Hoeness: entre la crítica y la solidaridad | Deportes | DW | 12.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Hoeness: entre la crítica y la solidaridad

Esta semana se celebrará la asamblea anual de socios del Bayern, escenario en el que se escucharán más voces de apoyo que de oposición al presidente del club, Uli Hoeness, llamado a juicio por evadir impuestos.

Uli Hoeness se mantendrá como presidente del Bayern pues asegura tener un amplio respaldo dentro y fuera del club.

Uli Hoeness se mantendrá como presidente del Bayern pues asegura tener un amplio respaldo dentro y fuera del club.

Este 13 de noviembre los aficionados del Bayern Múnich volverán a dar su apoyo incondicional a Uli Hoeness. Como ya es costumbre desde hace casi una década, el presidente del club presentará un solido balance financiero, informará sobre el crecimiento de las ganancias, y mostrará a los socios los trofeos conseguidos en una temporada histórica: la del triplete. Aplausos acompañarán sus palabras en el año fue más exitoso del equipo, tanto en materia deportiva como económica.

Entre amigos

“¿Cómo recibirán los aficionados a Uli Hoeness en la asamblea? Imagino que con una actitud solidaria, con palabras de aliento, con un par de abrazos y palmadas en el hombro. Seguramente se intentará ser neutral, pero todos están muy sensibilizados porque el triplete es un hito en la historia del Bayern y la Bundesliga, un éxito sin precedentes”, indica a Deutsche Welle Stefan Riplhuber, vocero de uno de los más influyentes clubes de hinchas del equipo.

La tribuna de la primera gran intervención pública de Hoeness tiene también un gran valor simbólico, y sin duda entregará un argumento más para que los socios del Bayern lo respalden. La asamblea anual se llevará a cabo en el Audi Dome, el coliseo en el cual juega el equipo profesional de baloncesto del club, que en apenas pocos años y bajo su guía, se ha convertido en un gigante en la liga local, emulando al hermano en la canche de fútbol.

El presidente del Bayern puede contar en el evento con el ruidoso apoyo que ha recibido desde diferentes frentes que ponderan más el pasado, con todos sus méritos construyendo el que actualmente es el club más poderoso del mundo, tanto en lo futbolístico como lo financiero. Para ellos parece no pesar demasiado el futuro, donde a Hoeness le espera un juicio en el que se negociará la dimensión de la condena que le corresponde por evadir impuestos.

La multitud a su lado

Rieplhuber resume así la posición de los hinchas: “Ahora, como antes, el tema es para todos un problema privado de Uli Hoeness, y no tiene nada que ver con el Bayern. Allí no hay nada que discutir, solo esperar que decide la corte, nosotros no lo vamos a prejuzgar”.

Franz Beckenbauer, leyenda del fútbol alemán, y presidente honorario del Bayern, fue aún más lejos y aseguró: “Uno aprecia y ama a Uli, él ha probado cuán importante le es el club, ahora el club y todos sus integrantes deben darle su respaldo”.

Para los aficionados la conquista del triplete, que incluyó ganar la Champions League, es un mérito de Uli Hoeness.

Para los aficionados la conquista del triplete, que incluyó ganar la Champions League, es un mérito de Uli Hoeness.

Y efectivamente, gran parte de Alemania le ha ofrecido apoyo a Uli Hoeness. La economía, representada por las grandes empresas multinacionales sentadas en la mesa directiva del Bayern -Audi, Volkswagen, Telekom y Adidas-, le mantiene en el cargo de presidente del club, y un sector de la política, como es el caso del partido FDP a través de Wolfgang Kubicki, interviene a su favor diciendo; “a él se le ha sometido a una cacería que ha herido su honor al no tener en cuenta sus esfuerzos por corregir el error cometido”.

¿Y los críticos?

Transparencia Internacional, la organización que lucha contra la corrupción en diferentes lugares del mundo, es una de las voces más autorizadas en pronunciarse en contra de la forma como Hoeness encara su situación. “¿Necesita un club como el Bayern Múnich un presidente cuya credibilidad en materia de juego limpio y respeto a las reglas está en entredicho? No es exactamente un mensaje ejemplar el hecho de que se le mantenga en el cargo”, dijo al diario Die Welt la vocera para asuntos deportivos de la organización, Sylvia Schenk.

Joachim Poss, miembro del SPD, partido político que negocia cogobernar con la Canciller Angela Merkel, fue aún más severo en sus apreciaciones y sentenció en el periódico Kölner Stadt-Anzeiger: “Uli Hoeness se ha convertido en símbolo de la criminalidad de cuello blanco que evade impuestos”. Además, en dirección a los representantes de las grandes firmas con asiento en la junta directiva del Bayern, agregó: “la ignorancia sobre el Estado de Derecho, de la moral y de la ética de estos empresarios es sorprendente”.

Por ahora estas críticas parecen no tener impacto sobre Uli Hoeness. El presidente del Bayern sigue presentándose como un hombre de gran corazón y el sábado pasado le regaló un carro de bomberos a la población de Aleppo, en Siria. “¿Renunciar? ¿Por qué debería hacerlo? No hay razón para ello, tengo el apoyo de todo el mundo”, declaró Hoeness a la cadena de televisión alemana ZDF.

La preocupación inmediata de Hoeness es preparar una gran presentación en la asamblea anual de socios del Bayern. Allí los asistentes en vez de levantar el dedo acusador le aclamará como un héroe.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad