Hungría preside ya el Consejo de la Unión Europea | Europa | DW | 01.01.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Hungría preside ya el Consejo de la Unión Europea

La presidencia de la UE empezó opacada por una ley húngara de medios criticada por la oposición y Europa por “atentar contra la libertad de expresión”. Budapest empero, quiere centrar la mira en la defensa del euro.

Estreno europeo: Hungría asume liderazgo en EU.

Estreno europeo: Hungría asume liderazgo en EU.

¿Un mal comienzo? Aunque las críticas contra el gobierno de derecha del primer ministro húngaro, Viktor Orban, son fuertes, la verdad es que en otras ocasiones el Consejo de la Unión Europea ha sido asumido por países en condiciones políticas verdaderamente inestables.

Bélgica, por ejemplo, país del que Hungría recibió la posta europea empezó y terminó su mandato de seis meses sin ni siquiera tener un nuevo Gobierno elegido. Flamencos y valones no lograron disminuir sus diferencias políticas, sociales y económicas durante el tiempo que lideraron la UE. Aún así, a nivel europeo, Bélgica cumplió una función silenciosa pero efectiva a la hora de brindar el marco para establecer mejores mecanismos de control financiero en Europa.

Hay mucho por hacer

Y como lo hizo Bruselas, Budapest también tendrá

Ungarn - designierter Regierungschef Viktor Orban / FIDESZ

Protesta contra la nueva ley de medios en Hungría.

que continuar la batalla por la defensa de la moneda de la eurozona. Hungría ha expresado querer estar al frente del bloque para apaciguar la voracidad de los mercados internacionales y frenar posibles ataques contra el euro.

"Nuestra prioridad será la economía. Lo más importante ahora es calmar a los mercados y superar la crisis", aseguró el ministro húngaro de Asuntos Exteriores, Janos Martonyi, en la presentación de los objetivos del semestre húngaro al frente del bloque comunitario.

El presidente (permanente) del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, aseguró que la presidencia (húngara de la UE) supone una "oportunidad" para el país centroeuropeo, que se adhirió al bloque, junto a otras nueve naciones, gran parte del ex bloque comunista de Europa del Este, en 2004.

Croacia: ¿el próximo nuevo miembro?

Orban quiere que este semestre europeo sirva, entre otras cosas, también para retomar el "impulso" de apertura del bloque, con futuras nuevas adhesiones.

En la mente de Budapest estaría Croacia, con la cual se espera concluir, durante la presidencia húngara, las negociaciones de cara a su eventual adhesión. "La presidencia (de la UE) no es sólo un reto, sino también una oportunidad", aseguró van Rompuy. En todo caso, son muchos los analistas que creen que será un semestre difícil.

Moneda única ¿gobierno único?

Herman Van Rompuy

El presidente permanente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy.

Hungría todavía no tan madura en lides comunitarias, deberá, entre otros retos, acelerar la iniciativa de que los 27 socios envíen a Bruselas su borrador del presupuesto nacional, antes de ser aprobarlo. Una medida inédita en más de medio siglo.

Es un primer paso con vía a crear, en el futuro, un gobierno económico comunitario que logre evitar, gracias al severo escrutinio del ejecutivo, desequilibrios en las cuentas públicas de los Estados miembro.

Se trata de una de las exigencias que en su momento planteó, entre otros, el comisario de Economía de la UE, Olli Rehn, alarmado por el elevado número de socios que incumplen las normas en materia de control de déficit: al menos 20 miembros violan en estos momentos el Pacto de Estabilidad.

¿Hará Budapest realidad el sueño de Merkel?

Se trata de conseguir una "mayor coordinación de las políticas económicas" comunitarias, agrega Martonyi, ministro húngaro de Asuntos Exteriores Europa que quiere, a toda costa, evitar nuevos sobresaltos como los vividos en abril de 2010, con el estallido de la crisis de endeudamiento griego, que forzó la aprobación, en mayo pasado, de un fondo de rescate para el euro, dotado actualmente con 750.000 millones de euros, y el cual, a partir de 2013 se convertirá en permanente.

Ese será otro de los huesos que deberá roer la presidencia húngara: trabajar con los expertos en derecho comunitario para aplicar los leves retoques necesarios al Tratado de Lisboa que permitirán, a pedido de la canciller germana, Angela Merkel, convertir en permanente ese mecanismo preventivo ante futuras crisis. Van Rompuy alabó el trabajo llevado a cabo por Budapest desde la caída del Muro de Berlín, en 1989, para acercar "al Este y oeste" de Europa.

No más endeudamiento exagerado

Otra de las piedras en el zapato para Hungría

Treffen Merkel - Sarkozy Bundeskanzlerin Angela Merkel empfängt Frankreichs Staatspräsident Nicolas Sarkozy mit militärischen Ehren auf dem Flughafen in Straubing

Merkel y Zarkozy: promotores del acuerdo de estabilidad financiera.

será el comienzo de las negociaciones de los 27 socios de cara a las próximas Perspectivas Financieras (presupuesto plurianual) del bloque para el período 2014-2020.

Numerosos jefes de Estado y Gobierno comunitarios, abanderados por el primer ministro británico, David Cameron, solicitaron hace pocos días, en una carta enviada a Bruselas, que a partir de 2014 el presupuesto comunitario quede "congelado", sin ningún incremento, extremo que desagrada sobre todo a los ex países del Este, como la propia Hungría, que temen recibir menos ayudas de Bruselas.

Mientras que, como es habitual, los Consejos (cumbres) europeas se celebrarán en Bruselas, las reuniones y consejos informales se llevarán a cabo en el palacio real de Godollo, a unos 40 kilómetros al noreste de Budapest, famoso como atracción turística dado que fue utilizado por el emperador de Austria, Francisco-José y por su consorte, la princesa Sissi. Así que la presidencia húngara promete imágenes de película. ¿Serán los resultados también dignos de ser mostrados?

Autores: Christoph Hasselbach / José Ospina-Valencia / dpa

Editor: Enrique López

DW recomienda