Hasta nosotros sube desde los confines del mundo | Cultura | DW | 23.03.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

Hasta nosotros sube desde los confines del mundo

Con más de 100 millones de libros vendidos, Herman Hesse fue el autor en lengua alemana más leído del Siglo 20.

Hermann Hesse. Fotografía del mes de abril de 1926.

Hermann Hesse. Fotografía del mes de abril de 1926.

Desde hace 100 años fascina a jóvenes de todo el mundo. Para muchos sus libros son una revelación y su popularidad es inquebrantable. Sin embargo, el autor de "Siddartha", "El Lobo estepario" y "Demian", entre muchos otros libros, siempre fue un personaje solitario y marginado.

Hesse no fue un brillante alumno en la escuela. Después de abandonarla se convirtió en librero y anticuario. En muchas de sus obras busca la síntesis de la filosofía, cultura y visión de la vida occidental y oriental. Después de las experiencias vividas durante la Primera Guerra Mundial, la aversión a la guerra se convirtió en uno de sus temas recurrentes. Propagaba el pacifismo y el entendimiento entre los pueblos.

Fascinación de millones de jóvenes

En 1964 recibió el Premio Nobel de Literatura, en 1955 el Premio de la Paz de los Libreros Alemanes. Aún así, jamás se le reconoció abiertamente como un miembro de la literatura seria. Como sea, pocos son los autores que como Herman Hesse, lograron echar una mirada tan objetiva al espíritu humano.

Y es también de los pocos autores alemanes que aún hoy en día, en la era del internet, de acciones y plusvalía, sigue fascinando a millones de lectores, especialmente jóvenes, de todo el mundo.

Muchos libros, una vida

Los libros de Hesse son casi todos autobiográficos. Así por ejemplo encontramos en su libro "Sobre la Felicidad" la descripción de uno de esos raros momentos de plenitud en su vida. Felicidad que jamás se prolongaba más allá de un fugaz momento, un suspiro. El poeta, padeció gran parte de su vida depresiones y vivió siempre sumido en el temor a Dios y al Diablo, clínicas y psicoanálisis, pensamientos de suicidio y en búsqueda constante del paraíso perdido.

Bajo la rueda

Hesse fue el hijo de un misionero del Báltico. Nació el 2 de julio de 1877 en la ciudad de Calw en la Selva Negra. Su paso por el seminario de teología evangélica resultó un gran fracaso. Las penas de su época de estudiante quedan narradas magistralmente en su libro " Bajo la Rueda". Una historia que narra vivamente una dinámica negativa entre padres e hijos y cómo se puede acabar de forma rápida y eficiente con la confianza de un adolescente. "Bajo la rueda" es la historia del joven Hans Giebenrath, acorralado y encaminado por las presiones en la escuela hacia el suicidio. Una obra que denuncia la violencia educativa, que se opone a rituales de adaptación autoritarios e inquisitorios.

Un mundo en decadencia

Después de sus experiencias en la Primera Guerra Mundial, Hesse describe en "El Lobo Estepario" un mundo en decadencia. La búsqueda de un mundo espiritual como respuesta a las naciones industrializadas occidentales, la encontramos en su libro "Siddartha", en el que hace uso de elementos legendarios de la vida de Buddha. El joven Siddartha reconoce cada vez con mayor claridad el sin sentido de una vida rodeada de lujos y decide abandonar el palacio de su padre y buscar en el ascetismo una respuesta a las preguntas que le inquietan.

Siempre un lobo estepario

Dos matrimonios fracasados, varias crisis personales, la vida enmarcada entre dos guerras mundiales, todo esto llevó a Hesse a encontrar en la escritura una forma de terapia. Millones de lectores se enfrentan a los mismos problemas y no les es difícil identificarse con las figuras de Hesse. "Siddartha " y el "Lobo Estepario" son una mirada al alma de millones de adolescentes. La búsqueda de la felicidad y de una vida sin soledad, fueron siempre tema central de los libros de Hesse, sin embargo, parece ser que él mismo jamás encontró ni la felicidad y vivió siempre en soledad.