Humedales, manglares y marismas: los grandes protectores de la costa | Global Ideas | DW | 10.01.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Global Ideas

Humedales, manglares y marismas: los grandes protectores de la costa

A medida que aumenta el nivel del mar, los baluartes naturales de la tierra contra el océano podrían ayudar a proteger la costa. Pero estos entornos también están amenazados.

Piedras cubiertas de algas en el Mar de Frisia. Al fondo, una puesta de sol.

Puesta de sol en Nordeney, Mar de Frisia.

Más de un tercio de la población mundial vive en regiones costeras, es decir, en zonas que no están a más de cien kilómetros del mar. Pero no todas las costas son iguales, por lo que cada región se enfrenta a sus propias dificultades ante el aumento del nivel del mar. Los ecosistemas que protegen la tierra del agua son a su vez biotopos a lo largo de la costa: llanuras de marea, manglares y marismas salinas. DW examina más de cerca estos "protectores costeros” naturales.

Vista aérea de una llanura de marea con casas.

El Mar de Frisia en la Baja Sajonia alemana es también un parque nacional e incluye las islas Frisias, llanuras de marea y marismas.

¿Qué son las llanuras de marea y por qué son importantes?

Las llanuras de marea son humedales de costa, que se inundan con la marea alta. Se forman por la acumulación de sedimentos arrastrados por las mareas y los ríos. Las llanuras de marea, también conocidas como zonas intermareales, se encuentran por todo el mundo, por ejemplo, en estuarios o bahías. Constituyen ecosistemas ricos que sirven como áreas de reproducción y anidación para numerosas aves nativas y migratorias, así como zonas de cría para muchas especies de peces. Además, actúan como barrera de protección costera entre el agua y la tierra. A medida que se van acumulando sedimentos fangosos, las llanuras se van situando por encima del nivel medio de la pleamar. En ese momento, empieza a ser colonizado por plantas terrestres que dan lugar a las marismas salobres (agua con más contenido en sal que el agua dulce, pero menos que el agua salada).

Marisma cubierta de hierba.

Solo las especies más duras y resistentes a la sal pueden prosperar en las marismas salinas.

Marismas salinas

En algunas regiones del mundo, mayormente frías, son típicas las marismas salinas. Aquí predominan los arbustos y pastos resistentes a la sal, que crecen sobre el lodo profundo. A menudo se encuentran cerca de las denominadas zonas intermareales y, al igual que las llanuras de marea, protegen contra la erosión costera. Rompen la intensidad de las olas entrantes y sirven a su vez como almacenamiento de carbono.

Manglares.

Una laguna de manglares en el distrito de Mannar en Sri Lanka, que alberga ocho especies diferentes de plantas de mangle.

Manglares

Se estima que existen entre 50 y 110 tipos diferentes de mangles, una especie de arbusto o árbol leñoso. Puede oscilar entre los dos y los 10 metros de altura y el agua del mar no es un problema para ellos porque pueden secretar sal a través de sus hojas. Todos ellos cumplen la misma función medioambiental, protegiendo contra la erosión costera a través de su sistema de raíces profundas. Según Conservación Internacional, los manglares (ecosistemas formados por mangles) cubren un área total de más de 137.000 kilómetros cuadrados a lo largo de las costas de agua salada de 118 países tropicales y subtropicales. Indonesia está tan densamente cubierta de manglares que almacena hasta cinco veces más carbono por hectárea que los bosques tropicales del país.

Huellas de pájaro en la arena.

Huellas de pájaro en la arena.

Llanura de marea en peligro

El Mar de Frisia, que se extiende unos 500 kilómetros a lo largo de las costas de los Países Bajos, Alemania y Dinamarca, es una de las zonas intermareales más grandes del mundo. Durante la bajamar, sus 10.000 kilómetros cuadrados de llanuras de marea son accesibles para las aves migratorias, que se alimentan y se reproducen allí. A medida que aumenta el nivel del mar, la llanura de marea del Mar de Frisia corre el riesgo de quedar completamente bajo el agua. Una idea para evitarlo consiste en arrojar arena en lugares estratégicos, como por ejemplo, sobre las zonas intermareales. De este modo, estas zonas podrían crecer al ritmo que lo hace el nivel del mar.

Foto de una becada, un pájaro, en el agua.

La becada es solo una de las muchas aves que dejan sus huellas sobre las llanuras del Mar de Frisia.

Monte Saint-Michel

El Monte Saint-Michel, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se eleva sobre unos 500 kilómetros cuadrados de marismas y llanuras de marea en una bahía del norte de Francia. La vida en la bahía es espectacular. Hay cientos de aves, plantas y especies marinas, incluyendo gusanos de panal (Sabellaria alveolata), que han construido un arrecife conocido como el "Banc des Hermelles”, la mayor "bioconstrucción” de Europa, con una superficie de más de 100 hectáreas. La bahía también es conocida por las mayores mareas de Europa continental.

El Monte Saint-Michel es una abadía benedictina en la costa francesa, construida sobre un islote rocoso y expuesto a fuertes mareas.

El Monte Saint-Michel es una abadía benedictina en la costa francesa, construida sobre un islote rocoso y expuesto a fuertes mareas.

Banco de Arguin

Otro de los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y Parque Nacional es el extenso humedal del banco de Arguin, en Mauritania, África Occidental. El parque, con sus dunas e islas, aguas costeras poco profundas y pantanos, es el hogar de muchas plantas y animales, incluyendo ballenas, delfines y tortugas. La reserva natural del banco de Arguin representa la mayor área de alimentación, cría y vivero de África Occidental. La expansión de la cobertura de pastos marinos ayuda a prevenir la erosión y a mejorar la calidad del agua, así como a proporcionar refugio a las especies marinas.

Flamencos volando desde la playa.

Los flamencos son una de las muchas especies de aves que se detienen en el banco de Arguin.

Archipiélago Bijagós

El archipiélago Bijagós está formado por 88 islas y una gran zona intermareal de manglares y llanuras de marea. Se encuentra frente a la costa de Guinea-Bisáu. Las 76.000 hectáreas de llanuras de marea y 35.000 hectáreas de manglares se exponen dos veces al día a la marea en retroceso. En invierno, 700.000 aves se reúnen aquí para anidar, reproducirse y alimentar a sus crías.

Una imagen de satélite del archipiélago Bijagós en Guinea-Bisáu.

Los manglares del archipiélago Bijagós proporcionan alimento a peces, aves y otros animales.

(ar/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |   

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema