que da cuenta de la colaboración de funcionarios de Volkswagen con la dictadura brasileña, pero concluye que no fue una práctica institucional.

Un informe realizado por encargo de Volkswagen detalla la colaboración de la filial brasileña de la empresa con el aparato represivo de la dictadura militar que gobernó Brasil de 1964 a 1985.

Elaborado por un historiador independiente contratado por la empresa, el documento de 114 páginas indica que Volkswagen fue "irrestrictamente leal" a los militares y que su propio aparato de seguridad facilitó la identificación y encarcelamiento de "funcionarios subversivos". Por lo menos uno de ellos fue torturado en una unidad de la empresa. La filial también despidió a trabajadores por sus actividades sindicales y manejó "listas negras" que compartió con otras empresas.

Más información:

-Volkswagen investiga su colaboración con dictadura de Brasil

-Brasil: VW y su colaboración con la dictadura

El informe, en tanto, apunta que no se hallaron pruebas de una colaboración institucionalizada de la automotriz con la represión estatal. Según el texto, los miembros del departamento de seguridad –varios de ellos militares en reserva- actuaron por iniciativa propia. No hay documentos que indiquen que la dirección de la empresa en Brasil hubiese dado órdenes en ese sentido.

Studie: VW hat mit Militärdiktatur in Brasilien kooperiert (Imago/Agencia EFE/Moreira)

Christopher Kopper, el autor del informe.

Buena parte del contenido del informe ya era conocido. En agosto, el propio autor, el historiador Christopher Kopper, de la Universidad de Bielefeld, había adelantado a la empresa sus conclusiones preliminares. La Comisión Nacional de la Verdad también había descrito en 2014 varios casos de represión consignados en el documento. Faltaba saber cómo reaccionarían Volkswagen y los trabajadores perseguidos entonces, ante el informe final.

Durante la ceremonia de presentación, en la planta de Volkswagen de São Bernardo do Campo, el presidente del grupo en Brasil, Pablo Di Si, destacó que es la primera vez en que una empresa de este tipo analiza su historia durante el régimen miltar. "Lamentamos profundamente lo que ocurrió en ese momento histórico, en desacuerdo con los valores de la empresa", señaló.

Volkswagen también descubrió en la fábrica una placa en homenaje "a todas las víctimas" de la dictadura militar. Pero el informe y la ceremonia no agradaron a las víctimas.

Placa en honor a las víctimas.

Placa en honor a las víctimas.

"Golpe de relaciones públicas"

Uno de los insatisfechos es el ex-militante del Partido Comunista Brasileño Lúcio Bellentani, de 73 años, quien fue torturado en 1972 por agentes del Departamento de Orden Político y Social (Dops) en una sala de la fábrica de São Bernardo do Campo, ante la vista de personal de seguridad de la empresa. Para él, el informe no pasa de ser un golpe de relaciones públicas, que indica que la empresa quiere controlar el relato de su pasado y no está siendo honesta cuando se trata de tomar medidas concretas. "El informe es débil, no tiene mucha documentación. No creo que la empresa haya abierto todos sus archivos al historiador", dice.

Ver el video 01:25
Now live
01:25 minutos

VW colaboró con la dictadura en Brasil

Bellentani fue invitado por Volkswagen, junto con otros antiguos trabajadores perseguidos, a la ceremonia de presentación del informe. Pero estos decidieron boicotear el evento y protestar con pancartas fuera de la fábrica. Según Bellentani, el principal problema de Volkswagen es que asumió en solitario la tarea de analizar su pasado, dejando de lado la investigación abierta por el Ministerio Público Federal (MPF) en 2015, y sin conversar con las víctimas acerca de cuál sería una compensación adecuada.

Nada concreto

El procurador del MPF, Pedro Machado, considera que la empresa debería tratar de llegar a un acuerdo con la participación de los trabajadores y del MPF, que representa a la sociedad. "La matriz de Volkswagen ya tiene experiencia de diálogo cuando se trata de examinar su pasado y hacer compensaciones. Basta ver lo que pasó en relación con el papel de Volkswagen en el Holocausto. Infelizmente, esas lecciones no parecen estar siendo aplicadas en Brasil", dice.

Durante la creremonia, Di Si reconoció que personas de la empresa colaboraron con los militares, pero afirmó que "eso no configura, como explica el informe, una actitud institucionalizada".

Jean-Philip Struck (ERS/VT)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema