Guido Steinberg: ″Asad es débil″ | El Mundo | DW | 23.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Guido Steinberg: "Asad es débil"

Al Asad podría continuar liderando el gobierno sirio, vaticina el experto en terrorismo Guido Steinberg, pero sólo si sus socios continúan apoyándolo. Los ataques terroristas en Europa podrían desviar la atención.

DW: Sr. Steinberg, cada vez más voces afirman que el presidente Bashar al-Asad es el vencedor de la guerra en Siria. ¿Cómo ve usted la situación?

Guido Steinberg: Uno puede asumir con seguridad que permanecerá todavía años en el cargo. No comparto la opinión de quienes ya están hablando de una victoria del gobierno sirio. Principalmente porque el ejército sirio, así como las tropas paramilitares de los servicios de inteligencia, tienen graves problemas de personal. Los tienen desde 2011, cuando muchos, sobre todo sunitas, desertaron. No se ha resuelto hasta el día de hoy. Sin el apoyo ruso e iraní, las tropas sirias habrían sido derrotadas hace mucho tiempo.

Sin embargo, sus socios todavía podrían mantenerlo.

Mientras los rusos, los iraníes, Hezbollah y otras milicias chiíes le presten su apoyo, pensar en una caída de Asad no es realista. Sin embargo, sabemos de la historia de la política internacional que tal apoyo es a menudo voluble. Esas alianzas coyunturales se mantienen con frecuencia por tener un enemigo común. Si sus aliados reducen el apoyo, Asad podría tener problemas de nuevo muy rápidamente.

Al mismo tiempo, los socios de Asad también se benefician de esta coalición: Rusia convertida otra vez en potencia militar e Irán viendo extendida su área de influencia.

Exactamente. Y esta es la nueva fuerza de Asad. Sin embargo, está por ver cuánto está dispuesta Rusia a gastar en un socio que resulta muy débil. Asad ni siquiera es capaz de vencer a los insurgentes en sus bastiones del occidente del país. Con los iraníes es diferente. Ellos están preocupados por preservar a su único aliado de peso en el mundo y su acceso a través de él al Líbano para proteger a Hezbollah.

En la actualidad, los ataques terroristas se están multiplicando en Europa. ¿Cómo afctan a al-Asad?

El terrorismo en Europa y Estados Unidos hace que el derrocamiento del régimen caiga en un segundo plano. La lucha contra los terroristas ha tomado su lugar. Trump dice mucho más abiertamente que su predecesor, que en Siria sólo persigue una cosa, la lucha contra el Estado Islámico y otras organizaciones yihadistas. Los últimos ataques confirman nuevamente a los estados europeos la opción de dejar a Asad y concentrarse en la lucha contra el terrorismo.

A través de la lucha contra las organizaciones yihadistas, los sunitas podrían sentirse amenazados. ¿Qué puedes hacer para abordar este posibilidad?

De hecho, el temor en los estados sunitas y en la población de la región es muy grande ante la creciente influencia de Irán y sus aliados. A menudo se plantea la acusación de que Occidente, junto con los "sionistas" y los chiitas, está trabajando para debilitar a los sunitas. De hecho, también hay esfuerzos de la hegemonía iraní. Esto es particularmente evidente en Irak, Siria y Líbano. Y algo menos marcado en Yemen, pero también ahí los iraníes se están conviertiendo en un actor del conflicto. No podemos cometer el error de aceptar, por culpa del terrorismo suní, que tenemos nuevos aliados en los iraníes y en sus milicias y grupos terroristas aliados. En última instancia, se trata de dos caras de la misma moneda: el surgimiento del islamismo militante en la región. Creo que sería apropiado que los europeos fueran tan consistentes como los estadounidenses y pusieran a los grupos terroristas chiíes en sus listas de terroristas. En primer lugar, eso implicaría incluir a Hezbolá completa. Hasta ahora, sólo está su brazo militar. Esta es una concesión absurda. También están las milicias chiitas iraquíes que no creo que sean mucho mejores que el EI. Incluyéndolas en estas listas, se mostraría a los sunitas que no estamos de un lado de esta brecha confesional.

Guido Steinberg Kalifat des Schreckens (W/K. Salameh)

El experto Guido Steinberg firma su libro "Califato del miedo" en 2015.

¿Cómo ve usted la situación de la oposición secular en el séptimo año de la guerra siria? ¿Se siente todavía comprometida con los valores democráticos y constitucionales de los primeros días de la insurrección?

Todavía hay movimientos y muchas personas individuales que defienden estos objetivos. Pero se ha visto en Siria y también en otros países que estos movimientos de oposición se desgastan en los conflictos entre la oposición islámica, por un lado, y los regímenes del mundo árabe, por el otro. Una excepción es tal vez Túnez. En Siria, esta observación es particularmente dolorosa porque los primeros manifestantes han pagado un precio muy alto y luego se impusieron grupos rebeldes que en su mayoría son inaceptables. También incluyo a muchos grupos que consideramos moderados. Esto no debería impedirnos buscar a nuestros amigos y aliados en estos movimientos de la sociedad civil. Por supuesto, debemos tratar con dictaduras en el mundo árabe. Pero también debemos ser conscientes de que nuestros amigos no están ni en el gobierno, ni en las agrupaciones islamistas, ni entre la mayoría de los insurgentes armados.

El investigador Guido Steinberg es un experto en terrorismo en la Fundación de Economía y Política de Berlín. Las preguntas fueron hechas por Kersten Knipp.

Publicidad