¿Hubo un descuido en la fabricación de la vacuna Sputnik V? | Coronavirus | DW | 30.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

¿Hubo un descuido en la fabricación de la vacuna Sputnik V?

Brasil ha paralizado la vacunación con el inmunizante ruso porque sostiene que este posee adenovirus replicantes que podrían generar resfriados graves. Rusia habla de "noticias falsas".

La controvertida vacuna rusa Sputnik V ya ha sido aprobada en 60 países de todo el mundo, mientras la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aún la está revisando. En Brasil, sin embargo, la vacunación con el preparado ruso se detuvo. Según la agencia nacional de medicamentos Anvisa, hay indicios de que el virus portador "Adenovirus 5" utilizado en la segunda vacunación no está inactivo y, por tanto, podría multiplicarse.

Esto podría ser peligroso para las personas con sistemas inmunitarios débiles, ya que, si el virus del resfriado usado como portador no está inactivo, entonces el paciente recibirá prácticamente el patógeno de forma directa y se enfermará, advirtió en Twitter la doctora Angela Rasmussen, viróloga estadounidense del Centro para la Ciencia y la Seguridad de la Salud Global de la Universidad de Georgetown.

¿Hubo algún descuido en la fabricación de la Sputnik V?

Sputnik V es, al igual que los inmunizantes de AstraZeneca y Johnson & Johnson, una vacuna vectorial. Cuando se utilizan correctamente, estas vacunas vectoriales son muy fiables y mucho menos complicadas de almacenar que las vacunas de ARN mensajeros, ya que pueden depositarse en refrigeradores comunes.

En una vacuna vectorial, los virus inofensivos como, por ejemplo, los de resfriado inactivos, transportan al organismo las instrucciones para desarrollar las proteínas espiculares (S), con las que el patógeno SARS-CoV-2 se adhiere a las células humanas. El cuerpo de la persona vacunada reconoce el material genético introducido como una amenaza y produce por sí mismo anticuerpos y células T, ambos claves en el sistema inmunitario.

En realidad, es un procedimiento estándar en la producción de vacunas que los genes E1 y E3 se eliminen para volverlos inactivos. Sin embargo, ese no parece ser el caso de las vacunas rusas que aparecieron en Brasil, ya sea por accidente o por descuido.

Eslovaquia también detuvo la vacunación con la Sputnik V

Ya en marzo de 2021 hubo gran revuelo en Eslovaquia por la Sputnik V. El Instituto Estatal de Control de Medicamentos (SUKL), analizó las 200.000 dosis de vacunas entregadas por Rusia y llegó a la conclusión de que no eran idénticas a las que se ocupan en otros países, o que se había presentado previamente en la revista científica The Lancet. "Estas vacunas lo único que tienen en común es el nombre", denunciaron los investigadores eslovacos.

Rusia habla de "noticias falsas"

Esto provocó una acalorada disputa entre Rusia y Eslovaquia, cuyo ministro de Sanidad tuvo que dimitir. Mientras tanto, Rusia ha pedido las vacunas de vuelta.

Los fabricantes del inmunizante Sputnik V también califican como "noticias falsas" las últimas informaciones procedentes de Brasil. Según el fondo estatal ruso responsable de la distribución de Sputnik V, el Russian Direct Investment Fund (RDIF), Anvisa no habría realizado ninguna prueba propia y habría malinterpretado los datos suministrados. Las "grandes empresas farmacéuticas adversarias de la Sputnik V tienen miedo a que sea exitosa, no pueden encontrar ninguna debilidad y se ven obligadas a presentar noticias falsas que son fáciles de refutar", dijeron en Twitter.

El artículo fue actualizado el 05.05.2021 y se añadió una nueva declaración del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF).

(ju/cp)

DW recomienda