Guerra en Ucrania: opciones estratégicas a las puertas del invierno | El Mundo | DW | 30.11.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Guerra en Ucrania: opciones estratégicas a las puertas del invierno

El Ejército ruso requeriría una pausa en el frente ucraniano. Eso brinda oportunidades a Ucrania, pero necesita más municiones.

Personas mayores reciben sopa en una calle de Kiev.

Ucrania espera el "peor invierno desde la Segunda Guerra Mundial".

Ucrania se prepara para lo que el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, llamó "el peor invierno desde la Segunda Guerra Mundial". En toda Ucrania, la electricidad fluye solo algunas horas al día a los hogares. "Rusia ya ha ocasionado graves daños a la infraestructura, que no se podrán reparar rápidamente", indica Nico Lange, experto en Ucrania y Rusia de la Conferencia de Seguridad de Múnich. Se envían repuestos para el tendido eléctrico y grandes transformadores, pero reemplazar las piezas dañadas toma mucho tiempo. Según Lange, la Unión Europea (UE) debe prepararse para una oleada de refugiados ucranianos que huirán del frío.

Margarete Klein, de la Fundación Ciencia y Política (SWP), piensa que esto forma parte del cálculo de Putin. A su juicio, el jefe del Kremlin intenta sembrar la división entre los países de la UE, dado que en algunos comienza a decaer la disposición a recibir refugiados.

Numerosas bajas rusas

Los bombardeos rusos tienen, además, otro objetivo: ganar tiempo. Según la analista de la SWP, el Ejército ruso necesita con urgencia una pausa en Ucrania, ya que "registra grandes pérdidas de material y personal". A todas luces, los soldados movilizados en otoño no han sido de gran ayuda.

"Para incrementar la fuerza de combate del Ejército no basta con enviar rápidamente a reservistas mal preparados y equipados al frente", dice. Considera que ellos sirvieron principalmente como carne de cañón, y que el Kremlin necesita tiempo para entrenar mejor a una posible nueva remesa de reservistas.

No concedérselo parece ser el principal objetivo estratégico del Ejército ucraniano para este invierno. Mientras la población civil se encamina hacia una catástrofe humanitaria invernal, las temperaturas bajo cero podrían proporcionar pronto ventajas militares a Ucrania.

Esperando a que se congele el suelo

En el este del país, donde el Ejército ruso mantiene ocupadas amplias zonas de la región de Lugansk, los soldados ucranianos esperan que se congelen los suelos. Allí disponen de "muchos vehículos rodados" y necesitan suelos helados para poder "hacer valer su fuerte, que es la movilidad", según Nico Lange.

El barro ocasionado por las lluvias dificulta avanzar. Pero, entretanto, el informe meteorológico pronostica heladas para los próximos días en el noreste de Ucrania. "Creo que cuando se congelen los suelos, los ucranianos podrán volver a hacer más", dice el experto. 

El barro restringe la movilidad en el frente de Donetsk.

El barro restringe la movilidad en el frente de Donetsk.

Por otra parte, dentro de pocas semanas habría de resolverse un problema del Ejército ucraniano: el alto desgaste causado por el uso intensivo de sistemas de artillería occidentales. Hasta mediados de diciembre, habría de estar listo un centro de reparación de armas en Eslovaquia, junto a la frontera con Ucrania, dijo la ministra alemana de Defensa, Christine Lambrecht, al periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung. Según indicó, "la industria alemana está construyendo ese centro de servicios", que contará con cerca de 14 mil piezas de repuesto para la maquinaria bélica.

Falta de municiones

"Para Ucrania, se trata de aprovechar el momento. El Ejército ucraniano ha demostrado que puede sacar partido con gran astucia de las debilidades de los rusos", asegura Margarete Klein. Pero le hacen falta municiones, advierte Nico Lange. "Por ejemplo, Ucrania gasta misiles para los sistemas de defensa aérea más rápidamente de lo que se producen", explica. Y lo mismo vale para municiones de artillería, de las que Rusia, en cambio, dispone en cantidades prácticamente ilimitadas. A juicio de Lange, Putin especula con que a la defensa antiaérea ucraniana se le acaben las municiones.

Pero, al mismo tiempo, los países que respaldan a Ucrania, liderados por Estados Unidos, siguen enviando sistemas de defensa antiaérea. Rusia reacciona disparando más proyectiles contra la infraestructura civil. Y la mayoría de los expertos no ve posibilidades de que se imponga pronto la paz.

(ers/rml)

DW recomienda