Fuerzas de Asad avanzan en el último bastión rebelde de Siria | El Mundo | DW | 11.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Fuerzas de Asad avanzan en el último bastión rebelde de Siria

Las fuerzas gubernamentales han logrado su mayor avance en el área desde que lanzaron una ofensiva a finales del mes de abril.

Las fuerzas gubernamentales sirias avanzaron este domingo (11.08.2019) en el sur de la provincia de Idlib y se hicieron con el control de varias localidades, en un nuevo empujón de su ofensiva contra las facciones armadas opositoras en el noroeste del país, último bastión de los insurgentes.

Según la agencia de noticias estatal siria, SANA, las tropas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, se han hecho con el control de Al Sukik y Tel Sukik, y también de Al Habit, poblaciones ubicadas en el sur de Idlib, tras enfrentamientos con "organizaciones terroristas".

La agencia agregó que las fuerzas de Damasco consiguieron recuperar "decenas de pueblos y aldeas" en el sur de Idlib y causaron bajas en las filas de sus enemigos.

Las fuerzas gubernamentales y sus aliados avanzaron primero desde el oeste y luego desde el este, estrechando el cerco en torno a Jan Shijún, uno de los principales bastiones de la oposición que ha sido blanco en el pasado de numerosos y mortíferos ataques, incluido uno con armas químicas perpetrado supuestamente por el Ejército en abril de 2017. 

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los choques entre los dos bandos dejaron 40 muertos en las filas de los combatientes rebeldes y yihadistas, y 21 en las del Gobierno sirio en la jornada de este domingo, segundo día de intensos combates en la zona.

La ONG con sede en Reino Unido pero con una amplia red de colaboradores sobre el terreno aseguró que las fuerzas gubernamentales han logrado su mayor avance en el área desde que lanzaron una ofensiva a finales del mes de abril.

Ver el video 02:20

Los ataques aéreos en Idlib no cesan

Las operaciones militares en el noroeste de Siria se intensificaron en julio y la violencia sólo se detuvo durante pocos días a principios de agosto, cuando el Ejército declaró un alto el fuego unilateral a condición de que se aplicara el acuerdo de Sochi, sellado en septiembre de 2018 entre Rusia (aliada del Gobierno) y Turquía (valedora de la oposición).

Si bien el acuerdo nunca fue respetado del todo, ayudó a reducir las hostilidades en Idlib y detuvo una ofensiva gubernamental sobre la región rebelde, aunque Damasco nunca ha renunciado a recuperar el control total de esta provincia donde viven unos 3 millones de personas, muchos de ellos desplazados de otras zonas del país.

Tras el colapso de la tregua el pasado día 5, las fuerzas gubernamentales, con el apoyo de la aviación Rusia, han golpeado intensamente el sur de Idlib y el norte de Hama, además de áreas próximas de las provincias vecinas de Alepo y Latakia.

eal (efe, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema