Genscher cumple 80 | Sociedad | DW | 09.04.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Sociedad

Genscher cumple 80

El ex ministro de RR. EE. alemán Hans-Dietrich Genscher, paladín de la integración europea y de la unidad europea, es una de las figuras claves de la política alemana de las últimas décadas del S. XX.

Hans-Dietrich Genscher: paladín de la distensión entre Occidente y la URSS.

Hans-Dietrich Genscher: paladín de la distensión entre Occidente y la URSS.

Dieciocho años en total fue Genscher ministro de RR. EE. de Alemania, en gabinetes de diferentes constelaciones políticas: fue ministro tanto de los cancilleres federales socialdemócratas Willy Brandt y Helmut Schmidt, como del democristiano Helmut Kohl.

Bildgalerie Hans-Dietrich Genscher 1969 Willy Brandt

Un grupo de liberaldemócratas, entre ellos Genscher, con Willy Brandt, en 1969.

Cuatro años después de su elección como diputado en el Bundestag, en 1965, Genscher era ya ministro del Interior. A partir de 1974 fue ministro de RR. EE. y vicecanciller. Jefe del Partido Liberaldemócrata durante muchos años, Genscher cambió también de socios de coalición. Primero habían sido los socialdemócratas, luego fueron los democristianos/socialcristianos.

Un sello indeleble dejó Genscher en la política de distensión. Como jefe de la diplomacia alemana desarrolló una política de equilibrio entre Occidente y el Este de Europa. Genscher fue uno de los primeros políticos en reconocer las posibilidades que la política de reformas de Mijaíl Gorbachov abría para Alemania.

Bildgalerie Helmut Kohl 1982 mit Hans-Dietrich Genscher

Hans-Dietrich Genscher con Helmut Kohl, en 1982.

Para Genscher, que durante sus estudios de Derecho pasó en 1952 de residir en la RDA a Alemania Occidental, la unidad de Alemania fue el cumplimiento de su mayor sueño.

Liberal desde sus comienzos políticos

Nacido el 21 de marzo de 1927 en Reideburg, una pequeña ciudad cerca de Halle, se afilió ya en 1946 al Partido Liberal de la RDA y más al Partido Liberaldemócrata (FDP) de Alemania Occidental.

Su abuelo y su padre marcaron su convicción de que nunca más debería haber otra guerra en Europa. Así nació también su deseo de ver al continente unido. El propio Genscher fue soldado en la II Guerra Mundial y luego prisionero de guerra.


Bildgalerie Hans-Dietrich Genscher 1974 mit Helmut Schmidt

Hans-Dietrich Genscher con Helmut Schmidt, en 1974.

Debido a sus esfuerzos a favor del desarme, Genscher fue a menudo objeto de ataques. En Washington y Londres fue acuñado el concepto de “genscherismo” para designar una posición política de vaivén entre los EE. UU y la Unión Soviética.

Hoy, ese concepto es entendido como una alabanza. En 1989, Genscher abogó por apoyar los procesos de reforma en Polonia y Hungría. Luego del colapso del régimen comunista en la RDA, se esforzó, por medio del diálogo con la URSS, los EE. UU. y los países vecinos de Alemania, por disipar los temores existentes entonces en relación con una eventual Alemania reunificada. Por ello es considerado, junto con Helmut Kohl, uno de los arquitectos de la unidad alemana.

Genscher, el incansable viajero

Bildgalerie Helmut Kohl 3. Oktober 1990

El 3 de octubre de 1990.

Genscher se retiró voluntariamente de la política en 1992. Diputado continuó siendo hasta 1998. Acerca de sus continuos vuelos por el mundo se llegó incluso a hacer chistes: “Dos aviones se cruzan en el aire. En ambos vuela Genscher”. Su intenso ritmo de trabajo y el sinnúmero de citas afectaron su salud: debilidad cardio-circulatoria y operaciones de intestino de urgencia.

No obstante, Genscher, que tiene una hija y está casado en segundas nupcias, está lejos de llevar hoy una vida descansada: escribe regularmente columnas y realiza frecuentes giras de conferencias.

Y de lo que es capaz aún en la diplomacia internacional quedó demostrado en el caso del alemán liberado por Irán en marzo del 2007, luego de meses de prisión por estar pescando, sin saberlo, en aguas territoriales iraníes: Genscher fue el intermediario en Teherán entre Alemania e Irán para lograr una solución que satisficiera a todos. Y como no podía ser de otra manera, también esta vez tuvo éxito.

DW recomienda