Gazprom pide a Siemens que le devuelva una turbina reparada en Canadá | Europa | DW | 16.07.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Gazprom pide a Siemens que le devuelva una turbina reparada en Canadá

La estatal rusa asegura que sin esa turbina no puede garantizar el suministro que, por contrato, debe entregar a Europa. Canadá ya dijo que entregará la turbina a Alemania.

La planta de Portovaya a la que pertenece la turbina.

La planta de Portovaya a la que pertenece la turbina.

La estatal rusa Gazprom solicitó oficialmente a la compañía alemana Siemens que presente los documentos que permitan a Moscú recuperar la turbina de la estación compresora de Portovaya, que fue reparada en Canadá y que según Rusia es clave para el buen funcionamiento del gasoducto Nord Stream que abastece a una parte de Europa, informó este sábado (16.07.2022) la compañía.

"El 15 de julio, Gazprom solicitó oficialmente a la empresa Siemens la presentación de documentos que, teniendo en cuenta las sanciones impuestas por Canadá y la Unión Europea, permitirían transportar el motor de turbina de gas para la estación compresora de Portovaya, una instalación crítica para Nord Stream", dice Gazprom en un comunicado.

A pesar de las sanciones occidentales impuestas a Rusia por la invasión a Ucrania, Canadá accedió a conceder a Siemens lo que ha descrito como un permiso limitado en el tiempo y revocable para permitir el regreso de la pieza, que será entregada a las autoridades alemanas y no a las rusas, como se había estipulado inicialmente.

Nerviosismo en Europa

En su comunicado, Gazprom afirma que del cumplimiento por parte de Siemens de sus obligaciones depende ahora el buen funcionamiento del Nord Stream "y el suministro de gas natural a los consumidores europeos". La firma rusa había dicho el miércoles que es incapaz de garantizar la operación segura del gasoducto mientras no disponga de las turbinas.

La firma rusa inició el lunes 10 días de mantenimiento en el gasoducto Nord Stream 1, una medida que se toma anualmente. Sin embargo, dado el escenario internacional, la Unión Europea espera nerviosa para ver si se vuelven a abrir los grifos. Moscú ya había reducido el suministro en un 60 por ciento en las últimas semanas, achacándolo a la ausencia de la turbina.

DZC (EFE, AFP)

DW recomienda