Harvey deja 46 muertos e innumerables daños | El Mundo | DW | 01.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Harvey deja 46 muertos e innumerables daños

Expertos advierten sobre los peligros para la salud de las inundaciones y crecen los temores respecto a los efectos económicos del huracán. En muchas áreas de Texas hay un mayor riesgo de epidemias.

Una semana después de la llegada del huracán Harvey a las costas de Texas, la cifra de víctimas mortales a causa del ciclón sigue aumentando, mientras las zonas más afectadas empiezan a entrar en fase de recuperación, como es el caso de Houston, anegada por las aguas. Al menos 46 personas han fallecido como consecuencia del devastador huracán, un número que aún podría ir en aumento mientras se completan las labores de rescate. "Este va a ser un masivo, masivo proceso de limpieza", dijo este viernes (01.09.2017) el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott. "Esto no va a ser un proyecto a corto plazo. Este va a ser un proyecto de varios años para que Texas sea capaz de salir de esta catástrofe", indicó el gobernador a la cadena ABC.

Según reportan medios locales, una de las ciudades aún más afectadas es Beaumont, una localidad de casi 120.000 habitantes cerca de la frontera con Luisiana, donde la situación sigue siendo preocupante especialmente porque desde hace días no cuentan con agua potable. "Tendremos que esperar hasta que los niveles de agua de esta inundación histórica retrocedan antes de que podamos determinar el alcance del daño y hacer las reparaciones necesarias", dijo el gobierno de la ciudad. "No hay manera de determinar cuánto tiempo tomará eso en este momento", agregaron las autoridades.

Refugios hasta los topes

Asimismo, la portavoz de Cruz Roja, Suzy DeFrancis, explicó hoy a la cadena CNN que el número de personas alojadas en sus refugios ha ascendido hasta 42.000 y aventuró que la organización probablemente tenga que continuar con sus labores de emergencia hasta por lo menos el Día de Acción de Gracias, a finales de noviembre. Las cifras estimadas por las autoridades de Texas apuntan a una cifra menor, alcanzando 32.000. Mientras tanto, Sylvester Turner, el alcalde de la ciudad más afectada por las inundaciones, Houston, aseguró hoy que la urbe está "comenzando a entrar en la fase de recuperación".

"Todavía hay que hacer muchos rescates en la región, pero en lo que respecta a la ciudad de Houston, estamos empezando a entrar en la fase de recuperación", afirmó también en la cadena CNN. Turner indicó que muchos de los esfuerzos de rescate se llevan a cabo en el área metropolitana más grande de la ciudad, con los equipos de rescate "yendo puerta por puerta" para asegurarse de que nadie está atrapado dentro de su casa.

"El número de rescates en la ciudad de Houston, ese número se ha reducido drásticamente. Muchos de los rescates que usted está viendo están teniendo lugar fuera de la ciudad de Houston", especificó en alusión a los suburbios. "Y eso continuará en cada barrio desde el centro de la ciudad hasta las afueras", dijo. El alcalde también apuntó que la red eléctrica de Houston se está recuperando lentamente y que ya son menos de 35.000 hogares los que están sin electricidad. El sistema de tránsito de la ciudad y las recolecciones de basura también han reanudado el servicio.

Problemas para la salud

Tras las inundaciones provocadas por el Harvey, expertos advirtieron sobre los peligros para la salud y crecen los temores respecto a los efectos económicos del huracán, degradado ya a depresión tropical. En muchas áreas de Texas hay un mayor riesgo de epidemias. Según las mediciones realizadas, el agua que cubre a las zonas inundadas no es apta para bañarse. Si bien esto no implica un peligro en sí mismo, podría ser un indicador de alerta frente a la presencia de bacterias, dijeron los médicos. Además, se teme que el agua estancada derive en una plaga de mosquitos.

Por otro lado, todavía no se ha aclarado por completo la situación en torno a unas pequeñas explosiones ocurridas en una fábrica química en Crosby, cerca de Houston. Las autoridades brindaron el jueves informaciones contradictorias sobre la peligrosidad de la situación, por lo cual por el momento el panorama sigue siendo confuso.

MS (dpa/efe)

DW recomienda