″Graf Zeppelin″ en el fondo del Mar Báltico | Alemania | DW | 27.07.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

"Graf Zeppelin" en el fondo del Mar Báltico

El único portaviones alemán durante la Segunda Guerra Mundial, desaparecido desde 1947, fue descubierto por expertos de la Marina polaca en las profundidades del Mar Báltico.

Modelo del portaviones Graf Zeppelin.

Modelo del portaviones Graf Zeppelin.

Durante 59 años se desconoció su paradero. Recientemente miembros de la petrolera polaca "Petrobaltic" descubrieron sus restos durante sus exploraciones en busca de yacimientos en la zona. Si se confirman las sospechas de expertos de la Marina polaca, los restos del Graf Zeppelin yacen en el Mar Báltico a 55 kilómetros del puerto Vladislavovo a una profundidad de 80 metros.

Desde un principio el coloso estuvo acompañado por la mala suerte. El enrome navío fue el único portaviones alemán de los nazis, pero en realidad jamás fue terminado. Los trabajos de construcción comenzaron en 1936, tres años antes de que iniciara la guerra. En 1938 el imponente barco, de 262 metros de largo y 36 de ancho, con los motores más potentes de su época que lo impulsarían a través de los mares a una velocidad de 33 nudos, fue botado al agua ante la presencia del Führer.

Destinado al fracaso

Estaba planeado que el gigante transportara a 40 aviones y docenas de cañones, pero al inicio de la guerra en 1939, los estrategas militares cambiaron su concepto dándole prioridad a la construcción de submarinos por lo que el Graf Zeppelin fue remolcado a Gdansk y degradado a almacén. En 1941, cuando estaba ya al 85 por ciento construido, y después de una inversión total de 100 millones Reichsmark, el proyecto fue suspendido definitivamente.

Expertos estiman que esta decisión salvó la vida a miles de personas. Ullrich Israel, historiador especializado en la Segunda Guerra Mundial, cree que de haberse terminado, el Graf Zeppelin habría corrido la misma suerte que el "Bismarck", buque que fue hundido por el Ejército británico en mayo de 1941, costando la vida a su tripulación completa de 1.500 hombres.

En 1942 el Graf Zeppelin fue remolcado de regreso al Báltico y encallado en un brazo del río Oder. El ejército alemán trató de inutilizarlo para que no pudiera ser empleado por el Ejército Rojo. Sin embargo después del fin de la guerra los soviéticos parcharon su casco y lo que pasó entonces es un misterio.

Cementerio en el Báltico

Graf Zeppelin gefunden

Las medidas concuerdan.

Hay quien afirma que se hundió al chocar con una mina. Otros creen que los rusos lo cargaron con un botín de guerra de tales dimensiones que se hundió por el enorme peso. Una tercera versión, la más probable, sostiene que el 14 de agosto de 1947 la Marina soviética lo uso como conejillo de indias para averiguar la forma más efectiva de hundir un portaaviones. El Graf Zeppelin resistió la detonación de varias bombas colocadas a bordo pero finalmente se hundió cuando los rusos lo torpedearon. El lugar de la maniobra se mantuvo en secreto hasta ahora.

De comprobarse que es el portaviones nazi, el derecho marítimo internacional indica que es propiedad de la República Federal de Alemania. El Ministerio de Defensa alemán espera la confirmación de la identidad del barco. La Marina polaca afirma que resulta técnicamente imposible rescatar al Graf Zeppelin del fondo del mar.

DW recomienda