Gobierno de Colombia y FARC reanudan el diálogo de paz | América Latina | DW | 13.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Gobierno de Colombia y FARC reanudan el diálogo de paz

Ambas partes discuten en La Habana sobre el narcotráfico, uno de los temas más espinosos en la agenda de las conversaciones. Mientras tanto, Colombia se prepara para votar.

Representantes del gobierno de Colombia y de las FARC comenzaron este lunes la primera ronda de negociaciones de paz en 2014. Como las anteriores, la actual etapa se lleva a cabo en Cuba. El diálogo en esta ocasión está enfocado en el narcotráfico.

La reanudación del proceso de paz coincide con los preparativos para las elecciones parlamentarias y presidenciales en Colombia. Hasta el momento, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, quien se postula este año a la reelección, y las FARC alcanzaron acuerdos parciales para dotar de acceso a tierra a los campesinos pobres, así como garantías a la participación política del grupo armado.

Petición de las FARC

"Pedimos que no se aplaste con el hierro punitivo a los sectores más débiles de la cadena del narcotráfico, que son los campesinos y los consumidores", dijeron las FARC en un comunicado el lunes.

"La sustitución de cultivos debe ser concertada con los campesinos y bajo ninguna circunstancia se erradicarán sin que antes se echen a andar planes alternativos", dijo el jefe del equipo negociador de las FARC, Iván Márquez, quien fue el encargado de dar lectura a la declaración en La Habana.

A más de un año de que comenzaran las negociaciones, las FARC y el Gobierno esperan avanzar en la discusión sobre el narcotráfico. El propósito es terminar con una guerra interna que ha dejado más de 200.000 muertos y millones de desplazados.

Serias diferencias

El Gobierno afirma que las FARC, una organización considerada terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, se financia con el dinero proveniente del comercio ilegal con estupefacientes. La guerrilla, por su parte, sostiene que costea sus operaciones con aportes voluntarios y otros obligatorios.

Las críticas también corren en sentido contrario. Las FARC han criticado a Santos por la estrategia antidrogas que impulsa. Los rebeldes consideran que la erradicación forzada y las fumigaciones aéreas de los cultivos ilícitos han sido un fracaso.

Millones de colombianos acudirán a las urnas en marzo próximo para elegir un nuevo congreso y de nuevo, en mayo, para los comicios presidenciales. El principal oponente de Santos en las urnas es el derechista Oscar Iván Zuluaga. Éste ha manifestado que pretende a poner fin a las conversaciones de paz y derrocar militarmente a las FARC.

Este lunes, la delegación del Gobierno que encabeza el exvicepresidente Humberto De La Calle no ofreció declaraciones a la prensa. Los díalogos de paz tomaron un receso en La Habana el pasado 20 de diciembre por las festividades de Navidad y Año Nuevo.

EL(dpa, reuters, efe)