Holocausto: la responsabilidad colectiva de Alemania no admite concesiones | Alemania | DW | 27.01.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

Holocausto: la responsabilidad colectiva de Alemania no admite concesiones

Quienes hoy viven en Alemania deben asumir sin excepción la responsabilidad por los horrores del período nazi, opina Ines Pohl, redactora jefa de DW. Es algo que nada tiene que ver con la responsabilidad individual.

Alemania ha tardado bastante tiempo en reconocer que es un país de inmigración. Muchos todavía se niegan a reconocer que el hecho de que gente procedente de todo el mundo quiera vivir y trabajar en Alemania no supone solo un enriquecimiento cultural. Ante las perspectivas demográficas, los ciudadanos de la más grande potencia económica de Europa no podrán mantener sus estándares de vida sin la fuerza de trabajo y las competencias profesionales de personas venidas de otros países.  

No anclarse en los horrores del pasado  

Hoy, 74 años después de los internos del campo de exterminio de Auschwitz fueran liberados, es un buen día para reflexionar sobre qué significa emigrar a Alemania, vivir en este país e incluso aspirar a obtener la ciudadanía alemana. Es un buen día para concientizarse sobre por qué hay reglas claras e inamovibles en el compromiso de querer ser un país de inmigración. Y sobre la existencia de una autoconciencia alemana que nunca jamás debe ser puesta en duda ni ser sometida a discusión. 

Ines Pohl, redactora jefa de DW.

Ines Pohl, redactora jefa de DW.

Alemania es responsable del asesinato de al menos seis millones de judíos. Es responsable de la muerte y el sufrimiento de muchos millones de personas más en el continente europeo y más allá. Esta historia de Alemania no se acaba, no puede ser olvidada, debe ser recordada con días conmemorativos como el de este 27 de enero de 2019. Pero esa vista hacia atrás no debe quedarse anclada en los horrores del pasado, sino que debe dirigirse hacia adelante para preguntarse una y otra vez: “¿Qué podemos hacer hoy, ahora, para hacer justicia a esta especial responsabilidad?”. Precisamente porque los últimos supervivientes, pero también los últimos victimarios van muriendo, debemos encontrar maneras de transmitir esta responsabilidad a los jóvenes, a los futuros votantes, a quienes decidirán sobre el futuro político. Cuanto más lejos quedan los tiempos del nazismo, más difícil resulta mantener vivo su significado en el presente. 

Cerrar filas contra el antisemitismo

Por eso es necesario e importante enseñar en las escuelas, organizar visitas a campos de concentración o de exterminio y visitar campos de batalla como el de Verdún. Es bueno e importante que las fuerzas políticas democráticas cierren filas para combatir el antisemitismo y el odio hacia los judíos. Pero también es igualmente importante dejar claro a quienes no vivieron la etapa más oscura de la historia alemana y a quienes recién llegaron al país, que todas aquellas personas que hoy viven en Alemania deben estar dispuestas a asumir esta responsabilidad. Porque no es algo que tenga que ver con la culpa individual, sino con esta autoconciencia de la República Federal de Alemania. Tenerlo claro forma también parte de este día conmemorativo. 

(ms/cp/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda