Fuerzas Armadas de Rusia: un poder militar sobreestimado | Europa | DW | 28.09.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Fuerzas Armadas de Rusia: un poder militar sobreestimado

Cuando los rusos invadieron Ucrania, Putin presumiblemente creía en una victoria rápida. Eso fue una ilusión, como lo demuestra la movilización parcial ordenada. ¿Cuán fuertes son realmente las fuerzas armadas rusas?

Después de la desaparición de la Unión Soviética, Rusia hizo todo lo posible para mantener su estatus de superpotencia, incluso como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU. Aunque el producto interno bruto del país no le daba una posición destacada entre los Estados, la Unión Soviética no pudo mantenerse económicamente al nivel de muchos países occidentales.

El Kremlin siempre ha justificado en términos militares su afirmación de que Rusia es un gran potencia: se ha dicho por décadas que el país tiene uno de los ejércitos más grandes y poderosos del mundo, equipado incluso con armas nucleares. Como recordatorio constante, el presidente Vladimir Putin le brindaba regularmente al mundo imágenes de desfiles militares perfectamente coreografiados en Moscú o maniobras de sus fuerzas armadas.

Sin embargo, cuán poderoso un ejército realmente es no se demuestra a paso militar en la Plaza Roja, sino en las trincheras del campo de batalla. Y allí, los rusos están siendo humillados en el este de Ucrania por un ejército mucho más pequeño, uno que ni siquiera existía hace unos años. ¿Cómo puede ser?

¿Cuán grande es realmente el ejército de Putin?

En teoría, las fuerzas armadas rusas tendrían un millón de soldados, y en el futuro incluso 1,1 millones, según Margarete Klein, del Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad (Stiftung Wissenschaft und Politik). Pero el tamaño real es menor, explica a DW.

Una gran parte de las unidades rusas activas ya están desplegadas en Ucrania. "Han sufrido grandes bajas de soldados muertos o heridos", señala el experto en defensa. No hay cifras exactas, pero el servicio secreto estadounidense CIS cree que Rusia tiene decenas de miles de muertos y heridos.

Hasta ahora, los regimientos estacionados en la parte asiática de Rusia en tiempos de paz han sufrido, dice George Barros, del grupo de expertos Instituto para el Estudios Bélicos, con sede en Estados Unidos. La idea de que Rusia tiene reservas de soldados listos para la acción no tiene nada que ver con la realidad, aseguró a DW. Según Barros, el curso de la guerra hasta ahora muestra que el mundo ha sobreestimado por mucho tiempo la fuerza del ejército ruso.

Klein, por su parte, explica que Rusia ahora debe llamar a los reservistas para llenar los vacíos que han surgido debido a las pérdidas. En última instancia, de acuerdo a Barros, este era el objetivo de Putin al convocar los reservistas es mantener la línea actual del frente.

Sin formación ni equipamiento al frente

El estado de la fuerza militar de Rusia se muestra por quién está siendo reclutado actualmente para el servicio militar. "Hay hombres que tienen más de 50 años y tienen problemas de salud”, dice el experto en defensa.

Los reservistas deben ser entrenados y equipados antes de ir a la guerra, indica Barros. Sin embargo, muchos solo recibirían uno o dos meses de capacitación, lo cual no es suficiente. Otros son enviados al frente en Rusia sin ningún tipo de entrenamiento o equipo, dice, y difícilmente cree que se puedan lograr éxitos militares con tales reservistas. Solo es probable que aumente el número de muertos y heridos.

Un sacerdote ortodoxo celebra un servicio para reclutados durante la movilización parcial, Bataysk, Rusia (26.09.2022)

Un sacerdote ortodoxo celebra un servicio para reclutados durante la movilización parcial, Bataysk, Rusia (26.09.2022)

Los expertos coinciden en que la amenaza de las armas nucleares pretende intimidar a Occidente. "Esta amenaza no es nueva", afirma Klein. El objetivo es socavar el apoyo occidental a Ucrania y el uso de armas nucleares no sirve militarmente, agrega. Por ejemplo, la misión solo puede tener sentido políticamente cuando el régimen de Moscú se enfrenta a una derrota militar. Sin embargo, Klein considera improbable el uso de armas nucleares. Esto supondría que Putin perdería el apoyo de China o India.

¿Se vislumbra el final de la guerra?

Ted Galen Carpenter, del instituto CATO dice a DW que Rusia quiere un fin rápido de la guerra. Ucrania y Occidente deberían mostrarse dispuestos a negociar. Pero Klein y Barros, que no creen en un final rápido del conflicto, ven las cosas de forma muy diferente. Putin espera que Occidente deje de apoyar a Ucrania. Según Klein, el resultado de la guerra, en realidad, depende de este apoyo continuo.

(rr/jov)

DW recomienda