Huelga de metro colapsa Sao Paulo a una semana del Mundial | América Latina | DW | 05.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Huelga de metro colapsa Sao Paulo a una semana del Mundial

El paro provoca más de doscientos kilómetros de embotellamiento y deja a más de cuatro millones de usuarios sin servicio. La ciudad será la sede del partido inaugural de la Copa del Mundo de Fútbol el 12 de junio.

Una huelga de los empleados del sistema de metro de Sao Paulo agravó hoy el caos de tránsito en la metrópolis de 11,3 millones de habitantes, que dentro de una semana será escenario de la apertura del Mundial de fútbol de Brasil 2014. Según la Compañía de Ingenería de Tráfico, el paro en demanda de aumentos salariales generó en la mañana de hoy 209 kilómetros de embotellamiento, considerado el tercero peor de las últimas dos décadas.

La situación caótica en el tránsito sorprendió a dirigentes de la FIFA que llegaron hoy a Sao Paulo para seguir, el 12 de junio, el partido inaugural del Mundial, entre Brasil y Croacia. "Tardé dos horas y media en llegar al hotel desde el aeropuerto", dijo a la agencia brasileña Estado el presidente de la UEFA y exfutbolista francés Michel Platini, en una queja idéntica a las expresadas por el vicepresidente de la FIFA, Jim Boyce, y por el presidente de la Federación de Fútbol de Costa de Marfil, Jacques Anouma. "Bienvenido al país del tráfico", dijo con ironía el africano, quien integra el comité ejecutivo de la FIFA.

Brasilien U-Bahn Streik Sao Paulo 05.06.2014

Un operario cuelga el cartel de cerrado por "huelga" ('greve' en portugués).

Aumento salarial

La huelga fue decidida en la noche de este miércoles, luego de que el sindicato de los funcionarios del metro paulista rechazaran la oferta del 8,7 por ciento de aumento salarial presentada por los patrones. Los trabajadores demandan un aumento del 35,47 por ciento en sus salarios. Las huelgas en sectores como el transporte público y la policía han sido comunes en Brasil en el último tiempo, en momentos en que los trabajadores utilizan el evento para presionar por mayores salarios y beneficios. Por ejemplo, los trabajadores de la red de autobuses urbanos de la ciudad hace una semana.

La adhesión al paro fue virtualmente total en las primeras horas de la mañana, pero luego algunos trenes volvieron a circular, lo que atenuó los problemas de los 4,6 millones de usuarios del sistema. Según el secretario general del sindicato, Alex Fernandes, cerca del 98 por ciento de los operadores del metro se adhirió a la paralización pese a que un tribunal de justicia, por petición del Ministerio Público, determinó que el sistema funcionara al cien por cien de su capacidad en horarios pico y en un 70 por ciento en los demás horarios.

Las autoridades calculan que 50.000 hinchas utilizarán el metro para asistir al partido de inauguración del mundial.

LGC (dpa / EFE / Reuters)